Familiares exigen que aparezcan los cuerpos

Mientras el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, descartó la desaparición de 11 pobladores tras una incursión militar en la comunidad de Río Seco, en Huanta, los abogados de los familiares de las víctimas ratificaron la denuncia y presentaron un hábeas corpus ante el Poder Judicial de Huamanga contra el presidente Alan García por la desaparición forzada de esas personas, ocurrida el pasado 14 de setiembre.

Por Diario La Primera | 01 oct 2008 |    
Familiares exigen que aparezcan los cuerpos
Caso aún no se aclara.

La medida cautelar, dirigida también contra los ministros Luis Alva y Ántero Flores-Aráoz; y el comandante general de Ejército, Edwin Donayre, está firmada por los letrados Paola Capcha y Willy Córdoba, quienes exigen, además, aclarar las denuncias de los abusos de los militares contra la población civil en la zona del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Lucy Pichardo denunció la desaparición de su hermano Maximiliano Pichardo Férnández, su cuñada Rosa Chávez Iguncha y su sobrina Fresia Pichardo Chávez; así como sus primos Moisés Pichardo y Jesús Pichardo y de Félix Canchanya Limache; además de otras cinco personas cuyos nombres desconoce. Pichardo los da por muertos y lo único que quiere es que le entreguen los cuerpos de sus familiares para darles sepultura.

La muerte de estas once personas cobra mayor veracidad por una versión proporcionada a nuestro diario por una fuente de la Primera Fiscalía Supra-Provincial Especial en Derechos Humanos y Terrorismo, que preside el doctor Andrés Cáceres Ortega.

Según la fuente, el destacamento del Ejército solicitó a la Primera Fiscalía permiso para sepultar a los muertos, a lo que el Ministerio Público se opuso rotundamente.

Otro hecho que llama la atención es que la zona donde se han producido las desapariciones está ahora bajo el control del Ejército peruano que no permite el ingreso de familiares, la prensa, ni el Ministerio Público que quiere indagar sobre lo que ocurrió en ese lugar.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas descartó ayer la desaparición forzada de elementos de la población civil. Mediante comunicado 023-2008-CCFFAA, admitió que se han producido varios enfrentamientos y que producto de éstos se detuvo a 18 presuntos delincuentes narcoterroristas.

Informó que se había abatido durante los enfrentamientos del 8 de setiembre a un delincuente narcoterrorista, que fue trasladado a Satipo por indicación de la Fiscalía; mientras que el 14 de setiembre fueron abatidos cuatro delincuentes narcoterroristas no identificados, cuyos cadáveres no han podido ser levantados. Señala que en la actualidad se atienden en los hospitales de las Fuerzas Armadas 18 miembros de las mismas, heridos por los narcoterroristas.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.