Falsificación y estafa a las FFAA

El contralor Fuad Khoury aseguró ayer ante el Congreso que el contrato suscrito por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la empresa israelí Global CST fue irregular porque no solo violó las leyes de contrataciones y benefició a dicha empresa en perjuicio del Estado, sino que, con el propósito de concretarlo, se habría falsificado una resolución aprobando las bases respectivas.

| 26 febrero 2013 12:02 AM | Política | 1.6k Lecturas
Falsificación y estafa a las FFAA
confirma Contralor en el Congreso y agrega que existen indicios razonables de la comisión de los delitos de colusión y falsedad ideológica.
1699

Durante su presentación en una sesión conjunta de las comisiones de Fiscalización y Defensa, el contralor enfatizó que la acción de control al Comando Conjunto, incluyendo la investigación de la documentación relacionada con la aprobación de las bases administrativas, suscripción, ejecución y pago del contrato del 10 de octubre de 2009, evidenció que existen actos irregulares.

Dijo que existen indicios razonables de la comisión de los delitos de colusión y falsedad ideológica, previstos en los artículos 384 y 428 del Código Penal, dado que las condiciones del contrato y su ejecución beneficiaron a la empresa y defraudaron los intereses del Comando Conjunto y, por ende, del Estado.



RESOLUCIÓN FRAUDULENTA
“Existen dos resoluciones con el mismo número, de la misma fecha y con el mismo sustento. Una de las cuales agrega un segundo artículo aprobando las bases para la contratación de los servicios de asistencia técnica al que se refiere esta reunión. Es decir una resolución describía y contenía un servicio y en su artículo primero lo aprueba y luego aparece otra resolución con el mismo número donde se le agrega un párrafo donde se aprueba el servicio de asistencia técnica”, sostuvo.

Agregó “Es decir la resolución que aprueba es una resolución falsa, fraguada en donde se tiene dos artículos, rápidamente dejaron la anterior donde se aprobaban los servicios originales y también se aprueba al mismo tiempo el servicio de asistencia técnica”.

Explicó que al revisarse el archivo de las resoluciones originales de la secretaría general se identificó que la resolución del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, la 683, del 20 de octubre, con el mismo nombre, fecha y fundamento de otra resolución que aprobó las bases administrativas.

“La resolución original y oficial del proceso de contratación…. no contaba con la aprobación de sus bases administrativas, requisito importante, obligatorio y legal. Es decir, al haber una copia mal hecha, fraguada, quiere decir que las bases no existieron, lo que era obligatorio porque en estas se definen los requerimientos técnicos”, acotó.

SERIAS IRREGULARIDADES
Tras insistir en que la Contraloría no participó en el proceso de suscripción y ni actuó de forma arbitraria, Khoury enfatizó que el contrato suscrito en 2009 se realizó incumpliendo las normas de contratación porque permitió pagar adelantos sin verificar los servicios prestados.

En este sentido, mencionó que el referido contrato estableció el pago de cuatro adelantos a la empresa israelí, en función de los días transcurridos y no de los servicios prestados, como lo establecen las normas de contratación del Estado.

Mencionó que el contrato y las adendas pactadas entre las partes estipularon el pago de nueve millones 100 mil dólares, sin considerar en ese monto el pago de impuestos, lo que elevó el costo del mismo a 13 millones 359 mil dólares que terminaron asumidos por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Sostuvo que este contrato habría significado una pérdida cercana a los 40 millones de soles.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario