Facilitadores piden gestos

De ambas partes, para generar confianza e impulsar el diálogo sobre Conga. No descartan pedir cese de estado de emergencia y de protestas. También creen que construir reservorios no ayuda al diálogo.

| 15 julio 2012 12:07 AM | Política | 1.6k Lecturas
Facilitadores piden gestos
Ambas partes deben ceder para crear mejores condiciones y gestos en favor de los facilitadores.

Más datos

LO QUE PUEDEN CEDER LAS PARTES

Gobierno
- Levantar el estado de emergencia en las tres provincias cajamarquinas.
- Disponer una investigación independiente sobre las cinco muertes.
- Ayudar para la libertad de los 15 detenidos en el Penal de Picsi en Chiclayo.
- Abstenerse de declaraciones beligerantes.

Empresa
- Ordenar la suspensión de los trabajos de Conga.

Contrarios a Conga
- Reabrir las escuelas para que las clases escolares se reanuden. 
- Levantar el paro indefinido.
- Suspender las protestas callejeras.
- Abstenerse de ataques verbales al gobierno.
1673

El diálogo que en su fase preliminar facilitan monseñor Miguel Cabrejos y el sacerdote Gastón Garatea en torno al conflicto sobre el proyecto Conga, requiere de gestos conciliatorios de ambas partes, que ayuden al acercamiento al generar confianza y aliviar la extrema tensión y hostilidad entre ambas partes, que comparten la responsabilidad de la crisis de Conga.

Así lo indica un informe, al que tuvo acceso LA PRIMERA, sobre las gestiones de los facilitadores, que insisten en rehusar ser considerados mediadores pero que consideran convertirse más adelante en garantes de los acuerdos que tomen las partes, en un diálogo que no debe excluir a nadie y en el que debe participar y aportar la empresa minera Yanacocha, pagando “sus pendientes”, es decir, el pasivo que registra con atentados al medio ambiente y a la sociedad cajamarquina.

Según el informe, los facilitadores ha expresado con respeto, pero con firmeza, que ha llegado el momento de que tanto el gobierno como las autoridades y dirigentes de Cajamarca hagan gestos conciliadores, a fin de viabilizar el diálogo.

Otra medida que los religiosos consideran urgente para avanzar es la reapertura de las escuelas cajamarquinas pues, pese a la propaganda mediática que busca negarlo, lo cierto es que los niños y adolescentes no asisten a clases desde el 31 de mayo, por el paro general, lo que consideran un problema grave.

REPLANTEAR ESTRATEGIA
Los facilitadores piensan hacer propuestas concretas de medidas de distensión de ese tipo y no descartan pedir el levantamiento del estado de emergencia y de las protestas que persisten en Cajamarca; pero sobre todo consideran urgente que el gobierno “haga un replanteamiento de su estrategia de seguridad”, lo que pone en cuestión la política de imposición del orden que derivó en los graves incidentes que dejaron un saldo de cinco muertos en Celendín y Bambamarca.

Desde el punto de vista de los facilitadores y de la asesoría que en materia de solución de conflictos brinda el PNUD al diálogo, la crisis de Cajamarca se caracteriza por su extrema gravedad y debe ser enfocada como un problema social, político, técnico, jurídico y humano, y no desde solo un punto de vista, por más que formalmente parezca el indicado y el lógico. Desde un punto de vista jurídico, Yanacocha puede perfectamente construir los reservorios, pero flaco favor le hace al diálogo al construirlos, apunta el informe.

Una fuente eclesiástica dijo que los facilitadores claman para que “no les serruchen el piso” y más bien se les de ayuda para trabajar, en aparente alusión a las altisonantes declaraciones del premier Óscar Valdés y de medios de prensa conservadores, a los que piden no exacerbar la situación “levantando” declaraciones agresivas de una u otra parte y más bien resalten hechos y comentarios concertadores.

“LA VIOLENCIA NO VA”
Para los facilitadores, uno de los objetivos del proceso de acercamiento es desmontar la polarización en torno a Conga. En vez de Conga va – Conga no va, plantean que todos estén de acuerdo en que “La violencia no va”. Aprender a escuchar a la otra parte y entenderla, y restablecer o establecer la confianza es otro aspecto vital para un proceso que los facilitadores insisten en que será largo, pero sostenido, pues para esta semana hay acciones programadas, como la visita a las lagunas y comunidades directamente involucradas en el proyecto Conga.

También dialogarán con representantes del Colectivo Cajamarca, favorable al proyecto, y representantes de la empresa, y con todos aquellos que planteen la necesidad o pertinencia de ser escuchados. Para los facilitadores, el gobierno debería designar a su equipo negociador a fin de instalar las “mesas de trabajo”, pues en Cajamarca no quieren que se les llame más “mesas de diálogo” porque las que conocen no han llevado a ningún resultado, en los hechos.

También aspiran a inculcar a las partes que lo importante no es ganar, sino entender que, si se diera el caso y, no fuera posible ganar, lo que sugiere una amplia gama de posibilidades de solución intermedia al dilema que desde noviembre de 2011, cuando se inició la primera protesta contra Conga en Cajamarca, mantiene el proyecto congelado y al país concentrado y en tensión en torno a ese tema.

El informe referido consigna igualmente en forma rotunda el hecho que la Iglesia Católica, si bien defiende los derechos sociales y el medio ambiente, de ninguna manera está contra la minería y contra la inversión y su interés es la búsqueda de la paz y el entendimiento y evitar nuevas situaciones de violencia como las que el país lamentó recientemente.

Para los facilitadores, el diálogo sobre Conga puede ser el modelo para afrontar y resolver los numerosos conflictos socioambientales pendientes.

EL GOBIERNO
En cuanto al gobierno, indica el informe, sus representantes plantean que la evaluación de la crisis lo ha llevado a la convicción de que tiene la responsabilidad de construir un proceso de diálogo y al mismo tiempo impulsar la nueva política de relacionamiento con las actividades extractivas, con respeto al medio ambiente y a los derechos de las comunidades, que será materia pronto de normas concretas, anunciadas por el presidente Ollanta Humala.

Adicionalmente, la unidad de atención de conflictos será reestructurada y reforzada, con una transformación total de contenidos y métodos de trabajo, para que actúe con eficacia en la solución de los problemas. Hasta le cambiarán de nombre, lo que confirma el fracaso de la unidad actual –que no participa en el diálogo en marcha-, pese a los elogios que le dedicó el primer ministro, Óscar Valdés, hace unos días.

El interés que manifiestan los representantes gubernamentales es tal que tienen asegurado un presupuesto para traer expertos extranjeros que asesoren al país en materia de negociación y solución de conflictos.

YANACOCHA
En cuanto a Conga, han consultado a expertos extranjeros que, teniendo en cuenta situaciones de confrontación en otras latitudes, aseguran que el conflicto cajamarquino puede solucionarse perfectamente mediante el diálogo.

Para los facilitadores, Yanacocha tiene que participar en el diálogo e involucrarse, sobre todo cumpliendo compromisos y arreglando sus problemas pendientes. En vez de construir reservorios, exacerbando los ánimos ya caldeados, debería solucionar el problema del reservorio de San José, que no está funcionando y se ha convertido en emblema de la falta de credibilidad de la minera.

QUELLAVECO ES UN EJEMPLO
El sacerdote Gastón Garatea, uno de los facilitadores para solucionar el conflicto socioambiental por Conga, ha declarado que el acuerdo entre las comunidades de Moquegua y la minera Anglo American en torno al proyecto minero Quellaveco es un ejemplo de lo que puede lograrse en Cajamarca.

“Estamos contentos con el acuerdo entre Moquegua y Quellaveco, porque significa un apoyo para lo que estamos haciendo en Cajamarca. Se puede llegar a acuerdos con los mineros, y en Cajamarca también”, sostuvo.

Recordó que el gobierno, la región Moquegua y la empresa Anglo American y representantes de la población llegaron a un saludable acuerdo para sacar adelante el proyecto minero (cobre) Quellaveco. La empresa minera logró la licencia social del proyecto al aceptar apoyar el plan de desarrollo de Moquegua.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...