Exministro aprista en problemas

Pedro Sánchez, exdirector ejecutivo de la Oficina de Instituciones y Organismos del Estado (OIOE) en la dictadura fujimorista, pretendió justificar ayer la irregular capitalización del Banco Latino con 60 millones de soles provenientes de la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), en 1998, acción por la que la Fiscalía lo ha acusado por malversación de fondos, al igual que al director de “Perú 21”, Fritz Dubois, y la esposa de éste, Cayetana Aljovín.

| 01 abril 2012 12:04 AM | Política | 3k Lecturas
Exministro aprista en problemas
Exfuncionario de Alan García en graves aprietos.
Pedro Sánchez se hace el santo por el salvataje del Banco Latino. Exfuncionario fujimorista pretende justificar malversación.
3074

“Durante la crisis del 2008 muchos países no hicieron lo que se dio en el Banco Latino en 1998, pues el Estado tenía acreencias, y para evitar la quiebra y que se perdieran definitivamente esas acreencias, las capitalizó y permitió que el Banco no se liquidara y entonces tomó posición”, sostuvo.

La Fiscalía acusó a Sánchez, Dubois, Aljovín y también a Reynaldo Bringas y Rosario Almenara Díaz, por ordenar el desvío de fondos públicos administrados por Cofide para la capitalización del mencionado banco privado.

Sánchez minimizó la denuncia fiscal con el argumentó de que “es un hecho ocurrido hace 14 años y que es una situación que no debe darse en un sistema judicial y yo creo que está camino a terminar”.

Sin embargo, el Ministerio Público sustenta que estos funcionarios cometieron el presunto delito de malversación de fondos, porque avalaron la utilización de una partida presupuestal para un fin no establecido en la ley, pese a que el artículo 7 de la Ley de Bancos prohíbe al Estado participar en banca de primer piso.

El exfuncionario fujimorista dijo que el objetivo de esta capitalización “no solo era salvar el Banco Latino, sino también ayudar a que otros bancos privados no cayeran en la misma suerte”.

“Cofide tenía 900 millones en el sistema financiero, y en el Banco Latino tenía 90 millones de líneas de crédito. Si quebraba, la recuperación de esas acreencias tenía una posibilidad absolutamente baja y había el riesgo de que otro banco cayera (Banco Wiese)”, subrayó.

Sánchez defendió este tipo de salvataje y dijo que era parte de la política económica del gobierno de Alberto Fujimori. “Es una decisión de política económica que no se mide en el ámbito penal y no se hizo para favorecer a nadie sino para favorecer al Estado”, indicó, pese a que sucedió todo lo contrario.

LOTE 88
Por otro lado, Sánchez apuntó que responderá, ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso, las dos acusaciones por infracciones constitucionales cuando era ministro de Energía y Minas en el último gobierno aprista, las cuales también ha minimizado.

La primera acusación es por la modificación de la Ley 27133 que permitió negociar y aprobar el contrato de explotación en el Lote 88 que redujo en su totalidad las reservas de gas natural. También se le imputa haber firmado un acta que entrega el uso y aprovechamiento del suelo a la empresa china Shougang.

“Es una potestad del Congreso, en su interpretación, hacer estas acusaciones las cuales responderé adecuadamente en su momento”, recalcó, a tiempo de alegar que las mismas carecen de fundamento.


Javier Solís
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD