Exigen que se investiguen presuntos vínculos de López Meneses con el FBI y la CIA

La posibilidad de una extensión de los vínculos del operador aprofujimontesinista Óscar López Meneses con organismos extranjeros como la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y el FBI (Buró Federal de Investigaciones), debe ser vista con atención e investigada por el Parlamento.

| 16 diciembre 2013 10:12 AM | Política | 1.5k Lecturas
Exigen que se investiguen presuntos vínculos de López Meneses con el FBI y la CIA
Relacionan a López Meneses con la CIA y el FBI
1564

Así lo demandaron a LA PRIMERA el vicepresidente de la Comisión de Justicia del Congreso, Heriberto Benítez y el parlamentario andino Alberto Adrianzén, al comentar la revelación en ese sentido, aparecida en un diario local.

El capitán PNP (r ) Sandro Espinoza Flores, organizador de una fiesta por su cumpleaños, con compañeros de su promoción, en la que tuvo como “invitado” de honor a López Meneses, y de quien incluso se ha jactado de ser su “amigo”, se refirió sobre los posibles contactos de este último con dichas agencias del gobierno de Estados Unidos.

Mi amigo es muy inteligente. Tanto es así que la CIA y el FBI se lo pelean. Óscar López Meneses no es cualquier sujeto”, arguyó.

Y graficó su amistad con el operador de esta forma: “López Meneses es mi amigo. Lo conozco desde el 2001, cuando yo era alférez y trabajaba como seguridad en el penal de mujeres de Chorrillos”.

Para luego detallar que “cuando escoltaba a las presas por terrorismo para que asistieran a sus diligencias en la Base Naval del Callao, en ese lugar me encontré con López Meneses… En la Base Naval todos saludaban a López Meneses y me cayó bien”.

“Desde entonces somos amigos y no tiene nada de malo. Osquitar es mi ‘pataza’, ‘mi broder’ y no me avergüenzo”, argumentó sin ningún rubor Espinoza al diario “La República”.

HAY QUE INVESTIGAR

Ante esta situación, el congresista Heriberto Benítez manifestó que la comisión parlamentaria que investiga la infiltración del montesinismo y López Meneses en el Estado “debe determinar si es cierto o no que los niveles de relaciones de este operador quedan solo dentro del Perú o si estos tenían tentáculos afuera”.

Me parece un poco difícil pensar eso. Pero, dentro de la investigación, habrá que determinar si era un soplón de la CIA y del FBI. Habrá que verificar eso. De todas maneras, la Comisión debe investigar (este asunto)”, puntualizó.

De igual parecer fue el parlamentario andino Alberto Adrianzén, al indicar que esta presunta relación de López Meneses con la CIA y el FBI tiene que ser investigada por las instancias correspondientes, es decir, el Parlamento y el Ministerio Público.

Es muy probable que Montesinos operaba con la CIA ¿no? Por lo tanto, siendo López Meneses una persona muy cercana y un operador de Montesinos, me imagino que podría haberse involucrado. Pero eso tiene que ser investigado”.

VÍNCULOS DE MONTESINOS CON LA CIA

Las relaciones de López Meneses con el sentenciado exasesor Vladimiro Montesinos es por demás conocida. Y este último personaje, que gobernó en la sombra el Perú, durante la década 1990-2000, mantuvo estrechas vinculaciones con la CIA, las mismas que han sido debidamente certificadas por una serie de hechos que se remontan a la década de los ‘70.

Por lo que no sería nada extraño que el denominado “delfín” del “Doc”, haya seguido sus pasos.

Desde finales de los años ‘60, cuando era un joven oficial del Ejército, Montesinos demostró un talento especial para ejercer influencia vinculándose a poderosas figuras de la clase dominante. En 1973 llegó a ser el ayudante personal y asesor del general Edgardo Mercado Jarrín, quien era primer ministro, ministro de Guerra y comandante en jefe de las fuerzas armadas del gobierno militar del general Velasco (que expulsó a los asesores militares de Estados Unidos y compró armas de su principal rival, la ex Unión Soviética).

Y, según la autobiografía de un mayor del Ejército, durante esa época la CIA reclutó a Montesinos. En ese tiempo, la agenda semanal del presidente Juan Velasco llegaba a la embajada estadounidense casi tan pronto como Vladimiro la aprobaba.

Cuando se descubrió que Montesinos tenía un documento importante que desapareció de la caja fuerte del general Mercado, varios oficiales sospecharon que le estaba dando secretos militares y gubernamentales a la CIA, pero no pudieron echarlo.

En 1976, sus enemigos lograron enviarlo a un puesto remoto cerca de la frontera de Ecuador. Pero, dos días después, Montesinos regresó a Lima y fue a la embajada estadounidense, donde recibió una invitación oficial para viajar a Estados Unidos. Fue una clara señal de que, a los ojos de Washington, era un agente importante.

En Estados Unidos se identificó falsamente como asesor del primer ministro. Se reunió con funcionarios del Departamento de Estado y de la CIA, y dio charlas en la Universidad Interamericana de Defensa. Cuando regresó a Perú, lo arrestaron y lo acusaron de “traición a la patria”, lo que se castiga con la pena de muerte, pero la acusación se anuló. En 1977 lo condenaron por mentira y deserción, lo expulsaron del E jército y lo sentenciaron a un año de cárcel. Y parecía que la historia había acabado.

Sin embargo, cuando el exdictador Alberto Fujimori tomó posesión de la presidencia del Perú, en julio de 1990, escogió a Montesinos como asesor personal. Y, desde esa posición de poder, este último puso a sus aliados en puestos clave del Ejército, la Policía y los ministerios.

Y cómo era de esperarse, Montesinos también reactivó sus vínculos con la CIA, si es que acaso los suspendió. Con regularidad iba a reunirse con el jefe de estación de la agencia de inteligencia americana, en Lima, y recibió una invitación a la sede de la Agencia, en Langley, Virginia.

En 1992, pocos meses después del autogolpe, un grupo de congresistas norteamericanos le preguntaron al Departamento de Estado sobre las relaciones de Estados Unidos con Montesinos. Estaban preocupados porque esa relación podía resultar embarazosa, como en el caso de Manuel Noriega, en Panamá. La investigación del Congreso estadounidense concluyó: “La CIA tiene una relación con él. Es un personaje muy valioso”. Y esta fortísima relación de la CIA con Montesinos se mantuvo incólume hasta la caída de la dictadura fujimontesinista, en diciembre de 2000.

Además, nuevos documentos desclasificados por el gobierno de Estados Unidos complementados por testimonios de funcionarios estadounidenses y peruanos, recogidos en una investigación del Centro para Integridad Pública y publicados en el diario The Miami Herald, revelaron que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) pagó a Vladimiro Montesinos 10 millones de dólares por sus “servicios”, entre los años 1990 y 2000, a pesar de que ésta conocía sus vínculos con narcotraficantes colombianos. La Primera

CASO LÓPEZ MENESES INVOLUCRA A DIVERSOS PARTIDOS Y GOBIERNOS

El montesinismo sigue vivo

La legisladora de Perú Posible, Carmen Omonte, dijo el montesinismo no ha muerto y que el caso Óscar López Meneses ameritará un trabajo cuidadoso y concienzudo del Ministerio Público y del grupo investigador del Congreso, por involucrar a diversas fuerzas políticas y gobiernos.

Va más allá que solo el resguardo irregular e ilegítimo de su vivienda y la de su padre. No sólo recae en el actual gobierno, sino en los anteriores”, señaló.

Recordó los vínculos apristas de López Meneses y su relación con Agustín Mantilla, exsecretario general del Partido Aprista. Mencionó además al congresista José Urquizo, quien a su vez habría tenido cercanía con el Apra y el fujimorismo.

Omonte, legisladora de Perú Posible, dijo que el montesinismo no ha desaparecido en el país, por lo que espera que con el trabajo de la comisión se pueda llegar a la verdad.

Que Montesinos esté en la cárcel no significa que su influencia ejercida en una década, haya desaparecido. Probablemente ha permanecido constante dentro de una red. Eso preocupa a todo el país”, subrayó la primera vicepresidenta del Congreso.

No podemos volver a poderes ocultos, mafiosos y dañinos para nuestras instituciones”, agregó.La Primera

NO VOLVERÁ A CARECER DE QUÓRUM

Grupo investigador sesiona el miércoles

El presidente de la Comisión López Meneses, Víctor Andrés García Belaunde, se comprometió en hacer todo lo posible a fin de que este miércoles haya quórum para cumplir con encargo del pleno.

Sé que hay voluntad de que no vuelva a darse esa situación”, dijo el congresista al ser consultado sobre la ausencia de quórum en la anterior reunión, el viernes pasado, frustrando alcanzar resultados concretos.

Precisó, asimismo, que este miércoles la comisión continuará con la aprobación de su plan de trabajo, ya que solo falta dar algunos toques finales al mismo.

En tal sentido, no se ha previsto realizar convocatoria alguna a cualquiera de los involucrados en este caso”, añadió.

Dijo haber conversado con los demás miembros de la comisión investigadora y haber encontrado en ellos la voluntad de asistir con puntualidad a las convocatorias que se harán.

Esa sesión en la que no tuvimos quórum fue la primera y la última en la que eso ocurrió”, garantizó el parlamentario.

La Comisión Investigadora analiza, entre otros puntos, la irregular vigilancia policial dada a López Meneses; señalado exoperador del sentenciado Vladimiro Montesinos, exasesor presidencial de Alberto Fujimori.

Para su última sesión, realizada el viernes pasado, solo se contó con la presencia de García Belaunde, Cecilia Tait, Casio Huaire y Enrique Wong. Los demás integrantes se excusaron o simplemente no asistieron.

SANCIONES PARA POLICÍAS

Ante el escándalo de la “fiesta policial”, organizada por el exsuboficial Sandro Espinoza y en la que el “plato fuerte” fue la participación de López Meneses, el director de la Policía Nacional, general Jorge Flores Goicochea, expresó su indignación y rechazo, al tiempo de ordenar una inmediata investigación de la Inspectoría General de su institución a los cuatro policías participantes por su vínculo con López Meneses. “Y no vamos a tapar a nadie”, advirtió. “Lo que se me informa es gravísimo. No se puede permitir que un policía en actividad se reúna con un personaje como Óscar López Meneses y se tome fotografías alegremente. Esto es una burla a nuestra institución”, exclamó Flores. Además, del anfitrión Sandro Espinoza y la suboficial Miñano Donayre participaron en la cita con Óscar López Meneses, con fotografía incluida, el mayor PNP Jorge León Borja, oficial que labora en la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote); el mayor Reber Córdova Yucra, oficial de la División de Investigación de Robo de Vehículos (Dirove); el capitán Pedro Llontop Campoblanco, quien trabaja en la Comisaría Sarita Colonia, cerca de la Base Naval del Callao; y el mayor Omar Puente Auccapoma, piloto de la Dirección de la Policía Aérea (Dipa).

Javier Soto

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital