Estrategia mediática presiona por indulto

Los exprocuradores Pedro Gamarra y Ronald Gamarra coincidieron en sostener que la insistencia del abogado César Nakazaki, en que la salud del exdictador Alberto Fujimori es grave y califica para un indulto humanitario, expresa una estrategia mediática para sensibilizar y presionar al presidente Ollanta Humala con el fin de lograr la liberación y la impunidad del reo de la Dinoes.

| 29 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 1.9k Lecturas
Estrategia mediática presiona por indulto
Abogado se la juega por indulto.
Señalan exprocuradores al comentar insistencia de Nakazaki en que su defendido está grave y tiene que salir.

Más datos

DETALLE

El exprocurador Ronald Gamarra indicó que sería preciso que esa junta médica estuviera integrada por un médico de la familia de Fujimori y otro designado por los deudos de las víctimas de La Cantuta y Barrios Altos.
1982

Pedro Gamarra dijo que el asunto se está manejando como una estrategia para poner en vigencia el tema del indulto de Fujimori y de esa manera colocar en la palestra la discusión en torno al caso a través de los medios de comunicación.

“No entiendo por qué lo están poniendo en vigencia. Fujimori, como toda persona que sufre de un mal que podría convertirse en cáncer, necesita de un tratamiento para la depresión”, indicó sobre el estado del exgobernante condenado a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad y corrupción, de los que se declaró culpable en el juicio en su contra.

El exprocurador aclaró que esos males de ninguna manera significan que el exdictador está en estado terminal. “A todos nos queda claro que la situación del condenado Alberto Fujimori no es terminal y por ello no le corresponde un indulto humanitario”, afirmó.

“Lo que están haciendo los fujimoristas es una labor de sensibilización, para que la gente empiece a pensar que Alberto Fujimori está grave y eso es parte de una estrategia mediática que utiliza el abogado César Nakazaki para lograr la liberación de su defendido”, advirtió.

Pedro Gamarra expresó que el parte médico del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (Inen) no revela que el recluso de la Dinoes se encuentra en un estado terminal. “Fujimori está cumpliendo una condena y su diagnóstico depende del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe)”, dijo.

“Si se pone grave, el Inpe tendrá que convocar a una junta médica. Fujimori es una persona que está pasando por una situación de salud que requiere de un cuidado como cualquiera. Más bien sus familiares deberían preocuparse cómo pagar las reparaciones civiles, porque Fujimori no ha pagado ningún centavo a los familiares de las víctimas, pese a que su condena lo obliga a hacerlo”, remarcó.

A su turno, Ronald Gamarra sostuvo que César Nakazaki debería centrar la defensa de Fujimori en base al Derecho y no a la medicina. “El documento presentado por Caretas, al margen de si demuestra que Fujimori está en un estado terminal o no, no puede servir de pretexto para un indulto”, manifestó.

“Si es que los familiares de Fujimori presentan una solicitud de indulto, el cual repito es improcedente, le correspondería al Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) establecer una junta médica para realizar un informe médico”, sostuvo.


Llamil Vásquez
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD