Están dejando sin voz a la mayoría de los seres humanos

La dictadura del capital en esta fase del capitalismo tardío ha impuesto, de acuerdo al periodista de “Le Monde” Ignacio Ramonet, el reinado de verdaderos megalatifundios mediáticos en las sociedades occidentales del siglo XXI.

| 22 julio 2014 05:07 PM | Política | 1.4k Lecturas
Están dejando sin voz a la mayoría de los seres humanos
Están dejando sin voz a la mayoría de los seres humanos
Quieren silenciar la voz de los sin voz, pero no podrán.
1412

Esta concentración antidemocrática y contraria a los derechos humanos en los medios -radio, televisión y prensa escrita- está dejando sin voz a la mayoría de los seres humanos. Porque la voz que transmiten y dejan escuchar esos megalatifundios mediáticos es la voz de esas 1,175 personas que controlan 147 sociedades de capital de riesgo que dominan a las 43,070 transnacionales que controlan los mercados del mundo: medios de comunicación, sistema financiero, tierras, agua, alimentos e intentan obscena y esquizofrénicamente mercantilizar a la madre naturaleza.

En el Perú, la concentración mediática está dejando sin voz a millones de peruanos pobres, obreros, campesinos, pueblos indígenas. Porque lo que los medios publican, difunden, opinan, proponen y ofrecen no son las luchas, la resistencia, las aspiraciones, las demandas y los sueños de la mayoría de los peruanos excluidos.

Uno de pocos medios existentes en el Perú que ha decidido por razones morales, políticas y sociales ser la voz de los sin voz es este diario, dirigido por el maestro César Lévano La Rosa. Esa es la razón y la causa de fondo de porqué se le quiere quitar el nombre; se le quiere enmudecer y callar.

Porque este diario, donde tengo el honor de escribir, no es parte de ese coro unánime, sumiso, autocomplaciente y uniforme como son la mayor parte de los medios del Perú. Sus páginas tienen ese tono crítico y autocrítico que, como decía Octavio Paz, es la señal de la democracia y la modernidad en la sociedad global.

El pueblo, que ha hecho suyo este diario combatiente por la justicia y los derechos de los más pobres, seguirá hablando y luchando a través de sus páginas. Porque como en el mito de Inkarrí, mutilado y acallado por los poderes coloniales, volverá a hablar y será siempre la voz que ningún poder podrá silenciar porque es la voz del pueblo mayoritario del Perú.

Por: Róger Rumrrill


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital