Está descalificada

Mientras el Congreso enviaba de regreso la propuesta para contralora sin la firma del primer ministro y García tenía que elaborar un nuevo documento, crecía la corriente parlamentaria contraria a apoyar el nombramiento de Ingrid Suárez, ante el descubrimiento que la empresa de la candidata buscó lograr beneficios indebidos de un organismo público dependiente del ministerio del que ella era asesora.

Por Diario La Primera | 31 dic 2008 |    
Está descalificada
Descubren perlas de candidata oficial del presidente García.
Socio Opus Dei de candidata a contralora Ingrid Suárez estaba tras negociado contra el Estado.

La ingeniera Soraya Suárez tiene ahora un grave problema para su postulación a un cargo de enorme responsabilidad como es la Contraloría, ya que, de acuerdo a la ley vigente es impedimento para ejercer ese cargo: “e) Tener cuentas pendientes de rendición con la Administración Pública o con empresas que integran la Actividad Empresarial del Estado” (artículo 29, inciso e), y evidentemente hay un caso en pleno proceso de investigación. El proceso que se sigue a José Lavandera Sánchez por intervenir a favor de Amerinco S.A., la empresa que formó con Suárez, debe además derivar necesariamente a la Contraloría (ya debería estar ahí), por lo que no podría esperarse que la nueva contralora intervenga en un caso que la compromete directamente.

El segundo punto es que el Perú (y queremos pensar que tampoco la comisión Webb) no había sido informado de los lazos entre Soraya Suárez y el Opus Dei, y la aspirante no mencionó ser co-propietaria de Amerinco S.A. Si los datos que hemos presentado muestran la facilidad con la que fue copando el Ministerio de la Producción (tenemos más nombres de asesores de la congregación), ¿qué pasará con la Contraloría si llega una avanzada de Rafael Rey? Si hasta en el Vaticano lo objetan para el cargo de embajador, por pertenecer a un sector religioso que tiende a favorecer a los suyos en desmedro de los demás, ¿cómo podemos darle aquí, en el Perú, un poder tan grande como el que representa la Contraloría?

Destape con cola
El destape que hace el diario “La República” en su edición de ayer, sobre el proceso de control interno abierto en el Ministerio de la Producción contra José Florentino Lavandera Sánchez, socio de la candidata a contralora en la empresa de alimentos Amerinco S.A., por haber hecho gestiones incompatibles a favor de esa misma empresa usando su condición de asesor del ministerio, va a traer mucha más cola de la que puede suponerse.

En primer lugar porque aquí ha saltado a la evidencia las relaciones de Ingrid Soraya Suárez Velarde con el Opus Dei, congregación religiosa que integran activistas civiles como el ex ministro Rafael Rey y el mismo José Lavandera, de nacionalidad española, empresario y soltero como todos los del grupo. O sea Ingrid Soraya era en el año 2004 socia de una persona muy cercana a Rey por motivos político-religiosos, y en el 2007 los dos se convierten en asesores del ministerio pasando a formar parte de la flexible planilla del PNUD, dentro del proyecto “Implementación y Modernización del Ministerio de la Producción”.

Lavandera fue asignado a la oficina de administración con 8 mil soles de sueldo y Suárez al despacho ministerial con 13 mil. Pero esto no disolvió la sociedad ni impidió a Lavandera seguir figurando en las fichas de Sunarp como gerente general. En febrero de 2008, en su personalidad de asesor, el español ofició al director del Instituto Tecnológico Pesquero ITP, solicitándole que adopte las disposiciones necesarias para ingresar a producir un tipo de conservas de pescado bajo las estipulaciones técnicas de las que Amerinco S.A. importa desde España. Obviamente se trataba de aprovechar las condiciones técnicas del Instituto para generar resultados que pudieran ser aprovechados en su beneficio. Este pedido fue recusado por el director del ITP, a pesar de las presiones de otros asesores, evidentemente respaldados por el ministro Rey.

El 3 de octubre, se dispuso manu militari cambiar al director de la institución, y reemplazarlo por el Ing. Miguel Gallo, director de Investigación y Desarrollo, precisamente la persona que habría tenido a su cargo desarrollar la propuesta productiva si se le hubiera dado el pase. Días después, sin embargo, el propio Rey tuvo que dejar el fajín con el dolor de su corazón, lo que ha dado origen a una etapa de revisión en el ministerio, dentro de la cual Suárez Velarde no ha sido recontratada.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.