EsSalud con las cuentas azul

Álvaro Vidal, presidente de EsSalud, nos habla del programa de mejora de atención a los asegurados, de la meta de dotar de seguridad social a toda la población, de las perlas que encontró de la gestión aprista y del por qué de la campaña que busca su salida del importante puesto que desempeña desde agosto del año pasado.

| 20 abril 2012 12:04 AM | Política | 2.6k Lecturas
EsSalud con las cuentas azul
Alvaro Vidal y las cuentas claras.

Más datos

“Hemos creado el programa del buen trato al paciente, que en buena cuenta es el objetivo número uno de esta gestión. En tres meses ya se va a notar el cambio, antes de Fiestas Patrias”.
2664

—-Hace poco usted indicó que se había encontrado varias irregularidades en hospitales nuevos inaugurados por la gestión del gobierno aprista en EsSalud.
—Al asumir la gestión encontramos una serie de brechas. Una primera es la de infraestructura, es decir que a nivel nacional faltan hospitales desde el primer nivel de atención, hasta el nivel de alta complejidad. Encontramos hospitales construidos, semi equipados algunos, otros equipados parcialmente. Al verificar en el terreno, nos dimos con la sorpresa que había graves fallas en muchos de los hospitales, y aún así habían sido inaugurados durante la gestión pasada con inmensas placas con el nombre del gobernante anterior, y de la gestión aprista de EsSalud.

—Algunos ejemplos de eso.
—En el hospital de La Oroya, en la unidad de cuidados intensivos goteaba el techo cuando llovía. Y así en otras áreas críticas. No puede ser que en un hospital nuevo pase eso.

—Y eso tiene que ver con actos de corrupción en la construcción…
—La auditoría que se hizo en EsSalud tuvo como resultado que la auditora internacional KPMG se abstuvo de opinar dado el desorden de los documentos contables.

—¿Y eso qué significa?
—Que hay irregularidades. Cuando una empresa del prestigio de KPMG se abstiene de opinar sobre un informe de auditoría en una institución como EsSalud, que maneja 6,720 millones al año, es bien grave. Estamos hablando de más de 2 mil millones de dólares.

—Es más plata que lo que tiene el Ministerio de Salud.
—Que varios ministerios.

—¿Qué más encontraron?
—Las cuentas en rojo. Un déficit de 451 millones de soles.

—¿Ese déficit ya se ha cerrado?
—Sí, con una política de racionalidad en el gasto. Con austeridad en bienes y servicios.

—¿Y eso no impacta en las atenciones a los asegurados?
—No necesariamente, porque hemos racionalizado la austeridad. La gestión anterior había usado parte de las reservas técnicas por el orden de 205 millones de soles, más un préstamo que se había hecho al Banco de la Nación por 150 millones de soles. Para cubrir la brecha hemos tenido que aplicar orden en las cuentas. Y eso que con el retiro de los aportes de las gratificaciones de julio y diciembre, dejamos de percibir 360 millones en Fiestas Patrias y 360 en Navidad.

—Fue un golpe duro a las cuentas de EsSalud.
—Sí. Pero además el Ministerio de Economía y Finanzas nos obligó a obtener un superávit de 138 millones el año pasado fruto de una norma aprobada en el gobierno anterior. Es decir, por un lado nos quitaron 720 millones y por otro lado nos obligaron a ahorrar 138. Estamos hablando de cifras muy grandes.

—¿Y la atención a los asegurados?
—Aún así hemos logrado estabilizarnos, cerrar todos los déficits, devolver la reserva técnica a su nivel y lanzar un programa para mejorar la atención del asegurado.

—Antes de pasar a ese tema, ¿qué otro hospital inaugurado por el gobierno aprista en EsSalud tiene fallas?
—El Hospital de La Merced que lo encontramos recién construido. Hubo una lluvia fuerte en la zona y el piso se levantó como una cáscara. En las salas de hospitalización encontramos equipamiento incompleto. Además hay varios expedientes técnicos no concluidos y en algunos hospitales más de cien observaciones técnicas. Hemos tenido que levantarlas una por una. Todos estos hospitales fueron inaugurados antes de agosto de 2011, con inmensas placas.

—¿Y ya solucionaron ese tema a casi ocho meses de gestión?
—Sí, hemos levantado las observaciones y reparado todas las fallas. Hemos terminado de equipar. Había lugares donde estaban los tomógrafos de alta calidad y alto costo envueltos en papel plástico. Cada uno cuesta más de medio millón de dólares. ¿Cómo puede ser que construyan un hospital y se olviden del espacio para poner el tomógrafo? Tiene que ser un ambiente especial, revestido, las puertas tienen que estar cubiertas con plomo para que no pasen las radiaciones y no haga daño a la gente. Una serie de condiciones para que los tomógrafos puedan funcionar. Y como eso no había, tercerizaban. Parece que se olvidaban a propósito de estos espacios.

—Si bien me dice que estos problemas en hospitales junto a los déficit financieros han sido solucionados, aún para el asegurado de a pie, el que tiene problemas en las citas, la atención deja mucho que desear, ¿qué están haciendo al respecto?
—Hemos creado el programa del buen trato al paciente, que en buena cuenta es el objetivo número uno de esta gestión. La población asegurada tiene una sensación de insatisfacción frente a la atención que se le da. Es por eso que hemos creado este programa, estructurado con indicadores, metas, cronogramas, responsables y evaluadores.

—¿Cómo así?
—Por ejemplo, vemos el número de quejas de los hospitales, en tres meses debemos atender y corregir el 50 por ciento, en seis meses bajaremos a 25 por ciento y en un año a cero. El programa del Buen Trato está a cargo del Defensor del Asegurado, Dr. Luis García Corcuera. Ahora bien, el programa se centra en reforzar el primer nivel de atención y la posta, el policlínico, el hospital 1, el hospital 2 tienen que ser repotenciados para darle capacidad de resolución… Es un programa integral.

—¿Y cuándo el asegurado va a sentir la mejora?
—En tres meses ya se va a notar el cambio, antes de Fiestas Patrias.

—Pero hay una campaña que no descansa contra usted en diversos medios…
—Nuestra apuesta es la seguridad social universal, seguridad social para todos. El presidente Humala lo planteó en la campaña: la seguridad social es un derecho humano, la salud es un derecho humano, etc. En ese contexto, luchamos por extender la seguridad social. A diciembre tendremos 10 millones de asegurados y somos 30 millones de habitantes. Estamos todavía al 30 por ciento, la tarea es grande. En otros países de la región como México y Costa Rica, la seguridad social alcanza al 90 por ciento de la población. En el Perú no pasa eso porque ha habido una depredación del seguro social. Nosotros estamos haciendo una gestión transparente, la Presidencia Ejecutiva de EsSalud no es una mesa de negocios, yo no tengo por qué recibir a los proveedores, para eso están las gerencias, para que hagan los concursos públicos abiertos y transparentes. Por eso, los que antes hacían negocios aquí, me miran como su enemigo y no se detiene la campaña en mi contra. Pero el que dice la verdad no teme, ni ofende. Soy servidor público de 10 millones de asegurados, 5 que aportan y 5 de derecho habientes, y seguiré trabajando por ellos dedicadamente.

GRAVES FALLAS
“Al verificar en el terreno, nos dimos con la sorpresa que había graves fallas en muchos de los hospitales, y aún así habían sido inaugurados durante la gestión pasada con inmensas placas con el nombre del gobernante anterior, y de la gestión aprista de EsSalud”.


Carlos Alonso Bedoya
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD