Espionaje chileno quedo en nada

El enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre el Perú y Chile, a raíz del espionaje chileno en agravio de nuestro país, fue superado después que el gobierno chileno ofreció de “manera explícita” las satisfacciones del caso al Perú, según dijo el presidente Ollanta Humala.

| 30 abril 2015 11:04 AM | Política | 1.2k Lecturas
Espionaje chileno quedo en nada
Espionaje chileno quedo en nada

Más datos

Presidente Ollanta Humala dispuso restablecer relaciones con el vecino del sur, el embajador peruano en Santiago, Fernando Rojas, regresa hoy a su sede.
1200

En un mensaje a la Nación, el Jefe de Estado afirmó ayer que “la posición firme y patriótica” que asumió el gobierno peruano ante el caso del espionaje, “permitió cristalizar una salida satisfactoria” a la crisis entre Lima y Santiago.

Ollanta Humala resaltó la actitud constructiva y de diálogo del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet al deplorar estos hechos en el ánimo de seguir avanzando en el camino de la cooperación e integración entre nuestros pueblos.

Afirmó que el gobierno chileno, en la adenda de su segunda respuesta, expresó de manera explícita sus satisfacciones al gobierno del Perú por el caso de espionaje denunciado.

Oficiales de la Armada chilena reclutaron a suboficiales de la Marina peruana que les daban información clasificada a cambio de dinero, después que el gobierno peruano presentó la demanda de delimitación marítima con Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Tras confirmarse que tres marinos peruanos fueron pagados para dar información secreta a Chile entre el 2005 y 2012, el gobierno de Humala protestó enérgicamente y decidió retirar temporalmente a su embajador en Santiago.

Exigió a Chile que pida disculpas y dé una pronta respuesta que contenga los resultados de la investigación interna que se ejecutó en Chile, así como la seguridad de que no se repetirán estos casos de espionaje.

Ollanta Humala aseguró ayer que con las satisfacciones ofrecidas por Chile, el Perú “da por concluida esta lamentable situación”, originada por el espionaje.

También dijo que una vez superada la crisis, el Perú debe implementar con Chile “una política activa de construcción de confianza mutua tanto en el nivel oficial como en la sociedad civil”.

Igualmente, quiero incidir en el propósito de avanzar en una agenda bilateral de futuro que redunde en beneficio de ambos pueblos así como en la posibilidad de reforzar el trabajo conjunto que viene desarrollándose con participación de los dos países en mecanismos de integración regional y coordinación global”, expresó.

Ollanta Humala señaló que las satisfacciones de Santiago “destierran viejas prácticas que han resultado muy negativas para las relaciones bilaterales”.

Para concluir, indicó que dispuso el restablecimiento de las relaciones con Chile y que el embajador Fernando Rojas retorne a Santiago.

BACHELET

Simultáneamente, el gobierno de Chile expresó su satisfacción con el acuerdo alcanzado con el gobierno peruano, luego de contactos al más alto nivel entre sus autoridades.

Al mismo se comprometió a excluir en el futuro hechos como “los reportados y discutidos” ratificando al gobierno del Perú su voluntad de seguir avanzando en la construcción de una agenda bilateral de futuro que beneficie a ambos pueblos sobre bases de confianza, respeto recíprocos, e integración regional.

En un comunicado de prensa oficial, el gobierno chileno deploró los hechos de espionaje expuestos por el Gobierno del Perú señalando que ellos no tienen cabida en las relaciones bilaterales que interesa consolidar.

ADEMÁS

Al mismo tiempo, indicó, se ha reiterado al Gobierno del Perú que el Gobierno de Chile no ha autorizado ni autorizará actos de espionaje fuera de su territorio y que no los tolerará en el propio.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital