Especialista habla de las causales

La Constitución adolece de un vacío enorme en lo referido a la vacancia del presidente por delitos evidentes de corrupción, lesa humanidad u otros. “El presidente puede ser corrupto, narcotraficante o lo que sea, pero no se le puede defenestrar por esos delitos”, señaló el constitucionalista Francisco Eguiguren.

Por Diario La Primera | 13 febrero 2009 |  427 
427  

La razón, según explicó, es que el presidente sólo puede ser revocado por muerte; por permanente incapacidad física o moral declarada por el Congreso; por renuncia del presidente, aceptada por el Congreso; por salir del territorio nacional sin permiso del Congreso, o por no retornar a éste dentro del plazo autorizado; por destitución impuesta por el Congreso, en los supuestos específicos de acusación constitucional previstos en el artículo 117 de la Carta (traición a la patria, impedimento de la realización de elecciones o disolución del Congreso fuera del supuesto previsto en el artículo 134 de la Constitución).

El presidente García no puede ser sujeto de acción judicial, aunque cometa graves acciones. El único cargo para poder vacarlo podría ser el de incapacidad moral, pero dado que no puede ser enjuiciado para probar su autoría, tendríamos que estar frente a hechos sumamente notorios.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario