Escapan de la censura

El jefe del gabinete, Yehude Simon, y con él todo el Consejo de Ministros, está a punto de librarse de la censura, pues, aunque la mayoría de bancadas políticas ha pedido su cabeza, el tiempo jugaría a su favor al no quedar más que una semana de legislatura, insuficiente para cumplir el protocolo establecido por el reglamento del Congreso para interpelar al gabinete y mandar a sus integrantes a su casa por su responsabilidad política en los trágicos acontecimientos de Bagua, Amazonas.

Por Diario La Primera | 23 jun 2009 |    
Escapan de la censura
Yehude Simon quiere esquivar al Congreso para escapar de la censura, mientras en las calles las protestas aumentan.
Aunque la mayoría de congresistas coinciden en que el premier y los ministros deben irse, el tiempo no alcanzaría para votar su censura.

Más datos

DETALLE

Cabanillas blindada
Oswaldo Luízar, del Blolque Popular, declaró que espera explicaciones sobre la descoordinación entre el Ministerio del Interior y el de Defensa, que habría sido una de las causas de las muertes de 24 policías en Bagua. “Si la ministra Cabanillas no da una respuesta clara procederemos a la censura”, declaró.

El reglamento del Congreso, en sus artículos 83 y 86 establece los mecanismos para llevar a cabo la interpelación de los ministros y la presentación de una moción de censura, lo cual podrá hacerse entre el cuarto y el décimo día posteriores a la interpelación. Una vez presentada la proposición de censura, será debatida en el siguiente pleno del Legislativo.

La actual legislatura termina indefectiblemente el 30 de este mes, tan sólo seis días después de la interpelación que se realizará en el pleno de mañana, de no mediar más dilaciones, porque el premier Yehude Simon tiene previsto viajar a Sicuani, Cusco, y no está programado ningún otro pleno.

Por eso, el congresista Víctor Andrés García Belaunde opinó que, al parecer, “al premier lo salvará la campana o la maniobra. Para volver a ampliar la legislatura debe votar la mitad más uno (de representantes) y para una legislatura extraordinaria deben votar a favor los 3/5 del quórum. Veo muy difícil que proceda la censura”, concluyó.

Voluntad no es suficiente
A sólo un día de la interpelación en el Congreso, voceros y representantes de distintas vertientes políticas declararon a LA PRIMERA sobre sus expectativas. En opinión de Juan Carlos Eguren, de Unidad Nacional, “Simon no debe seguir. Esperaremos sus descargos democráticamente y solicitaremos una legislatura extraordinaria si es necesario”, mencionó.

Carlos Raffo (fujimorismo) dijo que “si no renuncia, en el Parlamento nos ocuparemos de él. No aceptaremos ninguna treta del gobierno”.

También el vocero de Alianza Nacional, Juan Perry, expresó su rechazo a la gestión del premier. “Simon no está a la altura del cargo y hay firmas suficientes para censurarlo”, afirmó. Carlos Cánepa, de Unión por el Perú, y Daniel Abugattás, del Partido Nacionalista, coincidieron en afirmar que esperan los argumentos del premier antes de pronunciarse.

Premier no asume responsabilidad
La palabra renuncia no existe en el vocabulario del jefe del gabinete ministerial, Yehude Simon, quien continuó negándose a asumir su responsabilidad política por el mal manejo del conflicto amazónico que, luego de los muertos de Bagua, culminó temporalmente con el retroceso del gobierno, que derogó dos de los decretos legislativos cuestionados.

Simon volvió a decir que no se siente culpable de nada, sino que más bien hizo de todo para ayudar al país a la pacificación y el diálogo.

“Aquí no hay un culpable, sino todos somos culpables”, indicó y agregó, en tono molesto, que se equivocan quienes afirman que una eventual censura contra él en el Congreso lo podría “desaparecer” de la escena política, y que nadie puede hablar de cadáveres políticos, más aún si hizo todos los esfuerzos para solucionar el conflicto amazónico.

Sobre una posible censura en el Parlamento, repitió lo dicho por el jefe de Estado, Alan García, que “el Congreso tiene su papel y si quieren censurar ellos tienen que asumirlo, es cuestión de conciencia. Yo no me voy a lanzar contra el Congreso de la República, ellos son gente inteligente y por lo tanto tendrán que hacer sus propias evaluaciones”.

“Yo entiendo el malestar del Apra (Partido Aprista), de Unidad Nacional (UN), del fujimorismo, porque con ellos se trabajó la suspensión de los decretos (…) lamentablemente yo tomé una decisión que ellos, aparentemente, sienten que no se les consultó, no se les dijo, se les traicionó”, anotó Simon.

Negó que exista división en el Apra respecto al respaldo del oficialismo a su labor y dijo que sólo existen opiniones personales, tal vez refiriéndose a Edgar Núñez, presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, que ha pedido que Simon deje el gobierno.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.