Emblemas de la ilegalidad

El especialista en temas de narcotráfico Jaime Antezana afirmó que los casos de los Sánchez Paredes y del ex alcalde de Coronel Portillo (Ucayali), Luis Valdez, constituyen dos triunfos jurídicos de la ilegalidad y del narcotráfico en el país.

Por Diario La Primera | 02 ago 2010 |    
Emblemas de la ilegalidad
El narcotráfico crece y la impunidad judicial también.

Los primeros fueron exonerados del proceso que se les seguía por delito de narcotráfico, mientras Valdez consiguió que un juez condescendiente le otorgara el beneficio del arresto domiciliario y hasta pretende reelegirse en los comicios de octubre próximo.

Antezana dijo que el Ministerio Público y el Poder Judicial están siendo sometidos a una presión muy fuerte y hay jueces que están jugando por el lado del narcotráfico. “Los jueces deben revisar mejor los antecedentes de los acusados y no solo valerse de lo que presenta la defensa”, precisó.

La procuradora antidrogas Sonia Medina afirmó que existen jueces que responden a los intereses del narcotráfico y que deberían ser “no sólo separados, sino denunciados penalmente”.

Medina hizo referencia a la reciente decisión de los tres magistrados de la cuarta Sala Penal de Reos en Cárcel de Lima de archivar la investigación por lavado de activos contra Orlando Sánchez Paredes y Jesús Estévez, investigados desde hace años.

Hace meses, las relaciones políticas y amicales de los Sánchez Paredes con sectores políticos fueron denunciadas por diversos medios. Así el blog “Desde el tercer piso” informó hace meses que Belisario Esteves, gerente general de la compañía Alta Tecnología e Inversión Minera y Metalúrgica S.A. (ATIMMS.A.), empresa de los Sánchez Paredes, le compró una camioneta Nissan a Alan García el 2003.

Esteves no era un cualquiera, había sido viceministro de Comercio durante el primer gobierno de García. El 1 de agosto de 2006, Esteves fue designado presidente de la junta de accionistas de ATIMMS.A.

Jaime Antezana sugirió que las salas supremas estén atentas a este tipo de procesos judiciales. “Las instancias judiciales superiores deben reparar en las argucias legales que los acusados por lavado de activos y narcotráfico realizan, a través de sus abogados, para alargar las investigaciones, conseguir fallos favorables o menos severos o recurrir a instancias superiores hasta ver qué juez les resulta condescendiente”.

Según cifras de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, el Perú pasó a ser el primer país productor de hoja de coca, aunque es el segundo en número de hectáreas dedicadas al cultivo. Algunos analistas advierten que el país podría haber pasado a ser también el primer productor de cocaína procesada.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.