El rol de Nadine Heredia

A lgunos voceros de los partidos de la abstención están pidiendo que el primer ministro se comprometa públicamente, no sé si por escrito, a mantener independencia y no permitir interferencias de la primera dama. La iniciativa parece idiota, porque nadie nombrado por el Presidente puede reconocer que esté amenazado por la esposa del mismo, y mucho más si se trata de Ollanta Humala que ha estado calificando de miserables las críticas a su consorte y que ha negado que el asunto Nadine tenga que ver con la actual crisis de confianza de su gabinete.

| 17 marzo 2014 05:03 PM | Política | 1.9k Lecturas
El rol de Nadine Heredia
El papel de Nadine
Por: Raúl Wiener
1901

Es obvio que la doña sí está en el centro de las disputas, pero tal como lo presentan los opositores de derecha, lo que la haría tan impertinente es su afán de convertirse en la candidata del nacionalismo el 2016, no importa si lo ha negado cien veces. Por tanto, todo este barullo que va desde el aumentazo a los ministros, la caída de Villanueva y el cuestionado premierato de Cornejo, tendría un trasfondo electoral. Por otro lado, Humala contesta que la crisis del último viernes, así como la renuncia de Villanueva y las puyas a Nadine, se deben a agendas electorales.

Y todos terminamos en la más grande confusión. Primero, porque es evidente que todos los políticos hacen cálculos electorales, y eso no tiene nada de pecaminoso. Segundo, porque se está pasando por alto que eso que le llaman gabinete Nadine, es en realidad uno de la mayor confianza de la CONFIEP y de los organismos financieros internacionales. No por gusto se está hablando de que el peor de los impactos de la crisis de estos días se sentirá en las inversiones. Desde julio del 2011, el gobierno de Humala cedió cada vez mayor espacio a los garantes de las inversiones. El primero de ellos, el ministro Castilla y su acompañante inicial René Cornejo.

Desde ahí, cada crisis ha traído más ministros tecnocráticos y de fuera de la política, que reforzarán la confianza de las inversiones, es decir, la inamovilidad del modelo. El gobierno económico del país quedó en manos de un MEF que ha permanecido más o menos inmodificable desde Fujimori, y luego se extendió al gobierno de lo social y ya llegó a la cabeza del gabinete.

De este proceso, del que la derecha nunca habla, se percató Villanueva y trató de reducirlo, y por eso lo echaron tan malamente del poder. Y lo que es un hecho es que Nadine Heredia ha sido la aliada, la intermediaria, del copamiento tecnocrático-empresarial del gobierno de Humala.

Su fuerza no deriva solo de su arrojo para meterse donde no debe, sino que depende de otros dos factores claves: sus lazos con la tecnocracia y la debilidad del Presidente que dice que no acepta presiones, pero se deja apabullar. Mientras esto sea así, la crisis persistirá.

Raúl Wiener


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...