El Perú Unido exige Paz y Seguridad Ciudadana

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, dijo a LA PRIMERA que la marcha del jueves no tiene ni tinte político ni ideológico. Señaló que participarán organizaciones de Derechos Humanos, empresarios de la Sociedad Nacional de Industria y la Cámara Peruana de la Construcción, la alcaldesa de Lima, monseñor Miguel Cabrejos, los presidentes regionales de Tumbes, La Libertad, Cusco, y Junín.

| 31 marzo 2014 10:03 AM | Política | 1.1k Lecturas
El Perú Unido exige Paz y Seguridad Ciudadana
Ciudadanos pedirán alto al crimen
1131

—El presidente Ollanta Humala dijo que los crímenes de Ancash no quedarán impunes, ¿la CGTP también le pediría que se pronuncie sobre los asesinatos contra los dirigentes de construcción civil?

—Reconocemos los esfuerzos que realiza la Policía para enfrentar a estas mafias pero éstos no responden a una Política Nacional de Seguridad Ciudadana que de manera integral enfrente a la delincuencia, como lo ofreció el Presidente. Le tomamos la palabra sobre la situación en Ancash pero también exigimos que se esclarezcan los crímenes de nuestros diez compañeros y de otros trabajadores asesinados por la delincuencia.

—¿La CGTP ha denunciado a los cabecillas de estas mafias?

—Nosotros hemos sostenido innumerables reuniones con diversos ministros del Interior, además de remitirles documentación denunciando a los cabecillas y a las organizaciones criminales que actúan en construcción y otros sectores. Sin embargo, ciertos sectores corruptos del Estado impiden lograr medidas efectivas. Por ejemplo, el 8 de marzo fue asesinado el dirigente Saturnino Rodríguez, quien demandaba protección a las autoridades por las amenazas de muerte que recibía. Lamentablemente no atendieron su demanda y el resultado fue su asesinato.

—¿Las organizaciones mafiosas se escudan en algunas organizaciones políticas o están bajo la fachada de pseudo sindicatos? ¿Cómo acabar con esto?

—Sería necesario realizar una investigación sobre la vinculación de ciertos colectivos partidarios con estas mafias. Nosotros hemos hecho denuncias desde el 2002 y durante el gobierno anterior manifestamos qué integrantes vinculados a dicho régimen tenían cercanía con estos delincuentes. Solo recordemos la reunión de setiembre del 2008 en Palacio de Gobierno, que en su debido momento denunciamos. Además, desde meses atrás, el vicepresidente de la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) aprista se encuentra preso por extorsión. Son estos indicios que deberían encausar una investigación de la posible relación de algunos partidos políticos con las mafias. Por estos motivos, un punto importante para lograr este consenso que consideramos fundamental en el Pacto Nacional contra la Delincuencia y el Crimen Organizado es también una lucha frontal contra la corrupción, que es el sustento para el crecimiento de estas mafias.

—¿Como van los preparativos para la marcha ciudadana de este jueves contra la delincuencia y el crimen organizado?

—Seguimos invitando a diversas organizaciones a sumarse a esta iniciativa. Asimismo, venimos coordinando con las regiones para efectuar una labor unitaria respondiendo siempre a un solo objetivo. Debo resaltar que la marcha es la primera iniciativa de otras medidas que iremos desarrollando para seguir alertando al país del avance de la criminalidad y la violencia de las mafias que asesinan y extorsionan en el país y por eso exigiremos medidas efectivas para enfrentarlas y eliminarlas. Aprovecho la ocasión para solicitar al Ministerio del Interior que nos brinde las garantías correspondientes, teniendo en cuenta la relevancia del tema que promueve la movilización.

—¿Quiénes participarán y hacia dónde se dirigirán?

—Las organizaciones de Derechos Humanos, empresarios de la Sociedad Nacional de Industria y la Cámara Peruana de la Construcción, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, monseñor Miguel Cabrejos, los presidentes regionales de Tumbes, La Libertad, Cusco, y Junín, además de diversos alcaldes, entre otros. También destacamos la presencia de las bases de la CGTP, la Central Unitaria de Trabajadores del Perú y la Federación de Trabajadores de Construcción Civil.

—¿En qué lugares se replicará la medida?

—En las principales ciudades del país como Trujillo, Chiclayo, Iquitos, Chimbote, Cusco, Arequipa, Tacna, Moquegua, Huancayo, Lima y diversas localidades que cada día nos van anunciando su participación en esta marcha ciudadana.

—¿Cuál es el mensaje que se quiere dar al país con esta movilización?

—Que solo a través de un consenso nacional podemos derrotar a la delincuencia, siendo el Estado quien debe integrar las iniciativas ciudadanas y tomar las decisiones correspondientes para enfrentar a la criminalidad. Las mafias no solo afectan la tranquilidad de las familias y de los trabajadores, sino la economía del país corrompiendo a la sociedad, además de profundizar la violencia.

—¿Se ha invitado al Ejecutivo y a los congresistas oficialistas y de la oposición a esta marcha, qué les han respondiendo?

—Esta es una marcha ciudadana. No tiene ni tinte político ni ideológico. Hemos conversado con autoridades del gobierno e invitado a representantes de las diversas fuerzas políticas para que se sumen a este clamor del país. Algunos nos han respondido y estamos esperando la respuesta de los demás.

EL OBJETIVO DE LA MARCHA

Buscamos un pacto nacional contra delincuencia y crimen organizado

—¿Usted cree que debería formarse un alto comisionado contra la inseguridad ciudadana (tan igual como existe uno contra la minería ilegal), para que se dedique exclusivamente a combatir las mafias que extorsionan, matan y asesinan a dirigentes sindicales, autoridades locales, empresarios y ciudadanos?

—Nosotros estamos proponiendo un Pacto Nacional contra la Delincuencia y el Crimen Organizado, que reúna a todos los sectores de la sociedad, y que conducidos por el Estado, promueva políticas públicas destinadas a erradicar la violencia y a la delincuencia. Esto implicará reformas de corto, mediano y largo plazo principalmente en las instituciones que tienen la responsabilidad de brindar la seguridad que la ciudadanía demanda. Consideramos que el propio Presidente de la República, como lo ofreció en su momento, es quien debe liderar esta lucha contra la violencia y la delincuencia.

Javier Solís

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital