El Opus Dei, Rafael Rey y la Contraloría

La comedia de equívocos según la cual Renovación Nacional propuso a Ingrid Suárez para la Contraloría, pero no lo hizo porque el partido tuviera algo que ver con ella sino porque Rafael Rey se lo pidió al secretario de ese partido, Wilder Ruiz; y que Rey no hizo ninguna gestión por ella, pero está muy contento porque el presidente García haya considerado a la persona que él contrató en el Ministerio de la Producción en el 2007; y Simon, que afirma que la propuesta no es política, ni personal del ex ministro, sino todo lo contrario; está empezando a despejarse al conocerse los lazos de la candidata con prominentes miembros del Opus Dei.

| 02 enero 2009 12:01 AM | Política | 2.5k Lecturas
El Opus Dei, Rafael Rey y la Contraloría
El amiguísimo de la candidata Ingrid Suárez.
La red de poder de la organización religiosa, que esta niega, se mueve detrás de la postulación de Ingrid Suárez a ente fiscalizador.

Más datos

OPUS DEI RESPONDE

La Prelatura del Opus Dei sostiene que “no patrocina ninguna candidatura a ningún puesto público o privado” y que “los fines del Opus Dei son exclusivamente espirituales”. Sus miembros son enteramente libres en todas sus actividades, característica que no coinciden con las que señalan los críticos del Opus Dei. Agrega “ni la ingeniera Ingrid Suárez ni el Sr. José Lavandera pertenecen al Opus Dei como afirma la nota publicada” por LA PRIMERA el pasado miércoles, aunque en realidad nosotros no hemos dicho que Suárez es miembro del Opus, sino relacionada con la que para muchos es una secta oscurantista. Fuentes del propio Opus nos aseguran que Lavandera sí es miembro, como Rafael Rey.
2555

El Opus es una organización político-religiosa de la extrema derecha clerical, a la que pertenece Rafael Rey y que recluta a sus miembros dentro de las elites de las empresas, de ciertas universidades y algunos círculos políticos. Esta corriente ha crecido desde hace unos años gracias al poder del cardenal Juan Luis Cipriani, miembro de número de la orden clerical, lo que ha permitido tomar algunas prelaturas, abrir centros de estudios y fortalecer su presencia en el ámbito económico. En las cercanías del óvalo Gutiérrez, en Miraflores, está la casa en la que residen algunos de los más importantes personajes civiles de la organización, entre ellos el propio Rey; y el asesor principal del despacho de la Producción, Javier Alfredo Sui Delgado, entre otros.

Tanto José Lavandera Sánchez, el socio español de Suárez en Amerinco S.A., como Sui Delgado han figurado en las planillas PNUD dentro del proyecto denominado “Implementación y modernización…” , que sirve para justificar la contratación por fuera de las reglas que se aplica al resto de la administración pública, a asesores, directores y otros altos funcionarios, y en las que coincidentemente también fue reclutada en el 2007, Suárez Velarde. Todo hace pensar, por supuesto, que la relación entre Rey y Lavandera lleva a Suárez a un puesto en la alta dirección del ministerio y la está proyectando actualmente hacia una función para la que nunca tuvo vocación, pues lo suyo es la producción de alimentos.

Un detalle muy importante: las presiones que se ejercieron sobre el ITP para favorecer a la empresa de propiedad (mita a mita) de Lavandera y Suárez, imponiéndole la producción de un tipo de conserva que estaba fuera de su línea, y que era coincidente con el producto que Amerinco S.A. importa desde España, las comenzó Lavandera arguyendo su condición de asesor (cuando era también director gerente de la empresa beneficiada) y la continuaron, según versión de trabajadores del Instituto Tecnológico Pesquero, Sui Delgado y Gonzalo López de Romaña Olivares, otro asesor ministerial, hijo de una connotada dirigente Opus Dei peruana y fallido empresario de seguros, refugiado en la burocracia del gobierno aprista.

Si uno evalúa este juego de influencias que ahora se está ventilando dentro del área de control interno del Produce (debería estar denunciado ante Contraloría), no puede menos que alarmarse sobre las formas como la derecha eclesiástica se extiende y actúa cohesionadamente incrementando sus cuotas de poder. Ahora la puntería parece estar en la Contraloría. ¿Podrá Ingrid Suárez evitar que sus actuales proponentes, le “propongan” en el futuro los cuadros, las políticas, los investigables y no investigables?, ¿qué prueba de independencia le tomó la comisión Webb?

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD