El lobbista del APRA

Con el carisma que le aseguran el temperamento caribeño y la billetera abultada, el dominicano Rafael Fortunato Canaán Fernández, lobbista por excelencia, encontró terreno fértil en Lima, tanto que en poco tiempo estableció sólidos nexos con el primer ministro, Jorge del Castillo, que éste ahora trata a toda costa de ocultar.

| 08 octubre 2008 12:10 AM | Política | 2.2k Lecturas
El lobbista del APRA
(1) El lobista dominicano se compró un departamento de lujo en este edificio. (2) García y Canaán, frente a frente, hablando de negocios. (3) Hotel Country Club.
El dominicano Canaán y sus estrechos vínculos con Jorge del Castillo.
2282

Canaán, un veterano de 72 años identificado con pasaporte SC3462744 llegó por primera vez al Perú el 18 de junio de 2007, según el reporte de su movimiento migratorio obtenido por LA PRIMERA.

Rápidamente, contactó a Rómulo León, el primer ministro Del Castillo, Hernán Garrido Lecca y otros contactos que le habían recomendado desde la República Dominicana, según informaron fuentes políticas y empresariales consultadas.

La confesión de Del Castillo, según un destacado analista, de que tuvo contactos con Canaán, permite llegar a la conclusión de que el verdadero gran contacto del dominicano en Lima era el premier y que éste delegó como operador nada menos que al compadre del presidente Alan García, Rómulo León, aquel que por defender a su jefe fue capaz de emprenderla a golpes contra quien se atreviera a cuestionarlo.

La zona de operaciones del dominicano, una de las más elegantes de San Isidro, fue el barrio del Hotel Country, donde muchas veces desayunó con Del Castillo y otros interlocutores. Y el barrio le gustó tanto y las cosas iban tan bien en Lima, que hace un par de meses se compró un departamento al frente, al lado del edificio Los Delfines, en un flamante edificio de departamentos de lujo, en el piso 13, según confirmó la administración, la cual informó que está ausente desde hace dos semanas.

Desde hace unos días Canaán está ausente del edificio, lo que puede indicar que se ha puesto a buen recaudo en otro lugar o que ha salido clandestinamente del país, pues su reporte migratorio termina cuando llegó al aeropuerto Jorge Chávez desde Panamá en un vuelo de la aerolínea COPA.

El lobbista de ninguna manera se dedica solamente a promover los negocios de la petrolera noruega, como acreditan los audios revelados en los últimos días. Baste decir al respecto que es presidente de una empresa que poco tiene que ver con el negocio de los hidrocarburos, el Consorcio Medicam-Fortluck, S.A., empresa que ejecuta proyectos de construcción y equipamiento hospitalarios para el gobierno de República Dominicana, posición desde la cual representa a una firma española del rubro para la cual ha hecho también grandes negocios de los que damos cuenta en nota aparte.

Canaán llegó a García y Del Castillo
Tras dos días de aparentar que la corrupción de los contratos petroleros estaba focalizada en “un par de ratas”, el primer ministro, Jorge del Castillo, no tuvo ayer más remedio que reconocer dos de sus contactos con el lobbista dominicano Rafael Fortunato Canaán Fernández, aunque intentó hacer creer que éste no le planteó su interés en promover las operaciones de la petrolera noruega Discover ni los otros negocios que promueve en el Perú.

El premier llegó al extremo de sostener que no sabe cómo Canaán llegó a Palacio de Gobierno, donde fue recibido a fines de abril de este año por el presidente Alan García, cuando acudió con la plana mayor de la empresa europea.

“Yo no sé cómo llegó Canaán a Palacio de Gobierno”, reiteró ayer el jefe del gabinete ante un enjambre de incrédulos reporteros, tras insistir en que fueron dos las reuniones que tuvo con el “lobbista” en febrero, y que el cuestionado ex ministro Rómulo León Alegría sí participó en el segundo encuentro en el que los noruegos pidieron una audiencia con el presidente Alan García, la cual aseguró no haber gestionado, sin responder la pregunta clave: ¿si Del Castillo no fue, quién lo hizo?

Del Castillo hizo la confesión de sus tratos con Canaán cuando ya no tenía más remedio, pues uno de los petro-audios, grabado el 1 de febrero, registra que Canaán le dice a Rómulo León que “Jorge me contestó a las 7 y 50 de la mañana”. Por su parte, Rómulo León le aseguró que “Jorge” le va a llamar para reunirse y conversar.

Del Castillo sostuvo que tanto el presidente Alan García como él, en su condición de titular del Consejo de Ministros, reciben a inversionistas nacionales y extranjeros interesados en invertir en el Perú, y lo hacen con la mayor buena fe, para exponerles las bondades de la estabilidad política y económica que vive el país.

Tenso e inseguro, el premier trató una vez más de hacerle creer a la prensa y a la ciudadanía que el problema se reduce a León, Canaán, Químper y Arias Schreiber; que en un negocio de tantos millones no hay nadie de más arriba involucrado.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD