El hambre crece, pese a la bonanza

Al denunciar que las cifras de “deficiencia calórica” crecieron de 26,4% a un 32,8% a nivel nacional, el congresista nacionalista Isaac Mekler sostuvo ayer que es sumamente grave que el hambre se haya incrementado en el Perú pese a la bonanza económica proclamada por el gobierno.

Por Diario La Primera | 25 set 2008 |    
El hambre crece, pese a la bonanza
Pese al triunfalismo oficial, el hambre sigue ganando terreno.
Congresista Mekler y especialista Pedro Francke muestran su preocupación.

“El hambre ha crecido de 26,4% a 32,8% en el Perú, y esta no es una cifra nacionalista, es una cifra del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). En Lima ha subido de 15,3% a 24%, el 2007. En los números no hay demagogia”, indicó Mekler al señalar que estas cifras muestran más que otras el fracaso de la política económica.

El parlamentario recordó que el año pasado los voceros del gobierno se jactaban de la venta expansiva de los celulares, del éxito de la política económica y del incremento de las inversiones, pero ahora las cifras del INEI sobre deficiencia calórica (alimentación deficitaria) nos devuelven a la cruda realidad.

Mekler expresó su preocupación porque las cifras de pobreza pueden incrementarse por la decisión del ministro de Economía, Luis Valdivieso, de ‘modular’ el gasto social, en referencia a la política de recortar el gasto social y no incrementar los salarios ni las pensiones.

El economista Pedro Francke apuntó que las cifras muestran que el déficit calórico de los peruanos se incrementó como consecuencia del proceso inflacionario, que golpea fundamentalmente a los pobres.

Francke dijo que las personas que no consumen un mínimo de 2,400 kilocalorías por día sufren el deterioro de su capacidad física e intelectual, lo que puede agravarse si la carencia se vuelve permanente, de acuerdo a cifras del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Entretanto, un menor de dos años falleció en el servicio de emergencia del Hospital de Iquitos “César Garayar García” con un cuadro de desnutrición crónica, mientras un lote de nueve toneladas de alimentos permanecía en los almacenes del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa).

Los médicos del nosocomio nada pudieron hacer para salvar la vida del menor, de iniciales GPA, informó la Coordinadora Nacional de Radio.

De acuerdo a Radio La Voz de la Selva, el jefe zonal de Pronaa, Marco Zagaceta, descartó cualquier responsabilidad en el suceso, pese a admitir que el organismo a su cargo no repartió nueve mil kilos de alimentos que permanecen en sus almacenes.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.