El general del diálogo

Justicia ordena que vuelva a la Policía. Alanisno lo sacó arbitrariamente.

Por Diario La Primera | 11 jun 2012 |    
El general del diálogo
El gobierno ha recibido una herencia fatal, indica.
ENTREVISTA. GENERAL ALBERTO JORDÁN

La Corte Superior de Lima hizo justicia y dispuso que el general de la Policía Alberto Jordán regrese a la institución de la que nunca debió salir. El gobierno de Alan García lo retiró arbitrariamente de la policía por negarse a desalojar violentamente el puente Montalvo tomado por manifestantes, en rechazo al canon minero en Moquegua (Moqueguazo) en junio del 2008. Jordán recuerda los hechos y aconseja al gobierno solucionar los conflictos con el diálogo.

—¿Qué ocurrió antes que lo lleven preso?
— La madrugada del domingo 16 de junio llegó una orden para desalojar el puente Montalvo. Días antes, el 11 y 13 de junio solicité 1800 efectivos, pero recién el 15 de ese mes llegaron solo 190 policías de la Dinoes y 200 de la USE de Arequipa. Cumplí las órdenes de ir sin armas, pero a las 4 de la mañana me encontré con 25 mil manifestantes. En el puente Montalvo había niños, mujeres gestantes y gente en silla de ruedas, me ordenaron desalojarlos, pero salvaguardando los derechos humanos, por eso le dije al entonces director de la policía, que la operación no procedía.

—¿Cómo reaccionó el Director cuando le dijo que no cumpliría con realizar el desalojo?
—Cuando informé al general que habría consecuencias fatales y que el operativo abortaría, me advirtió que lo comunicaría al entonces ministro del Interior, Luis Alva Castro. Pero yo era responsable de los sucesos en la zona, un director puede ser tu superior, pero no desobedeces una orden cuando adviertes que habrá consecuencias fatales. Luego recibí una llamada de Alva Castro, quien me aseguró que era orden directa del presidente (Alan García) y cuando me volví a negar me respondió: “Aténgase a las consecuencias”.

—¿Por qué va preso?
—Ellos me denuncian por no desalojar el puente Montalvo y me sancionaron por dialogar y atentar contra los Derechos Humanos de mi personal. Según dijeron, yo provoqué que ellos (los policías) sean vejados por la población.

—¿Qué pasó realmente?
—Al momento de la intervención no tenía personal ni equipo contrasubversivo. Me pregunté por qué no me enviaban gente cuando ya estábamos acorralados. Los pobladores amenazaron con llevarnos al puente Montalvo. Un cerco de 20 mujeres me protegió a mí y a mi gente luego nos llevaron a dos carpas para atender los heridos, ahí una enfermera me advirtió que querían llevarnos al puente para matarnos. Le entregué todas mis cosas. Salí y les dije a los manifestantes que iríamos al puente con la condición de que liberaran a todos los heridos y así fue.

—¿Qué sensación le dejó una condena de 18 meses y una reparación civil de 10 mil soles?
—El mismo tribunal que me sancionó les pidió a los generales Luis Muguruza y Javier Uribe una reparación civil de 10 mil soles y 7 mil soles, respectivamente, por los 33 muertos en el baguazo. Yo que evité muertes me juzgaron igual, pese a que en mi operación no hubo muertes. Por eso pienso que fue una sentencia política por negarme a cumplir la orden de desalojar el puente y no utilizar las armas.

Luego que culminaran los hechos en Moquegua el exmandatario García calificó a Jordán como un cobarde por “no enfrentarse como debía a los pobladores” y le atribuyó el fracaso de la estrategia de prevención del conflicto social.

Cuando Jordán regreso a Lima fue perseguido por su propia institución, tal y como lo comprobó una investigación dispuesta por la División de Investigación de Secuestros y la División Contra el Terrorismo. Un atestado de la Dirincri concluyó que el suboficial PNP Harry Ulfe Medina perseguía a Jordán. “Seguro pensaron que cometería actos subversivos”, cuenta.

—¿Qué ocurrió después que el exministro Castro le advirtiera que habría consecuencias por desobedecer órdenes?
—Cuando llegué a Lima me empezaron a seguir, hice la denuncia y lo investigó la División de Investigación de Secuestros y la División Contra el Terrorismo, que descartó que fueran subversivos y comprobó que era personal policial que me seguía. Ni la Policía ni el Tribunal Militar (que me sentenció) lo investigó.

La intención era darme la espalda porque me negué a desalojar el puente. Yo era un enemigo para la policía.


DEFIENDE ORDEN DEMOCRÁTICO
Una mirada a los conflictos

—¿Cómo evalúa el desempeño del gobierno frente a los conflictos sociales?
—Este gobierno ha recibido una herencia fatal, porque los gobiernos anteriores nunca solucionaron conflictos. La informalidad siempre existió en el país y si un gobierno quiere empezar a enderezar las cosas encontrará muchos problemas, precisamente como gente que no le conviene vivir en la formalidad. Hay gente radical que por intereses políticos no le gusta el diálogo y quiere seguir arrinconando al Estado.

—A propósito del conflicto social en Conga, el presidente regional de Cajamarca incitó que la masa dijera que el mandatario debe ser sacado....
—No se debe retar al presidente como lo hizo Gregorio Santos, quieran o no quieran es el presidente y lo deben respetar. El presidente Humala debe terminar hasta el 2016, no interesa la tendencia política.


Marita Samanez
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.