El desacato es un supuesto negado

Chile y el Perú han asumido el compromiso solemne de acatar el fallo de la Corte de La Haya. El costo de un eventual incumplimiento sería el aislamiento internacional.

| 26 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 1.4k Lecturas
El desacato es un supuesto negado
Canciller Roncagliolo está convencido que Chile acatará el fallo de La Haya.
CANCILLER RAFAEL RONCAGLIOLO
1414

En esta entrevista con LA PRIMERA, el canciller Rafael Roncagliolo anuncia un proyecto de reunión con su colega de Chile y dice que ni siquiera se ha puesto en el caso de que el vecino país se niegue a acatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Destaca también la importancia de Unasur y anuncia que el Perú ingresará como observador al Banco del Sur, en el que participan la mayoría de los países de la región sudamericana

—Una vez terminados los alegatos en el proceso en La Haya, ¿solo queda esperar el fallo manteniendo buenas relaciones con Chile? ¿Será necesario difundir internacionalmente los argumentos presentados por el Perú en La Haya?
—Hay mucho que hacer en la relación bilateral y en la creación de una conciencia regional de respeto al Derecho Internacional que incluye el cumplimiento de las sentencias de los tribunales internacionales. Pero no se trata de divulgar internacionalmente la posición peruana. Porque este tema está en manos de la Corte, y no de la opinión pública. Y la Corte no se va a dejar llevar por el éxito, la simpatía o antipatías que tengamos en la opinión pública, sino por criterios jurídicos. De manera que pensar en una campaña internacional de explicación de la posición peruana, no tiene mucho sentido. Podría tener un sentido didáctico, de que se comprenda la posición del Perú. Pero, desde el punto de vista del proceso jurídico, lo que resta es esperar.

—En la fase oral ha habido determinados términos que algunos han considerado amenazantes, por parte de Chile, en el sentido que la seguridad regional podría peligrar si la corte acepta el pedido peruano para delimitar lo que Chile llama una nueva frontera marítima. Y el mensaje de Piñera, tras el fin de sus alegatos, dice que vamos a defender lo que llama su territorio, cuando no hay nada que defender, pues todo está en manos de la corte. ¿Qué opina sobre eso?
—Yo creo que en un proceso de este tipo, cada una de las partes tiene como primer objetivo convencer a los jueces de la justeza de una posición. Pero hay un segundo objetivo, que es expresar a la opinión pública de cada país que uno está defendiendo suficientemente sus intereses. Entonces, hay cosas que se dicen ante la Corte, pero cuyo destinatario es la opinión pública del propio país. Y en eso, como en el Perú tenemos una posición muy unida, pues hay una conciencia de que la defensa se ha hecho bien, no hay la necesidad de utilizar argumentos efectistas para consumo interno. En estos procesos, los gobiernos tienen que pensar en la repercusión interna. Por ejemplo, en el proceso Colombia-Nicaragua, si uno lo mira desde el punto de vista del resultado, es un poco difícil sostener que haya una sentencia totalmente contra Colombia y a favor de Nicaragua. Eso puede discutirse. La costa de Nicaragua es ocho veces la de Colombia. Sin embargo, la proporción en que ha decidido la Corte es no 1 a 8, sino 1 a 4. Colombia ha sido ratificada en todo lo que es territorio terrestre y el mar se ha decidido de esa manera. De forma que es un poco discutible decir que Colombia ha perdido. Pero los costos internos hacen que las autoridades hagan un discurso que podría considerarse más duro de lo necesario. Todo esto por supuesto es opinable y controvertido. Pero lo que quiero decir es que hay ese otro factor.

Estos argumentos finales de las intervenciones chilenas sobre la estabilidad y la población de Arica, no son, por supuesto, argumentos jurídicos y han sido lanzados en el último momento. Hay que entenderlo como parte del juego, por así decirlo, más allá del proceso en sí.

—¿Ha habido alguna respuesta de Chile a su propuesta de no esperar el fallo y empezar ya el impulso a las relaciones bilaterales, la cooperación y la integración?
—Estamos en eso. Justamente la semana pasada la entidad noruega Norwegian People’s Aid (Ayuda Popular Noruega) nos entregó el informe final del desminado, que está terminado y del retiro de las alambradas y las cercas. La zona está ahora como estaba antes. Y en esa oportunidad hubo una reunión de representantes de ambas cancillerías, y estamos en proceso de realizar una reunión de cancilleres. No tenemos una fecha pero hay disposición de las partes.

—¿Cuáles son los procedimiento en el caso de que algún país no acepte un fallo de La Haya? ¿Qué puede hacer la otra parte?
—Bueno, en primer lugar, la probabilidad de que eso ocurra, es bajísima, históricamente hablando. Fíjese que Colombia ha expresado su malestar, pero no ha dicho que no va a acatar el fallo. Históricamente, el único caso conocido (de incumplimiento) es el fallo de la Corte a favor de Nicaragua, en el proceso por los “contras” con Estados Unidos, Pero, aun en ese caso, Nicaragua consiguió un pronunciamiento de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y luego las circunstancias cambiaron. De manera que Nicaragua consiguió lo que quería, que era la condena de la comunidad internacional y el tema se volvió irrelevante. No hay otros casos.

Claro que, en caso de incumplimiento, uno puede recurrir al Consejo de Seguridad, porque la Corte de La Haya es el Poder Judicial de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad es el poder, digamos, punitivo. Entonces uno puede reclamar al Consejo de Seguridad o pedir el pronunciamiento de la Asamblea General. Pero realmente yo no me ha puesto en ese caso. Me parece que hay un compromiso muy solemne de ambos países, ratificado innumerables veces. La última, en la reunión de Unasur, tres días antes de iniciarse la fase oral. De manera que yo no me he puesto en ese caso. Se puede especular, pero (incumplir) tiene un costo muy importante porque significa quedarse fuera del sistema internacional.

—En el Perú ha habido ciertas expresiones mediáticas de hostilidad hacia Bolivia por el hecho de haber acreditado observadores en el proceso de La Haya y haber insinuado la posibilidad de plantear su propia demanda contra Chile en La Haya de obtener una salida al mar. ¿Qué opina al respecto?
—Bolivia tiene todo el derecho de enviar observadores. De hecho, hay muchísimos observadores de muchísimos países en este proceso. Nosotros mismos hemos sido observadores en muchos procesos anteriores. Por ejemplo, es posible que Guatemala y Belice lleven su caso a la Corte, el proximo año. Hay cantidad de países que están definiendo sus límites marítimos en esta época. Y estos límites se definen a veces por tratados, a veces por juicios. Entonces, es normal que haya observadores de varios países. Eso no tiene porqué llamar la atención. Bolivia tiene derecho de enviar observadores allí. Bolivia tomará sus decisiones soberanas sobre cómo maneja esta reivindicación, que es un problema bilateral. Pero la posición del gobierno no tiene ni tendría porqué tener ninguna hostilidad ante manifestaciones de este tipo. Que algunas personas tengan determinadas actitudes, rechazos, prejucios o lo que sea, son actitudes personales. Pero el gobierno peruano no está ni a favor ni en contra de lo que haga el Estado boliviano. Lo va a respetar… Nosotros tenemos una relación muy constructiva con Bolivia porque somos un gobierno integracionista. La semana pasada hemos mandado al Congreso las notas complementarias al Acuerdo Mar Bolivia, y esperamos que el Congreso las apruebe pronto, porque son muy positivas para Bolivia y para el sur del Perú.

—¿Es qué consisten esas notas?
—Son lo que se llama notas reversales. O sea, son notas con el mismo contenido que se cursan los dos cancilleres. Técnicamente se trata de un tratado complementario al que se firmó en época de Alan García. Y como ha declarado el presidente de Bolivia, hay una gran expectativa al respecto. Y espero que el Congreso los vea pronto, ya que han sido largamente conversados con los congresistas. Y eso va a estrechar muchísimo nuestras relaciones con Bolivia.



—Pasando a otro tema: Hay voces aisladas a las que disgusta que el Perú forme parte de Unasur, que ven a ésta casi como “un negocio de Chávez” y hasta alguien dijo que el canciller nos ha metido donde no debemos estar.
—En primer lugar, el Perú pertence a Unasur desde que se fundó. No es que este gobierno se haya metido a Unasur. Unasur empieza en una iniciativa de Brasil y el Perú, y la primera reunión cumbre es en Brasil. Y la reunión constitutiva es en el Cusco. Entonces, el Perú está en Unasur desde hace mucho rato. Segundo, Unasur, como todo proyecto de integración, es pluralista. Unasur agrupa a los países por una vocación de trabajar juntos, por encima de las diferencias ideológicas. Entonces, en Unasur hay gobiernos de signos muy distintos. Están Venezuela, Colombia, Ecuador, Chile, Brasil, Uruguay… son los doce países sudamericanos. Y las decisiones en Unasur se toman por unanimidad. Tercero, Unasur es muy importante, por ejemplo, porque estamos planificando juntos toda la red vial de la región y, por lo tanto, todas la rutas que unen el Atlántico con el Pacífico, la mayor parte de las cuales pasan por el perú y van a servir a las poblaciones peruanas. Cuarto, en Unasur estamos creando mecanismos de seguridad colectiva, que significa confianza recíproca, para hacer de América del Sur una zona de paz, desterrar las minas antipersonales, todo lo cual tiene un interés notorio para el Perú. Quinto, el 14% de nuestro comercio exterior se realiza con países de América del Sur, pero este es el comercio que tiene mayor valor agregado y mayor participación de medianas y pequeñas empresas. Entonces estratégicamente es muy importante este comercio. Todo eso es lo que está en juego, por eso hay que mirar a Unasur como lo que es y no como lo que uno se imagina para criticar.

—En este ámbito de la integración, se habla poco de la Celac y de proyectos integracionistas como el Banco del Sur. ¿Qué tanto le interesan al Perú?
—Claro que le interesan. Celac es la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe que se ha creado en Caracas, en diciembre del 2011. Entonces, tiene menos de una año de vida, pero hereda de lo que fue el Grupo de Rio del que el Perú fue fundador. Este año la presidencia del Celac la va a tener Chile, y el próximo año Cuba. Es muy imprtante también que el Perú tenga la presidencia de Unasur y Chile la de Celac. El banco del Sur no es un proyecto de Celac, sino es un proyecto de Unasur. Y yo puedo anunciarles que el Perú va a entrar como observador de inmediato, que es un primer paso. La decisión política ya está tomada.

—¿Por qué es conveniente que el Perú entre como observador en el Banco del Sur?
—Bueno, porque es uno de lo tantos mecanismos de la integración sudamericana, de carácter financiero. Pero vamos a entrar con prudencia, primero como observadores, pero de hecho ya son miembros plenos la mayor parte de países de América del Sur y nosotros estamos dando este paso adelante, pero con prudencia. Vamos a ver la viabilidad de este proyecto.


Ministros dependemos de la voluntad del Presidente

—Terminada la fase oral de La Haya, ¿misión cumplida? ¿Se va el canciller?
—Eso hay que preguntarle al presidente Humala. Los ministros dependemos de la voluntad del Presidente y, sobre La Haya, quiero agradecer al conjunto de la opinión pública peruana, a los medios de comunicación, al Congreso, a los partidos políticos, porque este proceso nos ha demostrado que los peruanos sí podemos actuar unidos. Y eso es muy importante para nuestra autoestima. Yo me acuerdo de la época en que estaba en el Acuerdo Nacional, cuando éramos capaces de actuar por encima de nuestras diferencias. Eso es lo que hemos vivido y vamos a seguir viviendo. Fíjense nomás lo que es haber tenido en el equipo a cuatro excancilleres de los últimos cuatro gobiernos del Perú. Y esa fue la voluntad del presidente Humala, quien ha tenido una actuación muy directa en el proceso. Decidió mantener el equipo y ampliarlo con personas conocedoras, lo que ha sido una muestra de consenso y continuidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...