¿El congreso podría cerrarse por chantaje?

El gobierno y el presidente Ollanta Humala deben ir con cuidado si intentan cerrar el Parlamento, bajo el chantaje de la denegatoria de facultades especiales para legislar en materia económica y de seguridad, afirmaron a Diario UNO congresistas de diversas bancadas, al rechazar esta posibilidad y considerar extemporáneo un otorgamiento de facultades, a un año del relevo gubernamental.

| 13 mayo 2015 01:05 PM | Política | 1.4k Lecturas
¿El congreso podría cerrarse por chantaje?
¿El congreso podría cerrarse por chantaje?
Parlamentarios piden a presidente Ollanta Humala manejarse con cuidado ante posibilidad de “disolver” el Parlamento.
1411

El expresidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Vicente Zeballos, rechazó enfáticamente el intento del Ejecutivo por imponer al Legislativo la cesión de facultades, ya que “este tipo de argumentaciones son totalmente nocivas al sistema democrático”.

Esto del cierre del Congreso es una amenaza que está en ciernes desde enero de este año, cuando se discutía el tema (de los reglajes) de la DINI y la responsabilidad de Ana Jara. Siempre se ha jugado con este argumento como una amenaza o condicionamiento adicional para presionar sobre las decisiones que debe adoptar el Parlamento”, advirtió. Tras indicar que el presidente Humala no está en la mejor posición para pretender imponer esta medida de fuerza que significaría el eventual cierre del Congreso, Zeballos expresó que una medida de este tipo solo favorecería a sus enemigos más acérrimos: el fujimorismo y el aprismo. “Entonces, Ollanta Humala tiene que evaluar bien esta posibilidad. No creo que esté en la agenda política de este tomar este tipo de decisiones”, estimó. El parlamentario consideró “poco oportuno y contraproducente” el requerimiento de facultades delegadas, por parte del Poder Ejecutivo, cuando falta menos de un año para las elecciones generales, “además de que las normas a solicitar, implican una correspondiente reglamentación para su operatividad, lo que implicaría a la próxima gestión”. “Y la próxima administración debe tener el suficiente espacio político para, de acuerdo a sus criterios de gestión, aplicar qué tipo de normatividad requiere el país”, anotó.

Zeballos explicó que está claramente definido que es potestad del Parlamento otorgar o no las facultades legislativas.

El exvocero de la bancada fujimorista Héctor Becerril indicó que su agrupación rechazará todo intento del gobierno para chantajear al Legislativo con la cuestión de confianza al gabinete por las facultades delegadas.

Ya hemos dicho que si el presidente pretende ´cerrar´ el Congreso, nosotros tenemos las herramientas constitucionales para oponernos a este pedido. Defenderemos la autonomía del Parlamento, el Estado de derecho y la democracia, en el país”, puntualizó.

Becerril consideró, a su juicio, que el mandatario no ha estado enterado de esta maniobra del cierre del Legislativo, y que esta tentativa “estaría orquesta por la primera dama, Nadine Heredia”, y un grupo de parlamentarios nacionalistas. “Hay que tomar en cuenta qué elementos del nacionalismo han hablado de esta posibilidad. Santiago Gastañadui, Josué Gutiérrez y Fredy Otárola, todos personajes muy allegados a la primera dama, Nadine Heredia”, apuntó.

Por su parte, el aprista Javier Velásquez, manifestó que no hay motivo valedero y legal alguno para cerrar el Parlamento, aunque dijo que constitucionalmente si es posible, si hace cuestión de confianza sobre las facultades delegadas.

Esa es nuestra posición, que la tenemos muy clara. Que venga el documento con la solicitud de facultades, y ya veremos en cuáles les autorizamos y en cuáles no. Hay que juzgar que, en un año electoral, la neutralidad tiene que estar bien expresada en los proyectos que vengan del Ejecutivo”, remarcó.

En todo caso, Velásquez adujo que “el único ´motivo´ que tendría el señor Humala para cerrar el Parlamento es impedir la investigación a su esposa (Nadine Heredia), y al cajero de ellos, Martín Belaunde (sic)”. Insistió en que su partido, el Apra, no se opone a las facultades delegadas, que pueden estar justificadas, “pero habría que ver qué materias específicas implican, y los plazos”.

Javier Soto


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital