Ecuador en calma tras fracaso golpista

Ecuador volvió a la calma 24 horas después de una violenta asonada policial que puso en riesgo la vida del mandatario Rafael Correa y conmocionó a todo el continente, que no tardó en expresar su solidaridad con el sistema democrático.

Por Diario La Primera | 02 oct 2010 |    
Ecuador en calma tras fracaso golpista
Militares bajo órdenes de Correa garantizan tranquilidad en vecino país.
Alan García saluda derrota del cuartelazo y anuncia que Unasur activó mecanismos democráticos.

Los riesgos que corrió la vida de Correa quedaron en evidencia con la muerte de uno de sus custodios, en momentos que el vehículo que lo trasladaba hacia el Palacio Presidencial fuera alcanzado por una lluvia de balas, hecho que prueba el intento de magnicidio.

“El vehículo del señor Presidente de la República fue impactado, reiteradas veces, con balas de fusil, nadie le va a disparar al Presidente de la República para lograr una bonificación”, explicó el ministro del Interior, Gustavo Jalkh.

El canciller Ricardo Patiño advirtió que el gobierno no está completamente tranquilo, debido a la posibilidad de algún rezago de la sublevación. “No puedo decir que estemos totalmente tranquilos, porque mucha gente que estuvo ayer movilizada posiblemente lo sigan estando y puedan querer reproducir lo ocurrido”, apuntó.

El estado de excepción vigente en el país se denotaba en la presencia de centenares de soldados cerca del Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia, tras los violentos sucesos que dejaron por lo menos cinco víctimas mortales, entre policías y civiles.

Varios de los fallecidos eran agentes pertenecientes al cuerpo especial de policía que acudieron a reforzar a la guardia presidencial y serán enterrados con todos los honores, según informó el general Jaime Vaca, director de operaciones de la Policía.

La primera víctima política del motín fue el jefe de la Policía Nacional, Freddy Martínez, quien se vio obligado a dimitir tras hacer un último llamado al presidente para que revise la ley que dio inicio a la protesta y que aparentemente le quita beneficios a los uniformados.

“Un comandante irrespetado, maltratado y agredido por sus subalternos no puede quedarse al frente de ellos”, expresó sumamente acongojado el jefe policial, tras denunciar la presencia de infiltrados. “Me temo que posiblemente hubo infiltración de gente interesada en desestabilizar a la Policía y ahí encontramos a seudopolicías con la cara cubierta, escondiéndose en el anonimato”, dijo. Su reemplazante es el general Patricio Franco.

En las calles de Quito se apreciaba un ambiente de tranquilidad. Las entidades bancarias y las oficinas reanudaron sus actividades, pese a que la presencia policial era escasa, generando problemas de tráfico.

García solidario
El presidente Alan García declaró que la democracia y el gobierno ecuatoriano salieron “incólumes y fortalecidos” de la crisis, tras participar en la reunión de emergencia convocada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en la que se acordó que se aplicarán medidas económicas automáticas para poner bajo control a los golpistas que intenten fracturar el sistema democrático.

García destacó la reacción del pueblo de respaldo al presidente Rafael Correa, quien permaneció secuestrado durante largas horas en un hospital policial de Quito. “Por fin podemos ver que la democracia y el respeto al gobernante elegido por el pueblo ha salido fortalecido de este momento”, dijo, tras manifestar que Correa “ha quedado vacunado contra golpes de Estado”, por lo menos en lo que queda de su mandato constitucional.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.