Directiva de tránsfugas, fujimoristas y apristas

“La política en el Perú está en su peor nivel. Desde (Vladimiro) Montesinos no ha parado de deteriorarse”, declaró indignado el congresista nacionalista Daniel Abugattás ante la elección de la Mesa Directiva del Congreso, encabezada por el aprista Javier Velásquez, quien ganó ayer la presidencia del Congreso para el periodo 2008 – 2009 con los votos del fujimorismo y de un grupo de tránsfugas de Unión por el Perú (UPP) y Unidad Nacional (UN).

Por Diario La Primera | 27 jul 2008 |    
Directiva de tránsfugas, fujimoristas y apristas
Pacto aprofujimorista funciona y logra elegir a Javier Velásquez como presidente del Parlamento.
Oposición deplora conducta de políticos tradicionales. APRA dividió a Unión por el Perú y Unidad Nacional para imponer elección de Velásquez.

Más datos

DETALLE

Tras juramentar como nuevo presidente del Congreso, Javier Velásquez dijo, entre otras cosas, que va a proponer la creación de una Comisión de Prevención e Intermediación de Conflictos a fin de que “se detecten los problemas y medie en su solución ante el Ejecutivo”. Manifestó que buscará desde el inicio el consenso de todos los legisladores, lo que “no significa, de modo alguno, el abandono de posiciones ideológicas ni programas”.

“Es imprescindible que nuevas fuerzas políticas aparezcan y a estos partidos tradicionales y sus políticos les digan adiós en las próximas elecciones”, manifestó Abugattás, mientras abandonaba el Palacio Legislativo cuando juramentaba Álvaro Gutiérrez como segundo vicepresidente del Congreso.

También Oswaldo Luízar, vocero de UPP, repudió los métodos utilizados por el Partido Aprista para ganar las elecciones internas congresales, que no tuvo reparos en “atentar contra la unidad de las bancadas políticas”. Dijo estar muy mortificado por el proceder del secretario general de su partido, José Vega, y otros correligionarios que votaron por Velásquez. Anunció que formará una nueva bancada junto a quienes mantuvieron el acuerdo de elegir una Mesa Directiva de oposición.

A su vez, el congresista nacionalista Cayo Galindo, quien dejó el cargo de vocero del nacionalismo a Freddy Otárola, afirmó que su partido ejercerá una férrea fiscalización y un estricto control político sobre la nueva Mesa Directiva del Congreso. “De ninguna manera pretendemos boicotear y desestabilizar a la nueva mesa que preside Javier Velásquez”.

La alianza aprofujimorista es ya una tendencia consolidada como aseguró el propio secretario general del Partido Aprista Peruano, Mauricio Mulder, quien sostuvo que la Mesa Directiva “refleja la tendencia que viene dibujándose desde 2006”, en la que figuran los fujimoristas y un bloque de UPP, con el objetivo de darle “gobernabilidad” al Ejecutivo.

El congresista García Belaunde dijo que la elección de Velásquez en la presidencia del Congreso significa el “continuismo” en la conducción del Congreso.

El nuevo vocero de la bancada nacionalista, Freddy Otárola, opinó que el Parlamento seguiría “genuflexo” ante el Ejecutivo, y que el “matrimonio indisoluble” entre apristas y fujimoristas implica una “negociación en paquete”, que involucra no sólo el mantenimiento del andamiaje neoliberal sino también privilegios para Fujimori, encarcelado por violaciones de derechos humanos.

Para la congresista Rosario Sasieta (AP) hubo un “voto topo” que impidió a Víctor García Belaunde vencer en la lid electoral de ayer. “Cuando veo situaciones sucias, yo no las entiendo. Esta votación nos ha dolido… no estoy acostumbrada a esto”, indicó refiriéndose a quienes no respetaron los acuerdos de sus bancadas y se pasaron al oficialismo.

Por su parte, Marisol Espinoza (PNP) sostuvo que “se ha trasgredido la voluntad de los partidos representados en el Congreso”. Asimismo, señaló que “se ha creado un mal precedente para la democracia”. El premier Del Castillo dijo que “Velásquez aspira a cumplir con su país y ahora se le da la oportunidad de dirigir el Congreso y yo creo que lo va a hacer pensando en el pueblo del cual viene”.

Son lo mismo, afirma Ollanta Humala
“El Apra y el fujimorismo son lo mismo: tienen el mismo modelo económico y protegen la Constitución de Fujimori y además estarían negociando la libertad del ex presidente reo”, señaló el líder nacionalista, Ollanta Humala.

“Hay un pacto de sangre entre el aprismo y el fujimorismo, el mismo que se comprueba en el respaldo a los privilegios de los grandes monopolios y en su participación conjunta en la lista oficialista que encabezó Javier Velásquez Quesquén”, continuó.

Restándole importancia a los resultados de la elección parlamentaria, Humala afirmó que el Congreso es una institución que apenas tiene el 12% de aceptación ciudadana, por lo que es urgente una reforma para que el pueblo ratifique a los parlamentarios o castigue el transfuguismo de los oportunistas.

“Hay que definir si las curules pertenecen a los congresistas o a los partidos, por eso es necesario que los tránsfugas sean retirados del Congreso y se consolide a las bancadas”, expresó.

Elección veloz
El ritual del protocolo de elección en el Congreso se cumplió con rigurosidad. Desestimado el recurso de tacha del congresista Oswaldo Luízar contra su correligionario Álvaro Gutiérrez y firmadas las cédulas de votación por Nidia Vílchez (PAP) y Elizabeth León (UPP), como congresistas escrutadoras, sufragó el hasta entonces presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada. Luego lo hicieron 115 parlamentarios más.

Finalizado el cómputo, Velásquez obtuvo 66 votos, mientras García Belaunde sólo logró 46. Tres votos fueron en blanco (uno de Freddy Serna, UPP) y uno viciado. La mayoría de los representantes de la oposición hicieron público su voto por García Belaunde. No lo hicieron así José Vega, Margarita Sucari, José Saldaña, Carlos Cánepa, Antonio León, Eduardo Espinoza, Oriol Anaya y Francisco Escudero, todos ellos de UPP, al igual que Hildebrando Tapia y José Mallqui, de UN.

Susana Grados Díaz
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.