Dieron marcha atrás y echaron a Tula Benites

Con el “rabo entre las piernas” terminó ayer el secretario general del Partido Aprista, Mauricio Mulder, luego de que su bancada se viera obligada a dar marcha atrás y respaldar la sanción constitucional contra su correligionaria Tula Benites, acusada de los delitos de peculado, colusión y falsedad genérica y a quien el aprismo había blindado apenas la noche anterior, sin reparar en el alto costo político que la maniobra tendría para la alicaída imagen presidencial.

| 14 marzo 2008 12:03 AM | Política | 602 Lecturas
Dieron marcha atrás y echaron a Tula Benites
La congresista Tula Benites parece resistirse a salir del Congreso, que la desaforó.
Intento de salvar a congresista tendrá alto costo político para apristas, advierte oposición.

Más datos

DATO

- La situación de la desaforada Tula Benites va de mal en peor. Ayer por la tarde el Tribunal de Ética del Partido Aprista la expulsó por su inconducta.

- En el Congreso su accesitaria sería Olga Cribilleros, del departamento de La Libertad.

- Galarreta deslizó la posibilidad de que los fujimoristas votaron el miércoles contra la acusación por un canje de votos para salvar después a su parlamentario Ricardo Pando. 

- La bancada nacionalista evalúa presentar una moción de censura contra la Mesa Directiva por haber avalado la votación que en primera instancia exoneró de responsabilidad a Benites.
602

Ayer, en la reconsideración de la votación, el pleno del Congreso aprobó levantarle el fuero parlamentario con 66 votos a favor, 10 en contra y una abstención. La noche del miércoles los apristas, con un ardid y bajo la sombra de una sesión reservada, habían intentado salvar a Benites, pero el repudio ciudadano fue demasiado.

Mulder, en un tono de mea culpa, reconoció haber cometido un grave error cuando solicitó que la sesión –que libró temporalmente a Benites– tuviera carácter reservado.

Sin embargo, trató de justificar su actuación. “Son criterios que nos llevan a aprender sobre el camino y a darse cuenta que cuando uno comete los errores lo primero que debe hacer es reconocerlos y aprender de ellos”, apuntó sin rubor y reconoció el alto costo de la sinuosa conducta aprista.

Lo que quedó claro es que los apristas se vieron obligados a retroceder luego que el presidente Alan García les “jaló las orejas” con una dura recriminación pública y con una llamada telefónica al presidente de la Célula Parlamentaria, Luis Negreiros.

Esto más tarde fue confirmado por Mulder. Sin embargo, el aprista Luis Falla Lamadrid y el “compañero invitado” Luis Giampietri votaron contra la acusación. Eso le puede costar a Falla, según el secretario del partido, la suspensión de la militancia, pero no habrá sanción a Giampietri porque no es militante.

Balances
El escándalo le pasará la factura al partido de gobierno en las encuestas, consideró el legislador David Waisman. Con él coincidió el vocero de Unidad Nacional, Luis Galarreta, quien agregó que gran responsabilidad de lo ocurrido la tiene el Mandatario, al no tener la entereza de decirles a sus partidarios que no hagan espíritu de cuerpo. A ellos se sumaron Oswaldo Luizar, de UPP, y Juvenal Ordóñez, del nacionalismo.

Diana De la Cruz Núñez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD