Desidia del gobierno ayuda a narcotráfico

La corrupción generalizada en el Estado facilita que los insumos utilizados en la producción de drogas sigan entrando fácilmente al corazón del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (Vrae). Así lo expresó a este diario Róger Rumrrill, especialista en temas amazónicos, quien añadió que la falta de control en el traslado de kerosene, la suavidad contra el lavado de activos, la deficiente inteligencia y el nulo trabajo social y político del gobierno, sumado a la pobreza, impiden que en nuestro país se gane la guerra contra el narcotráfico y el terrorismo.

Por Diario La Primera | 05 agosto 2009 |  1.7k 
Desidia del gobierno ayuda a narcotráfico
Especialista analiza exhaustivamente el problema del narcotráfico y los remanentes del terrorismo.
Corrupción generalizada permite tráfico de insumos al Vrae. Ejecutivo no hace cumplir las leyes.

Más datos

DETALLE

El almirante Jorge Montoya, ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, dijo que todo depende de una gestión política, más que policial, y falta definir, como en toda operación militar, un solo comando que se encargue del Plan Vrae.

CIFRAS PARA EL ESCÁNDALO
- 17 mil hectáreas de coca son sembradas en el Vrae.
- 80% de pobreza existe en el Vrae.
- 150 mil pobladores habitan la zona
- 51% de desnutrición crónica 
- 90% cocina con leña, por eso es inexplicable que ingrese al Vrae tantos galones de kerosene.
- 77% de viviendas no tiene agua.
- 91% carece de servicios higiénicos 
- 0.98% del presupuesto público nacional es para Ayacucho.
- El 80% de la población del distrito de Huaribamba, en Pampas, Tayacaja, es mochilero, se dedica a transportar drogas, por la pobreza extrema de la zona. 
- Entre 100 y 200 dólares reciben los mochileros por cada kilo que transportan.
1721  

“Gran parte del problema es la corrupción, durante lo que va del año 2009 ha aumentado el ingreso de insumos al Vrae, pese a que existen normas para controlar su comercialización en esta zona. Pero esto no debería sorprendernos pues ya sabemos que éste (el de García) es uno de los gobiernos más corruptos de la historia peruana. Aquí el gobierno deja que todo pase por su delante”, dijo el experto Rumrrill. Explicó a LA PRIMERA que el gobierno del presidente Alan García, si de verdad quiere acabar con el narcoterrorismo, debe poner énfasis en aplicar cuatro medidas concretas que a continuación desarrollamos.

1.- Reforzar control de insumos
A inicios de abril de este año el gobierno, luego del atentado del brazo armado del narcotráfico en la localidad de Sanabamba, Ayacucho, donde fueron abatidos 14 efectivos militares, publicó una norma con el objetivo de controlar el ingreso de kerosene al Vrae; sin embargo, el anunciado control no es cumplido por nadie y el gobierno no pone énfasis en vigilar el traslado de este combustible que es utilizado en la producción de clorhidrato de cocaína.

La norma no está en ejecución y, según cifras oficiales proporcionadas por el experto, actualmente son usadas 34 mil toneladas métricas de insumos en el Vrae y sólo 400 han sido decomisadas. “Es decir, nada. Las autoridades no logran comprender que si a los narcotraficantes les cortan el kerosene es como si les cortaran la sangre, y si lo comprenden entra a tallar la corrupción”, dijo Rumrrill.

Según Jorge Durand Pardo, ex responsable político y civil del plan Vrae, en esa zona sólo durante el 2006 fue detectado el movimiento de nada menos que un millón 500 mil galones de kerosene, 105 toneladas métricas de soda cáustica, 22 mil galones de acetona, 15 mil galones de ácido clorhídrico y 60 toneladas métricas de cemento. Rumrrill aseguró que en el 2009 estas cifras han aumentado en 15% y, por consiguiente, la producción de drogas también es mayor.

2.- Mejorar el control del lavado de activos
En octubre del año 2007 el presidente García y el entonces ministro del Interior, Luis Alva Castro, anunciaron en conferencia de prensa el hallazgo de una empresa de propiedad de Fernando Zevallos que estaba lavando grandes cantidades de dinero provenientes del narcotráfico. Allí el mandatario informó también que existían otros 10 casos que involucraban a los llamados “barones de la droga”.

Pero, apunta Rumrrill, hasta el momento ninguno de estos diez casos ha sido revelado ni puesto en manos de la justicia y por eso el gobierno debe poner énfasis en este tema pues mucho de este dinero proveniente del lavado de activos circula por todo el aparato estatal. “Han convertido al Perú en una lavandería”, indicó.

3.- Que exista inteligencia
La inteligencia policial y militar debe ser reforzada. “No es posible que no hayan advertido que ese día del ataque en el pueblo de Secce habían personas extrañas que no eran pobladores. La Policía nunca lo detectó. Definitivamente, la inteligencia de nuestras fuerzas policiales y militares está fallando”, señaló.

4.- Trabajo social y político
En el Vrae no existe una alianza entre el Estado y la población, tampoco hay una estrategia del gobierno para erradicar la pobreza. “El Plan Vrae es prioritariamente militar y lo social está al final, la lucha contra la pobreza está en último plano. Esto es un error, no es un tema militar sino social y ya lo indicaron especialistas militares como el general Roberto Chiabra, José Graham y José Robles; hasta ellos reconocen que los militares no tienen nada que hacer en la lucha contra el narcotráfico. El Plan Vrae está descabezado, no funciona, sólo está en papel, y encima desarticulado”, dijo Rumrrill.

Asimismo, aclaró que el gobierno nunca asignó fondos especiales para la lucha contra el narcoterrorismo en el Vrae. Los 249 millones de soles para ejecutar el Plan Vrae están divididos, un poco para cada ministerio, en lugar de estar todo el dinero en efectivo concentrado con un solo destino coordinado. A esto hay que sumarle la ineficiencia en gasto de los ministerios.

“Si seguimos así, estamos condenados a pasar siempre por lo mismo, a ver cómo mueren nuestros hermanos policías”, apuntó tras aclarar que, a su entender, la lucha contra Sendero Luminoso sí es militar, y que sí existen remanentes del terrorismo en esta zona que actúan como guardias de los narcotraficantes.

Vrae acéfalo
La vacancia del puesto de responsable político civil del Plan Vrae no sólo parece traer cuantiosas vidas, sino la indiferencia de sus autoridades. Desde la salida del sociólogo Jorge Durand, la llegada de un quechuahablante al puesto, como lo anunció Yehude Simon antes de su renuncia, ha quedado en el aire. Lo grave es que la falta de autoridad y eficacia en el Plan Vrae está cobrando cuantiosas vidas.

Marcelo Puelles
Redacción

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario