Desde Cajamarca

Estuve el lunes en Cajamarca, participando como expositor en el VIII Congreso Nacional de Estudiantes de Sociología, al que asisten centenares de estudiantes y muchos profesores de esta disciplina de todo el país. La oportunidad, además, me sirvió para informarme de distintas fuentes sobre el estado de la campaña regional y la alta probabilidad que el preso Gregorio Santos gane la elección en primera vuelta.

| 11 setiembre 2014 02:09 PM | Política | 2.2k Lecturas
Desde Cajamarca
Lecciones desde Cajamarca
Por: Raúl Wiener
2206

El sábado pasado había habido una gran marcha en la ciudad, de la que todavía se habla, evidenciando que el fenómeno antiConga y anti-represión, que está detrás de la candidatura del Goyo, abarca mucho más que el mundo rural, la mayoría de analfabetos y personas con instrucción primaria, que según el inefable Santillana son la base social de la crítica a Yanacocha, que paga muy buenos estipendios a sus propagandistas.

Algo, sin embargo, quizás más importante que la movilización en sí, fue que a ella se sumara Marco Arana, el líder de Tierra y Libertad, haciendo explícito el sentido de su voto y el de su organización.

Se acaba, de esta forma, la fase anecdótica de la reciente crisis de la izquierda, que en Cajamarca se manifestó en la incapacidad para ampliar la candidatura de Santos y expresar una verdadera unidad popular contra Yanacocha.

El dato es además interesante para apreciar lo que sucede en Lima, donde las izquierdas incluidas las del padre Arana y de los jefes del MAS de Goyo Santos, siguen paralizadas, como si pudieran ser ajenas a un resultado entre Castañeda y su banda, y la actual alcaldesa de la ciudad.

A menos de un mes de la fecha de votación seguimos contando historias sobre cómo se produjo la división y quién tiene la culpa, y hay incluso algunos que quieren llevar la discusión a saber si Susana es de “verdadera izquierda”, como si alguien pudiera extender certificado de tal cosa, cuando lo verdaderamente importante es que se está jugando la posibilidad de ofrecer alguna alternativa progresista y honesta al ala más malograda de la derecha peruana, o desaparecer del escenario político.

¿O existe alguien que cree que la política de “no me contamino” y de refugio en algunas pequeñas candidaturas distritales, lleva a alguna parte?

PD: La última vez que nos vimos cara a cara con Aldo Mariátegui, le salió decir que muchas veces se nos había pasado la mano en los lances escritos que hemos sostenido durante años. Acaba de declararnos “payasos”, a mí, a Lévano y al resto de miembros de este diario, por estar en desacuerdo con la privatización de Sedapal. ¿Y en qué consiste nuestra “payasada”? Pues, nada menos en que en Cuba se haya contratado a una empresa privada para la gestión del agua. Según este criterio, debemos hacer lo que hace Cuba, y no discutir lo que debe hacerse con una empresa de las características y la historia de Sedapal que no existe en la isla. Castrista había resultado este muchacho que dice que los cómicos somos nosotros.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital