Derrocharon 100 millones

El regidor pepecista Pablo Secada dijo ayer a LA PRIMERA que la gestión del exalcalde Luis Castañeda demostró una incapacidad mayúscula, porque durante su gestión provocó la pérdida de cien millones de soles de la Caja Metropolitana, entidad de la Municipalidad de Lima, por aprobar una serie de préstamos sin las debidas garantías.

| 14 marzo 2013 12:03 AM | Política | 1k Lecturas
Derrocharon 100 millones
Según el regidor Secada, la gestión de Castañeda dilapidó fondos de la Caja Metropolitana.
Durante gestión del exalcalde Luis Castañeda, la Caja Metropolitana prestó dinero sin plenas garantías.
1030

—¿Cuáles han sido los errores flagrantes de la gestión de Luis Castañeda?
—Castañeda no tuvo la voluntad política de enfrentar al presidente de la Corporación Nacional de Empresas de Transporte, Julio Rau Rau, y a la mafia de transporte público. Castañeda aumentó de 300 a 600 las rutas de transportes de buses en Lima. El 80 por ciento de estas empresas no tienen buses, son empresas “cascarón” que afilian buses.

—¿Hay indicios de corrupción en este tema?
—Sí, porque hace unos meses una señora le reclamó a un funcionario municipal por la autorización de una ruta por la que había pagado 18 mil dólares en la gestión de Castañeda.

—¿En el caso del túnel de San Juan de Lurigancho?
—En la construcción del túnel de San Juan de Lurigancho las dos vías debían estar separadas 16 metros. En el Perú, según la norma internacional, la separación debió de ser mayor porque ese cerro es de arcilla. Castañeda ordenó que la separación sea de 7.20 metros por temor a expropiar. Por ese motivo, el túnel se cayó en enero de 2011 y la actual gestión municipal tuvo que hacer un estudio para saber qué pasó. Ahora sabemos que se tienen que invertir 72 millones de soles para realizar un encofrado por dentro.

—¿Qué otros errores flagrantes cometió Castañeda?
—El proyecto del Mercado Mayorista de Santa Anita se quedó paralizado dos años, porque Castañeda no quiso hacer el traslado de los comerciantes de La Parada. El Metropolitano ya estaba listo desde la gestión de Andrade y se llamaba Lima 1, pero Castañeda se demoró ocho años en concretarlo y de manera incompleta. El proyecto original era de 36 kilómetros y llegaba hasta Carabayllo en vez de uno de 24 como el de ahora que llega hasta Naranjal.

—¿Quiénes son los responsables de las tarifas del Metropolitano?
—Castañeda diseñó un contrato por el cual un comité controlado por los operadores regula las tarifas. Cuando ingresa la gestión de la alcaldesa Susana Villarán encuentra un contrato que es un desastre y detecta una serie de incumplimientos de los operadores. Es inadmisible que los operadores del Metropolitano regulen las tarifas.

—¿Quiénes deben regular las tarifas?
—Las tarifas deberían ser reguladas por un órgano independiente como el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositrán).

—¿Cómo evalúa el trabajo actual con los taxistas?
—El Servicio de Taxi Metropolitano (Setame) continúa con el empadronamiento de los taxistas de Lima, para atenderlos mejor y para que ellos brinden mejores servicios a la ciudadanía.

—¿En Cajagás se estafó o no a los taxistas?
—Por supuesto, porque se les prestó con intereses caros, con una estructura que obligaba a los taxistas a pagar montos inalcanzables y luego aparecieron empresas intermediarias que ya no estaban relacionadas con Cajagás. Esto trajo como consecuencia un tema de abuso político y de corrupción.

—¿Cómo avanzan las investigaciones sobre corrupción?
—Existen funcionarios de alto nivel de la anterior gestión que también están vinculados con el caso Comunicore. Ya estamos avanzando, en el caso de Julio Lazo Manrique la Fiscalía lo está acusando de fraude por un millón 660 mil dólares. Entonces ya están saliendo las irregularidades que han causado problemas en la actual gestión.

—¿Cuánto dinero perdió la Caja en la gestión de Castañeda?
—La pérdida de la Caja llegó a 100 millones de soles por préstamos no recuperados, entonces ahí tienes un pésimo manejo financiero de parte de Castañeda, quien ha obligado a la actual gestión de la Municipalidad de Lima a inyectar 20 millones de soles de capital a la Caja y 40 millones de soles adicionales, es decir 60 millones de soles en total.

—¿Qué se pudo hacer con ese dinero?
—Se pudo construir escaleras, losas deportivas y otras obras en los barrios más pauperizados de Lima.

—¿Quiénes son los responsables de la pérdida de 100 millones de soles?
—El problema es que se prestó plata de manera irresponsable a 52 mil taxistas para que conviertan sus vehículos para que funcionen con gas. De esos no sé cuántos hayan cumplido con los pagos, pero no se recuperó el 35 por ciento de lo que se prestó, porque se prestaron 291 millones de soles.



ADVIERTE REGIDOR SECADA
Revocación paralizaría Lima

El regidor Pablo Secada dijo que si la alcaldesa Susana Villarán es revocada diversos proyectos como la reforma del transporte público y obras de infraestructura como el túnel de San Juan de Lurigancho quedarían paralizados.

—¿Qué pasaría si ganara el Sí y volviera Castañeda a la alcaldía?
—Se paralizaría la reforma del transporte, porque la gestión anterior apostó por continuar con la licitación de más rutas y provocar un caos en el transporte de Lima. Si no querían frenar las licitaciones de rutas, es evidente que no querían realizar una reforma del transporte.

—La revocación es entonces un peligro para Lima.
—Hoy estuve en la Municipalidad de Lima con varios funcionarios que son honestos y de probada capacidad, que me informaron que se irían si se revocara a la alcaldesa Susana Villarán y se abriría la posibilidad de que volviera Castañeda a la alcaldía.

RESUCITARÍA SISTEMA DE COIMAS A EMPRESAS
La corrupción volvería
El exalcalde Luis Castañeda y todo su equipo de funcionarios cuestionados por presuntas irregularidades volverían a reinstalar un sistema de corrupción en la Municipalidad de Lima si los revocadores logran cesar a la alcaldesa Villarán, afirmó Secada.

Remarcó que en el caso de obras de infraestructura hay indicios que la gestión anterior pidió coimas a las empresas con las que estaban negociando la ejecución de obras de infraestructura.

“Esa situación desalienta la competencia en las empresas que pierden el interés. En el caso del Mercado Mayorista de Santa Anita me imagino que seguirán con su administración. Ya no creo que vuelvan a realizar una acción como Cajagás. Es probable que vayan a haber retrocesos y paralizaciones”, subrayó.


Llamil Vásquez
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD