Denuncian obras sin supervisión

El justificado reclamo de la población cusqueña para que se inicie en el más breve plazo la rehabilitación de la Central Hidroeléctrica de Machu Picchu se estrella contra extrañas maniobras de los funcionarios de Egemsa, quienes han permitido que se determinen los detalles técnicos de esta monumental obra sin una reglamentaria supervisión especializada.

Por Diario La Primera | 23 feb 2009 |    

Lo más grave es que la ausencia de esta supervisión ha permitido que el costo de la obra, que inicialmente estaba fijado en 45 millones de dólares, se haya incrementado ahora a más de 150 US$ millones, beneficiando a la empresa Graña y Montero, ganadora de la licitación pública para la rehabilitación.

Hasta el momento, en el proceso previo al inicio de las obras, la Empresa de Generación Eléctrica Machu Picchu S.A. (Egemsa) únicamente cuenta con los estudios definitivos elaborados por la Consultora Lahmeyer Agua y Energía, la misma que ha preparado también las especificaciones técnicas del proyecto, tanto en la parte electromecánica como en la parte civil.

Lo raro es que en los últimos dos años el directorio de Egemsa, presidido por Víctor Raúl Tomaylla Quintanilla, impidió al Consorcio Valle Sagrado realizar la supervisión.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.