Demora de cambios solo agravará crisis

La permanencia en el gabinete de los titulares de Defensa, Luis Alberto Otárola, y del Interior, Daniel Lozada, ha devenido en insostenible, por la responsabilidad de ambos en una serie de yerros gubernamentales en el crucial campo de la lucha contra la subversión, según los analistas políticos Nelson Manrique y Juan De la Puente.

| 04 mayo 2012 12:05 AM | Política | 1.4k Lecturas
Demora de cambios solo agravará crisis
Analistas sugieren que además de relevos ministeriales se modifique política de seguridad.
ANALISTAS INDICAN QUE GOBIERNO DEBE RENOVARSE
1493

Ambos coincidieron también en que el magro desempeño de los funcionarios se ha expresado en una errada estrategia antisubversiva y una actitud negligente ante las absurdas muertes de efectivos de la Policía y del Ejército en la selva cusqueña, a manos de elementos salidos del Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae).

Manrique señaló que “la situación se ha agravado aún más por una torpe política comunicacional” desarrollada por los dos ministros y reflejada en la desinformación a la opinión pública sobre los verdaderos hechos relacionados con el derribo narcosenderista del helicóptero 357 que segó la vida de la mayor de la Policía Nancy Flores.

Dijo que, lamentablemente, buena parte de las falsedades sobre las operaciones militar-policial, que se desarrollan en el Vrae, fueron desbaratadas y puestas al descubierto con la entrevista ofrecida a medios limeños por el cabecilla de la columna que opera en La Convención, Gabriel, uno de los miembros de la sanguinaria familia Quispe Palomino.

TAMBIÉN VALDÉS
“Creo que en este contexto, la permanencia de los ministros no va a hacer más que agudizar el desprestigio del gobierno. La demora en su remoción lo único que causará es el agravamiento de la imagen del Ejecutivo”, puntualizó.

Aunque Manrique refirió que, ante esta crisis, lo ideal sería el licenciamiento del primer ministro, Óscar Valdés, por ser el responsable directo de la designación de los ministros cuestionados, sin embargo, dijo que, por ahora, es poco factible que ello suceda.

“El gobierno tiene otros conflictos internos tan serios que atender como el de Conga, por ejemplo. Por lo que no creo que ello vaya a acontecer, en el cortísimo plazo”, enfatizó.

Por su parte, De la Puente agregó que además de los relevos obligados que Ollanta Humala deberá ejecutar en los portafolios de Defensa e Interior, tiene que haber modificaciones sustanciales en la política de seguridad.

Advirtió que cualquier cambio simple de nombres en dichos ministerios no tendrá mayor éxito ni dará estabilidad a ambos sectores, si no va acompañado de las correspondientes modificaciones sustanciales en las políticas antisubversiva y de seguridad que exigen los entendidos y la opinión pública nacional.

Consideró igualmente que, a pesar de que lo recomendable en estos casos sería cambiar al primer ministro, por ser responsable político directo de la designación y haber respaldado en el cargo a Otárola y Lozada, Humala no dará este paso dado su fuerte posicionamiento en las encuestas de opinión, con una aprobación por encima del 50 por ciento. De igual modo, estimó que resultaría harto complicado para el presidente relevar a Valdés ante la inminencia del cambio de la Mesa Directiva del Congreso.

“Pero es evidente que la permanencia de estos ministros cuestionados es un problema para el premier. En todo caso, a partir de la partida de estos funcionarios se podría abrir una discusión sobre la estabilidad de Óscar Valdés”, subrayó.

Los últimos enfrentamientos en La Convención tuvieron un saldo eminentemente negativo para las fuerzas del orden y se agudizaron a raíz de las operaciones antisubversivas del comando unificado militar-policial en dicha zona, con el operativo denominado “Libertad”.

Específicamente se inició con el ataque al helicóptero 357, la nave UH1H2, en la que murió acribillada por los narcoterroristas la mayor Flores, la tarde del jueves 12 de abril.

Este desgraciado suceso desató otros combates posteriores en una elevación situada en la misma área y sus cercanías entre ese jueves y el sábado 14 de abril, con un saldo trágico en todos ellos: la muerte de tres suboficiales de la Dinoes, pocas horas después; y la emboscada a una patrulla del Ejército Peruano, el sábado, que mató a dos suboficiales del Ejército y dejó a diez heridos, en aquella jornada.

Además, el hallazgo y posterior rescate del cuerpo del suboficial PNP César Antonio Vilca Vega, por parte de su padre, Dionisio Vilca, dejó en muy mala situación al ministro del Interior, Daniel Lozada, quien hace días atrás había recomendado dejar la búsqueda “a personas calificadas”.

“Yo recomendaría que dejen eso a las personas preparadas y calificadas para poder actuar. Sería un riesgo en tanto que tendría que haber una preocupación para dar seguridad en una zona que es de alto peligro”, se atrevió a asegurar en aquella ocasión.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD