Debemos participar en negociaciones

La presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Fepuc), Sigrid Bazán, analiza el conflicto de esta casa de estudios superiores con la Iglesia. Asimismo, la dirigente estudiantil confesó que le gustaría participar en política si es que así lo dispusiera su partido.

| 26 marzo 2012 12:03 AM | Política | 2.1k Lecturas
Debemos participar en negociaciones
Dirigente analiza problema de la Católica con Iglesia.
SACA CARA POR ESTUDIANTES

Más datos

SOY MILITANTE

—¿Evalúa participar en política?
—Yo estudio Ciencias Políticas, me gusta ser política y soy militante del Partido Socialista. Si hay un planteamiento en mi agrupación política, con una agenda concreta, para armar un movimiento que proponga ciertas demandas que se puedan cumplir y no queden en el aire, está mi participación.

2128

—¿Cómo evalúa el conflicto de la Católica con el Arzobispado en esta etapa final?
—Nos preocupa que las negociaciones sean solo con el rectorado, sin ningún otro sector universitario, y que por ende la decisión final no tenga un respaldo general. Se han cerrado las puertas para los estudiantes, que el año pasado formaron parte de una comisión que analizó las reformas y concluyó en decirles no.

—¿Por qué los estudiantes no están en este espacio de diálogo?
—Hubo una propuesta de formar una comisión integrada por profesores, estudiantes y el rectorado como el año pasado, pero el rector consideró negociar solo. No somos expertos en derecho, pero creemos que deberíamos estar en las negociaciones.

—En esta situación, ¿cuál cree que sea el desenlace?
—Sabemos que no hay acuerdo hasta hoy, y nos preocupa porque no hay un diálogo productivo. Pero sigamos confiando en que, si no se produce un acuerdo, es porque la universidad busca preservar su autonomía.

—La Fepuc lamentó que la Asamblea Universitaria no haya decidido el tema de la autonomía en esa reunión. ¿Por qué no tomaron la decisión en ese momento?
—Esperábamos que sea reafirmada la decisión del año pasado, hasta que el rectorado planteó otras alternativas para continuar el diálogo con la Iglesia, al que nunca nos cerramos. Rechazamos que los obispos no hayan asistido antes y saludamos que hayan estado en la última reunión, porque los canales institucionales de participación de la Iglesia existen.

—¿Por qué demandaron que el Vaticano retirara el ultimátum?
—¿Cómo puedes dialogar con una imposición de un plazo? Eso no es coherente para un diálogo horizontal. El retiro del ultimátum debió ser un paso, y ahora vemos que no hay acuerdo y nos preocupa.

—¿El diálogo está estancado?
—El diálogo no ha avanzado un punto, no hay frutos hasta ahora. Hemos conversado con el rector varias veces por iniciativa propia, y nos han informado que no hay nada concreto.

—¿Este estancamiento es por parte de la Iglesia?
—No estamos seguros de cual sea la razón por la que no se avance. Pero si el diálogo empezó con un tema de reafirmar la decisión por parte de la universidad, y por el otro lado se están reinventando las propuestas, todo eso ya te da una idea.

—Últimamente se han ventilado algunas controversias internas. ¿No sería mejor ventilarlas después del conflicto para no dar motivos a los conservadores?
—No hay que mirar el tema o principista o estratégicamente, no somos tan maniqueos. Cuando el cardenal Cipriani inicia este litigio, se nos dice que hay que callarnos sobre nuestras demandas y defender la universidad. Pero no podemos defenderla si no tenemos una identidad. No hay forma de apartar estos puntos y esperar que la lucha por la autonomía se fortalezca, lo que más une a los estudiantes es la defensa de sus derechos, y que no se diga que somos títeres del rector o piezas del tablero de Cipriani.

—Algunos la comparan con Camila Vallejo. ¿Qué piensa de esto?
—No es ningún favor a la causa esta comparación que personaliza el conflicto, que no es mío, sino de la Federación, cuya nueva mesa directiva, de la cual soy parte, ha querido asumir su rol con una postura independiente y no desde la autoridad.


AGRUPACIÓN RIVAGÜERO
Tiene conducta antidemocrática

—¿Cómo han tomado la aparición de la Agrupación Universitaria Riva Agüero (AURA), que apoya que la Católica pase a manos del Arzobispado?
—No conocemos a esta agrupación, no tienen ni un año de existencia, solo son los cinco o seis personajes que han dado entrevistas a los medios. Ellos dicen que la Fepuc no es representativa, pero tenemos 57 años de existencia, producto de varias luchas. Un movimiento político de la universidad llamado Izquierda Universitaria mandó una carta pública a AURA para debatir en el campus; pero éstos no quisieron. Sin embargo, este grupo conservador me llama para eso mismo en El Comercio y en RPP. Eso es lamentable, porque es una conducta antidemocrática. No queremos darle acogida mediática, pero tienen las puertas abiertas para debatir en la universidad.


Víctor Liza
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD