Debe conocerse la verdad sobre la muerte de la niña

Un vuelco total se ha producido sobre las circunstancias de la muerte de la niña Zoraida Caso Asparri de ocho años de edad durante la operación combinada del Ejército y la Policía el sábado pasado en el centro poblado de Ranrapata (Junín), que fue presentado como un exitoso rescate de tres niños de un supuesto adiestramiento terrorista.

Por Diario La Primera | 14 set 2012 |    
Debe conocerse la verdad sobre la muerte de la niña
Explicaciones del ministro de Defensa no convencieron y contradicciones fueron evidentes.
Rocío Silva Santisteban habla de violación de derechos humanos y el periodista Pedro Yaranga de secuestro.

Más datos

LOS FAMILIARES

“Hoy a las diez de la mañana habrá una conferencia de prensa en que se pronunciarán todas las autoridades del distrito de Santo Domingo de Acobamba, familiares de la niña Zoraida, el director de la escuela donde estudiaban los niños, y otros que además presentarán fotos sobre este enfrentamiento que terminó con la muerte de la menor”.

El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, dijo en Palacio de Gobierno que la niña habría fallecido por un tiroteo iniciado por los terroristas dirigidos por el “delincuente terrorista Óscar” cuando las Fuerzas Armadas habían capturado ya a la terrorista Isabel Quispe Huamán “Amalia”, de 20 años.

“Quien inició los disparos, la ráfaga, fue el terrorista ‘Óscar’ para garantizar su fuga, acompañado de otros miembros de Sendero Luminoso”, dijo Cateriano, junto al ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el almirante José Cueto.

Cateriano negó rotundamente que el Ejecutivo haya ocultado a la ciudadanía la muerte de la niña y que el gabinete se enteró del lamentable hecho el domingo por una denuncia del alcalde del distrito de Santo Domingo de Acobamba, Jorge Aparicio Camarena.

“Rechazamos tajantemente la insinuación de que hayamos ocultado información, de que hayamos actuado con el propósito de exterminar gente”, expresó Cateriano aunque enfatizó que el Ministerio Público aclarará el hecho trágico y que el caso debe investigarse.

El operativo fue ensalzado por el titular de Defensa, quien aseveró fue emprendido luego de un paciente trabajo de inteligencia que llevó a las fuerzas del orden para capturar a los terroristas “Amalia” y “Óscar” a quienes les fueron incautados diversos materiales propagandísticos terroristas y armamento de guerra.

ACUSACIÓN
Sin embargo, ayer en conferencia de prensa, en el local de la Sociedad de Beneficencia de Huancayo, Rodrigo Véliz, primo de la menor, reveló que ésta habría sido alcanzada por un proyectil de bala de los propios militares cuando escapaba a través del campo al oír disparos iniciado el operativo.

El juez de paz de Santo Domingo, Cipriano Calderón Pizarro, ratificó ese relato, basándose en la necropsia de ley del cuerpo que está ahora en la morgue de la ciudad de Huancayo.

La necropsia señala que Soraida murió de un impacto de bala que ingresó por la parte posterior de su cuerpo, a la altura del tórax, y además presenta un orificio de salida.

Asimismo que el cuerpo de la niña habría sido arrastrado aparentemente 50 metros desde la choza más lejana de la zona y lanzada a un barranco.

Jorge Camarena, alcalde del distrito de Santo Domingo de Acobamba, se ratificó en que los niños “rescatados” por las Fuerzas Armadas eran niños estudiantes que asistían a sus clases y que no estaban sujetos a adoctrinamiento senderista.


Niña de ocho años fue la víctima de operativo en el Vraem.

VIOLACIÓN DE DERECHOS
La secretaria de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Rocío Silva Santisteban, además de exigir una investigación y sanción por la muerte de la niña, refirió que se habría cometido una violación a los derechos de los hermanos de Soraida que fueron traídos a Lima y fueron separados de sus padres, a quienes no les fueron probados vínculos con Sendero Luminoso.

“Se ha cometido una violación de derechos humanos de estos niños que han sido traídos, cometiendo el gobierno un gravísimo error. Tienen el derecho a estar con sus padres, si sus padres no están involucrados, no deben ser separados. No se ha tomado con la seriedad debida”, dijo Santisteban a LA PRIMERA, exigiendo además que la ministra de la Mujer, Ana Jara, asuma su responsabilidad.

El analista Pedro Yaranga sostuvo que la operación militar policial se realizó pésimamente cuando la zona campeada por terroristas, en que sus pobladores están bajo amenaza de ellos, y existe cerca un campamento narcosenderista.

“Fue una operación pésima porque no golpearon de noche, sino de día, y dejaron escapar a siete personas armadas que abrieron fuego. No han averiguado a qué hora se desplazan los terroristas y a qué hora pueden entrar con efectividad”, refirió Yaranga.

El especialista afirmó, al igual que Silva Santisteban, que el gobierno habría violentado los derechos de los tres niños al haberlos sacado contra su voluntad y la de sus padres de su hogar.

“Como no encontraron nada, cometieron la brutalidad de sacar de su casa a la señora y obligarla a subir al helicóptero. (…) Se puede calificar como secuestro porque la están sacando contra su voluntad. Ni siquiera cruzaron bien información. Sino que los hicieron pasar como senderistas”, señaló.

SANCIONES DRÁSTICAS
“Deploramos la muerte de la menor, consideramos se debe dar sanciones drásticas para los responsables de la muerte de la niña, y por el uso político de la situación de los niños supuestamente rescatados, para la foto, cuando los padres no eran de Sendero Luminoso”, afirmó Rocío Silva Santisteban.


Henry Campos
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.