Debacle en cadena de las bolsas del mundo

La negativa de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a aprobar el crédito de 700 mil millones de dólares para salvar a los grupos más poderosos del sistema financiero norteamericano cayó como una bomba en la Bolsa de Valores de Lima y en casi todas las bolsas del mundo, lo cual se ha convertido en el tema de debate a nivel mundial.

Por Diario La Primera | 30 set 2008 |    
Debacle en cadena de las bolsas del mundo
(1) Zozobra en la economía mundial que recuerda a la crisis financiara de 1929. (2) Una caída clamorosa sufrió ayer la Bolsa de Valores de Lima.
“Es un CLAE mundial”, opina economista, y advierte que “puede ser el fin de las políticas neoliberales”.

Más datos

DETALLE

La Bolsa de Valores de Lima tuvo su mayor caída del año y el Banco Central de Reserva batió su récord de compra de dólares.

El BCR tuvo que entrar con fuerza al mercado para evitar la caída del sol. Vendió casi 420 millones de dólares pero ni así pudo evitar una baja de 0.54 por ciento en el precio del nuevo sol. En todo lo que va del año, el BCR ha vendido 2,277.6 millones de dólares. En América Latina las bolsas que más cayeron fueron la de Sao Paulo, con una caída del 9,36 por ciento; y la de Buenos Aires, que cayó el 8,68 por ciento.

Según el ex ministro Pedro Pablo Kuczynski, el proyecto enviado por el presidente norteamericano George W. Bush a la Cámara de Representantes no tuvo apoyo porque suponía “el rescate para los ricos” y no para quienes tenían su dinero depositado en los bancos. Explicó que los parlamentarios negaron el apoyo porque no están de acuerdo con ayudar, con dinero de los contribuyentes, a los grandes banqueros.

Recordó también cómo el grupo Citigroup es, desde ayer, el primer banco de Estados Unidos, después de haber comprado al banco Wachovia, que un día antes se declaró en quiebra siendo el cuarto más grande del mercado norteamericano. Ahora Citigroup tiene un total de depósitos por 1,25 billones de dólares, por delante de JP Morgan Chase (911 mil millones) y de Bank of America (785 mil millones). Wachovia estaba valorado en unos 312 mil millones de dólares.

Kuczynski dijo que una tarea importante del momento es evitar la crisis de confianza en el sistema financiero. “Hay que parar esto en seco”, afirmó, pero no comentó la voracidad de los grandes bancos que están tratando de engullirse a los quebrados.

El gobierno norteamericano debe reformular su propuesta, por ejemplo, fijar topes a los sueldos de los grandes banqueros, porque siempre es bueno hacer un saludo a la bandera, aconsejó el financista peruano-norteamericano.

Estalló la burbuja
“Más allá de la crisis hipotecaria o la crisis del sistema financiero norteamericano, quebrado de manera interesada por los principales bancos de inversión, asistimos a la prueba más evidente del fracaso del modelo neoliberal y de las economías de libre mercado”, afirmó el economista Jorge Manco Zaconetti.

“Es un CLAE mundial, propiciado por las políticas neoliberales que aconsejaban la desregulación de los mercados. Es la prueba de que las doctrinas que nos introdujeron los teóricos del Banco Mundial durante la dictadura fujimontesinista estaban al servicio del capital especulativo global”, agregó.

“No es el fin del mundo. Puede ser el fin de las políticas neoliberales”, remarcó, indicando que los síntomas visibles de la crisis financiera norteamericana impactarán primero en las empresas mineras como Buenaventura, Yanacocha y otras que cotizan en la bolsa de Nueva York.

En la medida que el principal mercado de los valores está en los Estados Unidos, los afectados serán quienes posean esos títulos, precisó. Zaconetti afirmó que el gobierno peruano debió haber escuchado a quienes proponían gravar las sobreganancias mineras y aprovechar el periodo de precios altos de los metales, porque a partir de ahora caerá la producción industrial y el comercio. Por su parte, Luis Arias Minaya, ex jefe de la Superintendencia Nacional Tributaria (Sunat) señaló que la crisis de la economía norteamericana ya había impactado en el país con la caída de los precios de los metales básicos.

Este descenso de los precios, explicó, provocará una caída en las utilidades de las empresas y, por consiguiente, un menor monto de Impuesto a la Renta, lo que, a su vez, se traducirá en una disminución de los dineros que reciben los gobiernos regionales y locales por concepto de canon.

Según Arias Minaya, el descenso de las transferencias a las regiones no será brusco puesto que, felizmente, el Perú es un productor polimetálico.

Cuando cae el precio del cobre, el zinc, el molibdeno y otros metales básicos, es normal que aumente el precio de los metales preciosos. Entonces si dejamos de tener ingresos por un lado, podemos recuperarlos parcialmente por otro, refirió.

Señaló también que es probable una caída de la demanda interna y que la marcha de la presión tributaria hacia abajo bordee el 0.5 por ciento del PBI. “Unos 400 millones de dólares, aproximadamente”, relató.

Sobre el tema, el economista David Tejada opinó que la caída de las bolsas de valores, comenzando con la de New York, es un chantaje de los sectores financieros que han provocado la crisis económica en Estados Unidos. “Este es sólo un elemento más de la crisis de Estados Unidos, que es una crisis más profunda de lo que parece”, afirmó.

Consideró que no está cerrada la posibilidad que el gobierno norteamericano realice su plan de salvataje, pero el mensaje del Parlamento es que reformule su plan, que lo trate con más detenimiento, y que vea también qué va a pasar con los beneficiarios de las hipotecas y hasta dónde llegará la participación del Estado que, según los teóricos neoliberales, debe renunciar a un rol activo como regulador. (R.F.)


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.