De ratas y ratones

El Petrogate ya se llevó de encuentro a un ministro y al presidente de la principal empresa del Estado, mientras se aferran a sus cargos, sin mayor futuro, el premier y el responsable de las concesiones petroleras. Hay además daños colaterales como el ministro de Salud (cuándo no), intermediando con el lobbista dominicano que admite haber sido el jefe de Rómulo León y las regiones para negociar inversiones hospitalarias. Y hay una inquietante pista que lleva hasta el presidente García: ¿cuál es su real relación con León?, ¿por qué es que casi le ha avisado que se fugue al adelantarse en la noche del domingo a decir que sería detenido?

Por Diario La Primera | 09 oct 2008 |    
De ratas y ratones
Presidente García desde mucho antes está vinculado a corrupción.
¿Y cómo es la mía?, fue la pregunta de García en Roma el 7 de septiembre de 1989, luego de haber recibido medio millón de dólares.

Más datos

DETALLE

Que hayan sido empresarios noruegos, famosos por su aparente honestidad, los que hayan sido pescados como actores del Petrogate, ya dice mucho de que la cosa debe ser mucho más grande de los que estamos viendo.

La “persecución” a la que es sometido actualmente el papá de Luciana tiene mucho en común con la ya lejana epopeya de Fujimori detrás de Montesinos, haciendo declaraciones contra la corrupción supuestamente individual de su asesor estrella, mientras las evidencias mostraban cada vez mayor implicación de todo su gobierno y del propio presidente. Ahora no se llega al extremo de incorporar a García en la caravana de perseguidores, pero se ha puesto al frente al director de la policía, y el mandatario anda frenético por plazas declarando contra las ratas y los ratones, como si se tratara de un exorcismo.

¿Cómo es que hay tipos que se aprovechan de la buena obra del gobierno para andar vendiendo influencias que no tienen para empresas que buscan oportunidades de inversión?, se ha preguntado Del Castillo, con un tono que ya no suena a ingenuidad, después de saberse que él fue el primero en recibir a Fortunato Canaán y de recibir el pedido para que lo contacten con el presidente y que fue el probable nexo entre León, Químper, Saba y Gutiérrez.

Pero todos sabemos que el gobierno se ha estado vendiendo en el mundo; que García les aseguró a los dirigentes del PC chino y de la empresa estatal Zijin Mining Corporate, que el asunto Majaz estaba resuelto y que podían comprar el yacimiento a la Monterrico Metals, porque el gobierno se encargaba de las comunidades; que imaginó la reconstrucción del sur chico como una gran oportunidad de negocios para lo que nombró empresarios, proyectistas comerciales y lobbistas, en vez de reconstructores, con el resultado que estamos viendo; que defendió la venta de Wong a los chilenos, como si el Estado tuviera que involucrarse en ello; que negoció con Hunt la exportación del gas de Camisea a Chile y con la Suez los nuevos gaseoductos; etc. ¿Alguien cree que en todo esto no se cruzó la pregunta sobre el tamaño de la “remuneración de éxito”, que es el equivalente actual del “cómo es la mía”, de Siragusa?

En realidad cuando un gobierno asume que no haber aplicado impuestos a las sobreganancias, revisión de los contratos, sobrecanon y otras cargas que eran lógicas en una etapa de crecimiento y superutilidades, es algo que los empresarios se lo deben a ellos; cuando piensa que el acceso a áreas de explotación antes prohibidas (como la reserva del Manu, Lote 57); y en general cuando discute cara a cara los beneficios excepcionales que este gobierno otorga al inversionista; es muy fácil deslizar el pedido de una compensación por el esfuerzo.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.