De la patada

“(Marco Arana) es una persona que traiciona su vocación, que se ha hecho famoso siendo padre y ahora ha fabricado un partido político; francamente, que Dios lo perdone pero el daño que está haciendo es muy grande”.

Por Diario La Primera | 23 junio 2012 |  1k 
1021  

Monseñor Cipriani no puede con su genio y sigue metiéndose en política, aunque, a diferencia de Arana, él no ha dejado los hábitos.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario