De la Comisión Webb a la Comisión Nava

Anteayer, cuando se comentaba el casi insólito logro de un sector de la oposición de concertar una propuesta de candidatos fuertes y confiables para la Contraloría General de la República, con nombres como el del economista Humberto Campodónico, apareció de pronto una inesperada lista denominada “de las agrupaciones políticas”, y que resultaba presentada ni más ni menos que por el secretario general de Palacio de Gobierno, Luis Nava, el mismo de los petroaudios y las reuniones con Canaán. Se sugería que la lista era el fruto de consultas entre el presidente García y dirigentes políticos invitados por él mismo a conversar sobre el tema.

| 11 febrero 2009 12:02 AM | Política | 442 Lecturas
De la Comisión Webb a la Comisión Nava
El secretario general de Palacio, Luis Nava, es el hombre que elige al candidato a contralor.
Los mismos que aprobaron a Ingrid Suárez quieren proponer al candidato.
442

De esta manera García lograba armar una nueva confusión y confirmar que para este gobierno la mejor oposición es la que impide cualquier viso de seriedad en los actos de los partidos no oficialistas -como ocurrió con la comisión que investigaba el escándalo de los petroaudios-. La lista de los nuevos doce de García (los anteriores fueron los apóstoles empresariales de los 80), significa que los mismos que levantaron el brazo por Ingrid Suárez cuando la candidatura pendía de un hilo por las crecientes evidencias de fraude que la acompañaban, Aldo Estrada, Raffo, Bedoya de Vivanco, quieren darle al gobierno una nueva opción de decir que García no impuso su voluntad, sino que la cosa vino de muchas sugerencias de múltiples partidos.

Otra vez la maniobra de la apariencia que fue lo que se buscó con la Comisión Webb, sólo que ahora la propuesta no podía haber sido peor representada que por el señor Nava cuya actuación en actos de corrupción ha sido cuando menos oscura y nada recomendable.

Razón teníamos en LA PRIMERA cuando exigíamos que se revisara el legajo personal de la señorita Suárez Velarde en el Ministerio de la Producción, para verificar si fue contratada como ingeniera o como contadora. Ahora ya se sabe que en su carpeta se incluía un título falso, expedido en nombre del Rey de España, de Ingeniera Industrial, titulada en la Universidad de Gijón, donde nadie la vio nunca. Pero este título fue aceptado por el verdadero Rey de Soraya, es decir por Rafael Rey, que tiene muchas otras perlas en ese ministerio, y que debe haber sido el que recomendó a la Comisión y a García a su “ingeniera”, que también era contadora. Con los resultados que conocemos.

Raúl Wiener
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario