Cuidado: el Comando Canela es asunto serio

Un programa de televisión atacó a este diario que lo único que hizo fue alertar sobre la posible existencia de un comando paramilitar que azuza a la violencia en las protestas.

| 24 abril 2008 12:04 AM | Política | 2k Lecturas
Cuidado: el Comando Canela es asunto serio
Canela entró en serias contradiciones ante la ‘prensa chichi’.

Más datos

DATO

Fuentes confiables sostienen que Canela posee gran poder en la Policía, tanto así que, en algunas ocasiones, da órdenes a los coroneles. “Por orden de Octavio Salazar”, dicen.
2074

El lunes, durante la más que complaciente, casi cómplice, entrevista de Cecilia Valenzuela con la señora Sara Albirena, “Canela”, asesora ad honoren de la alta dirección de la Policía Nacional, se produjo un electrizante anuncio: los 14 policías comprendidos en la Resolución 2718, que convertía en un solo día a efectivos de “operaciones especiales” (DINOES) en elementos de inteligencia, enjuiciarían a este diario por poner en peligro su integridad y las de sus familias.

¿Cómo sabía “Canela” lo que harían 14 personas en los días siguientes?, ¿se reunió con ellos, uno por uno, y les consultó lo que iban a hacer?, ¿lo decidió el general Octavio Salazar y convirtió a la Albirena en su vocera?, ¿salió de la conversación con la Chichi?

Lo cierto es que ayer miércoles, cuando el ministro con más baja credibilidad de este gobierno hizo el desmentido de rigor, en el mismo tono en que dijera alguna vez que no había irregularidades en la compra de patrulleros chinos y repitió que los campesinos se dispararon entre ellos durante el paro agrario: “no hay comando secreto, ni escuadrón paralelo; nos llegaba una avalancha de cartas notariales, con el mismo contenido y con las firmas de algunos de los policías mencionados en nuestro informe del lunes.

Es decir, se confirmaba la primicia de “Canela” y se ratificaba su incomprensible poder político. De alguna manera, el director general habría considerado una buena estrategia no limitarse a la respuesta institucional del ministro, sino agregarle la amenaza de rellenarnos de procesos judiciales si en 24 horas no nos rectificábamos. Por cierto, esta operación se encuentra sostenida en varios medios de prensa que han llegado a la inteligente conclusión de que los grupos “para” no se forman con resoluciones oficiales.

¿Cuál es el tema?
Los rectificadores confirman una cuestión clave: dentro del personal de la DINOES se escogió a un grupo de “especialistas” que el día 22 de febrero pasaron a conformar un grupo de inteligencia, todos a la vez, sin que se sepa por qué no se recurrió a personal de la propia Dirección de Inteligencia (DIRINT), ni qué capacitación y aptitudes personales fueron tomadas en cuenta para el traslado. Lo que se tiene claro es que los de operaciones especiales son tipos de acción y, al menos teóricamente, los de Inteligencia se dedican a recoger información y analizarla.

LA PRIMERA recibió información de fuentes de inteligencia de La Marina y otros institutos en el sentido que este grupo estaría siendo preparado para actuar en los movimientos sociales, esos a los que Alva Castro les promete una rigurosa represión. Nuestro deber como periodistas era mostrar los hechos y exigir que se explique la formación de este misterioso grupo y cuál es el papel de la señora Canela, que dice conocer a cada uno de los implicados, lo que no es desmentido en las cartas en serie, aunque, para salvar las apariencias, se anota que cada uno de los policías responde a su comando.

Para silenciar nuestra investigación, además, se está apelando al supuesto “secreto” de las tareas del nuevo grupo de Inteligencia, que nosotros habríamos violado alevemente. Al respecto, sólo cabe decir que el secreto fue una poderosa arma para los crímenes y abusos de Fujimori y Montesinos, y para los que caen en la cuenta de Mantilla y el primer gobierno aprista. El periodismo libre jamás puede detenerse ante esa consideración, ya que de otra forma no se podrían destapar los crímenes del Estado. Pero la Resolución 2718 tampoco es secreta, y por eso su facsímil fue mostrado por este diario el lunes pasado.

Se pretende decir que nuestra denuncia es “poco veraz” respecto a lo que pretenden el ministerio y el director general con el nuevo destacamento, pero no se dice la tarea a la que han sido asignados los 14 agentes. O sea nos desmienten, pero no dicen qué se proponen hacer.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD