Creo que Chile va a aceptar el fallo

Salomón Lerner Ghitis, expremier y presidente del Grupo de Alto Nivel de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que da seguimiento a la situación política de Paraguay tras la destitución del presidente Fernando Lugo, nos habla del diferendo limítrofe con Chile, de la integración y del proceso electoral en Paraguay.

| 09 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 931 Lecturas
Creo que Chile va a aceptar el fallo
Salomón Lerner ve con optimismo cronograma electoral en Paraguay.
ENTREVISTA. SALOMÓN LERNER
931

—Esta semana la controversia de límites marítimos entre Perú y Chile ha entrado en la fase oral en el Tribunal Internacional de La Haya, ¿cómo ve el proceso?
—El equipo técnico legal del Perú está muy bien estructurado. Ha hecho un buen alegato desarrollando una tesis importante respecto de la no existencia de un acuerdo sobre la frontera marítima con Chile. Ese es el punto fundamental que espero se resuelva en La Haya.

—El problema sería que no podamos hacer cumplir un fallo favorable al Perú.
—Una acción diplomática bastante bien llevada hace unos días, es haber promovido una declaración conjunta entre los presidentes del Perú y Chile, que ratifica que ambos países respetarán la decisión de la Corte.

—Pero en Chile están entrando a un año electoral.
—Eso podría influenciar en el cumplimiento. Por eso tenemos que prepararnos desde el punto de vista mediático, político y diplomático.


DEFENSA DE UNASUR

—¿Unasur sería la garantía del cumplimiento?
—Espero que eso no suceda. Yo apuesto a que se va a respetar lo firmado en los diferentes pronunciamientos de ambos países sobre la aceptación del resultado de La Haya.

—Ya que toca el tema Unasur, hay quienes quisieran acabar con ese espacio ¿Ud. percibe lo mismo?
—En efecto, hay fuerzas que no creen en una integración sudamericana sólida. Y creo que no se han promocionado adecuadamente los propósitos de esta integración que no solo es política sino económica y cultural. Los temas que trata Unasur son de infraestructura, de lucha contra la corrupción, contra el narcotráfico, de mejoras en programas de salud, etc. La falta de vías de comunicación entre nuestros pueblos, por ejemplo, hace que los productos alimentarios sean de difícil comercialización en la región. Eso a veces no es comprendido por los mismos que piensan que Unasur solo es una unidad política para discutir ideologías.

—¿Cree que la Alianza del Pacífico es una amenaza para la Unasur?
—La Alianza del Pacífico es una unión comercial de países que tienen tratados de libre comercio.

—Pero la lógica de libre comercio de la Alianza del Pacífico se contrapone a la de industrialización de los demás países de Unasur.
—Son dos lógicas de modelos diferentes. Yo me adhiero más a un modelo de industrialización, de valor agregado y creo que el Perú está en ese camino. Es justamente lo que el presidente Humala ha dicho en una serie de discursos, que no podemos seguir viviendo de la exportación de las materias primas sin darles valor.

—Una de las discusiones de Unasur es la de convergencia entre la Comunidad Andina (CAN) y el Mercosur, pero el Mercosur está invitando a Ecuador y Bolivia a ser miembros plenos ¿Desaparecerá la CAN?
—El probable ingreso de Bolivia y Ecuador al Mercosur podría debilitar a la CAN. Sin embargo, creo que la CAN seguirá basándose en los cuatro países que la integran. Yo apuesto por la convergencia CAN-Mercosur. Ese es uno de los planteamientos de la Cancillería peruana y uno de los planteamientos de Gana Perú que llegó al poder con el presidente Humala.


MISIÓN EN PARAGUAY

—¿En qué medida la destitución del presidente Lugo en Paraguay ha sido un golpe a Unasur?
—He podido ver en las reuniones de Unasur de la semana pasada que la agenda no se ha paraguayizado y eso es importante. Prueba de ello es que en la reciente Cumbre se han desempolvado muchos proyectos necesarios para la real integración sudamericana. Además de avances como el reglamento del Consejo de Defensa, la propuesta de hacer un inventario de la potencialidad de los recursos naturales de la región, la propuesta de un sistema de compensación de pagos para el comercio, etc.

Y si bien se ha tomado en cuenta un aspecto en la parte democrática y política de Unasur, Paraguay no ha sido el punto de desequilibrio del bloque, al contrario, hay unidad total de criterios sobre cómo tratar el tema democrático en Paraguay.

—En la Cumbre de Lima no se ha levantado la suspensión de Paraguay en Unasur y el gobierno paraguayo ha respondido que hay un pacto antiparaguayo en el bloque.
—Así como hay una respuesta de la Cancillería paraguaya, también hay una respuesta de los cancilleres y presidentes de Unasur: quien ha cometido actos de suspensión de los regímenes normales de una democracia, debe afrontar un proceso transparente que la restablezca y eso es lo que nos han encargado seguir. Vamos a dar seguimiento y evaluar el proceso electoral paraguayo pudiendo recomendar en las próximas reuniones de cancilleres y presidentes la reintegración de Paraguay a la unidad política de Unasur.

—¿En los últimos meses, cuántas veces ha ido a Paraguay?
—Una sola vez. Hemos conversado con todas las fuerzas políticas, con gremios empresariales, con organizaciones de derechos humanos, con centrales sindicales, con los medios de prensa, y hemos podido comunicar abierta y transparentemente nuestra posición.

—¿Y el gobierno paraguayo los recibió?
—Nosotros no recibimos ni pedimos ninguna invitación. Pero sí hemos tenido la oportunidad de hablar con los representantes de todas las fuerzas políticas.


LUGO CANDIDATO

—Luego de esos encuentros, ¿qué impresión tiene de la vacancia de Lugo?
—Hemos conversado con el presidente Lugo y entendimos que él mismo aceptó las reglas de juego que se impusieron en esos momentos. Ahora, él está participando en el proceso electoral encabezando una lista para el senado.

—¿Lo van a dejar participar?
—Sí. Hemos conversado con el Consejo Electoral y no hay ningún veto a la candidatura del presidente Lugo a una senaduría, ni tampoco a la candidatura del Frente Iguazú a la presidencia. En estos días se están haciendo las primarias, con lo cual, a pesar de cualquier tipo de crítica que se pueda hacer para mejorar el proceso electoral, vemos con optimismo el cumplimiento del cronograma que termina el 21 de abril con la elección del nuevo presidente.

—¿Hasta cuándo va el Grupo de Alto Nivel?
—Hay un encargo reciente, de hace algunos días, para continuar con el seguimiento y la evaluación de lo que ocurra en Paraguay. Estamos programando una reunión en los próximos diez días del Grupo de Alto Nivel para poder decidir cuál es el camino a seguir. Lo lógico es ir a Paraguay e instalar una misión técnica de observación electoral. Si se dan las condiciones para hacerlo, lo haremos e informaremos a los cancilleres.

—¿Y con eso ahí acabaría su misión?
—Sí, con un informe respecto del proceso electoral.


Carlos Alonso Bedoya
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD