Creen que García busca el alboroto para que olviden “narcoindultos”

El expresidente Alan García, siguiendo con sus ataques constantes contra el gobierno por Twitter que, según sus críticos, buscan desviar la atención de su problema de los “narcoindultos”, desafió ayer al mandatario Ollanta Humala a un debate público sobre la aplicación de las políticas sociales y sus resultados.

| 06 noviembre 2013 09:11 AM | Política | 2.8k Lecturas
Creen que García busca el alboroto para que olviden “narcoindultos”
Creen que García busca el alboroto para que olviden “narcoindultos”
Legislador Daniel Abugattás se ofrece para polemizar, porque el Presidente, por su investidura, no puede debatir ni con él ni con nadie.
2809

Sr. Humala no se corra de las cifras. Lo invito a un debate público sobre la política social y sus resultados”, escribió el exmandatario en la referida red social.

Humala no respondió a García; pero sí lo hizo el expresidente del Congreso Daniel Abugattás, quien dijo que si el líder aprista quiere debatir, él está dispuesto a enfrentarlo en una polémica sobre cualquier tema.

García retó a Humala a un debate público sobre la política social luego de que este calificara de “poco ético” que la exprimera dama Pilar Nores manejara programas sociales del Estado, mediante convenios con su ONG.

Humala respondió así a críticas de Nores a la política de inclusión social del actual gobierno, en una entrevista periodística.

ABUGATTÁS SE OFRECE

En diálogo con LA PRIMERA, Abugattás consideró una falta de respeto, producto del exceso de ego de García, pedirle un debate a Humala, pues actualmente García es un ciudadano común que no puede acceder a polemizar con el Presidente.

“Está totalmente fuera de lugar que un ciudadano común y cualquiera quiera tener un debate con el Presidente de la República. Es una falta de respeto, desubicación o un ego inflado que le hace pensar que tiene potestades para debatir con el mandatario. Es absolutamente inaudito, un tema que escapa del razonamiento lógico de cualquier persona con salud mental estable”, indicó.

“Si (Alan García) quiere debatir conmigo, yo lo acepto de inmediato, pero no creo que sepa mucho porque él nunca implementó ninguna política social, lo que implementó fueron otras políticas que para discutirlas puede reunirse con los narcoindultados o los narcos que son sus socios, ahí puede trabajar”, dijo.

Criticó también duramente la gestión de políticas sociales durante el último gobierno de García, que según afirmó, carecieron de ética y utilizaron indebidamente los recursos del Estado.

“Todo el país sabe perfectamente que, lamentablemente, hubo una utilización de los recursos del Estado indebida, en el mejor de los casos inmoral y antiética. Usó los recursos de los ministerios de Vivienda y Energía y Minas, y por respeto a ella (Pilar Nores) no hicimos mucho hincapié” en el tema, anotó.

BANCADA LO RESPALDA

El legislador de Gana Perú Tomás Zamudio recomendó al presidente Humala que rechace el reto de García, pues consideró que un debate no demostrará lo que está plasmado en obras.

Ollanta Humala responde con hechos y con la defensa de los sagrados intereses de los pueblos del Perú. Debe rechazar el debate porque trabaja todos los días por el Perú profundo, los pobres de la ciudad y el campo, donde nuestro gobierno enfoca los programas sociales que sirven de gran beneficio para los que más necesitan”, resaltó.

Zamudio dijo que Pilar Nores tenía acceso a los programas sociales y buscaba beneficiar a su ONG con convenios con el Ejecutivo.

“La exprimera dama tenía acceso a los programas sociales y beneficios del Ejecutivo. Nosotros trabajamos a favor de los más humildes. García, a través de Twitter, provoca al Presidente y pretende dar clases de lo que nunca hizo en su gobierno”, criticó.

Por otro lado, el congresista Teófilo Gamarra, titular de la Comisión de Inclusión Social, sostuvo que García no está autorizado para hablar sobre política social, pues tuvo poco interés en este rubro en sus dos gestiones.

Ni siquiera sabe lo que es el significado de programas sociales”, declaró.

Debe entenderse por programa social el tratar de compensar las desigualdades económicas que existen para cerrar las brechas de pobreza que hay en el país”, explicó.

Manifestó que García dejó un país golpeado durante su primer gobierno y durante el segundo no le dio oportunidad a los programas sociales.

Señaló que el actual gobierno trata justamente de cerrar las brechas de pobreza y añadió que García actúa movido por afanes políticos buscando “atacar de cualquier manera al presidente Ollanta Humala”.

CONTRA EL DIÁLOGO

Gamarra añadió que el expresidente debe de aclarar primero su situación con el caso de los narcoindultos.

“Si bien la Constitución le da la posibilidad de indultar, se ha podido descubrir a lo largo de la investigación que ha indultado específicamente a personas detenidas por narcotráfico agravado”, precisó.

Indicó que García debe preocuparse en responder diversas interrogantes que existen por temas como Agua para Todos y colegios emblemáticos, por ejemplo.

El congresista Víctor Isla mostró preocupación por la actitud del expresidente, pues considera que está tratando de romper el diálogo con el gobierno.

“El expresidente García busca una confrontación innecesaria con el presidente Ollanta Humala, no quiero pensar que quiere patear la posibilidad del diálogo”, detalló.

DICE LA MINISTRA DE DESARROLLO E INCLUSIÓN SOCIAL

Cualquier debate es más que bienvenido

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Mónica Rubio, dijo ayer que cualquier debate es bienvenido, al responder sobre el reto que planteó el exmandatario Alan García al presidente Ollanta Humala.

“Cualquier debate es más que bienvenido. Sirve para informar y comunicar. Creo que las cifras que hemos mostrado son bastante claras”, indicó.

Rubio defendió el programa Qali Warma de los ataques de la exprimera dama Pilar Nores, explicando que es un programa creado exclusivamente para proveer alimentación a los niños en edad escolar y que hoy llega a 2 millones 600,000 beneficiarios, que no se puede comparar con el anterior programa de alimentación, desactivado por actos de corrupción y malos manejos.

Lo correcto, precisó, es cotejar la atención a los escolares que brinda Qali Warma con la que ofreció, en su momento, el desactivado Pronaa a ese mismo público objetivo, para comprobar que Qali Warma atiende a un millón más de niños que el anterior programa alimentario, todos los días del año y no 90 días como el anterior.

Roberto Contreras/María Milagros Brugman


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital