Contra persecución

Miles de trabajadores se movilizarán mañana a la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros, en protesta contra la persecución judicial a dirigentes sindicales, políticos y periodistas, como el caso del jefe de la Unidad de Investigación de LA PRIMERA, Raúl Wiener, lo que consideran parte de una campaña de hostilización del gobierno para silenciar las protestas ante el incremento de los despidos y la privatización de los activos públicos y recursos naturales (como el agua).

Por Diario La Primera | 13 ene 2009 |    
Contra persecución
Trabajadores marcharán mañana en protesta por intolerancia. Se solidarizan con Raúl Wiener. Simon niega seguimiento.

Más datos

DETALLE

Un grupo de agremiados al sindicato de la empresa Nestlé llegó a LA PRIMERA a expresar su solidaridad con Raúl Wiener y el sindicalista Buenaventura Vera, detenido por la policía con falsas acusaciones, y apoyar la marcha de mañana convocada por la CGTP en rechazo a la criminalización de la protesta sindical-popular.

La marcha fue convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) cuyo vicepresidente, Olmedo Auris, acusó al presidente Alan García de promover la campaña marcatista con la intención de acallar la protesta social usando a la Policía Nacional, al Ministerio Público y Poder Judicial, apoyado por la derecha peruana.

La presidenta de la CGTP, Carmela Sifuentes, exigió por su parte la libertad para el dirigente de construcción civil, Buenaventura Vera. Informó que la movilización se iniciará a la 1:30 p. m. y se iniciará en la cuadra 33 de la Av. Paseo de la República.

Por su parte, Raúl Wiener, invitado a la conferencia, manifestó su reconocimiento a la CGTP, a diversas organizaciones sociales, instituciones, personalidades y algunos medios de prensa que se solidarizaron ante el atropello del que es víctima.

Indicó que es muy curioso que después de revelar una investigación secreta de parte de la Dircote a 13 dirigentes de izquierda vinculándolos con el terrorismo internacional, él sea incluido en el proceso. Wiener consideró el caso como un flagrante atropello a la libertad de prensa y una clara amenaza a la prensa independiente.

A su vez, el premier Yehude Simon dijo ayer que no existe una campaña de persecución contra dirigentes sindicales por parte del gobierno, al subrayar que ninguna de estas personas tiene vinculaciones con el terrorismo. “Pueden tener ideas radicales, pero no son terroristas y los respetamos”, señaló.

Vilma Escalante
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.