Contra mafias asesinas

La Federación de Trabajadores de Construcción Civil del Perú y la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) rechazaron la violencia desatada por las mafias que extorsionan a empresarios y asesinan a obreros de la construcción, luego de firmar el acta final de Negociación Colectiva en Construcción Civil.

| 29 agosto 2012 12:08 AM | Política | 1.5k Lecturas
Contra mafias asesinas
Cámara de Contratación y Federación de Trabajadores confirma mano dura.
Construcción Civil y Capeco rechazan violencia en la obras
1528

Apoyaron la decisión del Ministerio del Interior de enfrentar esta lacra social con el objetivo de capturar a los cabecillas y desarticular estas organizaciones criminales que cobran cupos equivalentes al 5% del presupuesto de las obras y que asesinan a los sindicalistas.

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, denunció que el 90% de seudosindicatos creados en el gobierno aprista están integrados por extorsionadores, por eso pidió al Ministerio de Trabajo que realice una estricta revisión del registro sindical para expulsar a estos peligrosos facinerosos.

“Hasta hace un año y medio habían 29 y hoy hay 58 sindicatos, en la mayoría de los cuales se esconden los extorsionadores y matones. Estos fueron acreditados en el Ministerio de Trabajo del gobierno anterior y del actual. El ministro ha dicho que hay libertad sindical para todos, es decir, también para delincuentes”, afirmó.

El presidente interino de Capeco, Fernando Castillo, pidió hacer un alto a las mafias y dijo que los empresarios de ese gremio no cederán ante el chantaje y el pago de extorsiones.

“Rechazamos la violencia y el chantaje que intentan imponerse con el asesinato de trabajadores de construcción civil y con la extorsión y el maltrato de ingenieros. Lo que queremos es una cultura de paz y diálogo”, expresó.

NO DENUNCIAN
Huamán saludó que el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, haya anunciado, en una entrevista con este diario, que su cartera priorizará la inteligencia para enfrentar las mafias de la construcción. Respaldó la decisión ministerial de descentralizar la Dirección de Protección de Obras Civiles en el Callao, Chiclayo, Piura, Trujillo y Chimbote.

Señaló que la Policía realizó 250 intervenciones a estos grupos facinerosos “y los han encontrado in fraganti pero los afectados no quieren denunciarlos porque los amenazan y tienen ubicados su domicilio y la ruta por donde se desplazan sus familiares”.

LOS MAFIOSOS
Huamán sostuvo que los principales cabecillas de estas mafias “serían Augusto Ramos Dolmos quien fue denunciado por un empresario por cobrarle 5 mil dólares mensuales, y también Víctor Aponte Núñez, capturado con armas de fuego el 2007 cuando intentaba cobrar cupos en el sur de Lima”.

Agregó que estas mafias también cobran a cada obrero un cupo de 40 a 60 soles semanales y piden “incorporar 20 o 30 delincuentes en planilla como obreros para que sigan extorsionando”. “Ellos reciben un sueldo y seguridad social sin trabajar y solo se dedican a extorsionar o atacar las obras y acumular su botín”, aseveró.

Aclaró que el dinero de las extorsiones no lo pagan las empresas sino lo cargan en un rubro llamado “gastos generales”. “Si es una empresa pública lo paga el Estado y si es una empresa privada es cargado al usuario”, afirmó.

REVISIÓN E INVESTIGACIÓN
El dirigente sindical exigió que el Ministerio de Trabajo realice una exhaustiva revisión de los registros sindicales y “establecer un registro único de trabajadores de la construcción a nivel nacional, y se depure a los seudosindicatos y a los seudo sindicalistas”.

Demandó una profunda investigación por parte de la policía para capturar a quienes victimaron a los sindicalistas de construcción civil Guillermo Yacila, Armando Viera y Rubén Soberón.


Javier Solís
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD