Congresista García Belaunde rechaza censura a canciller Eda Rivas

Víctor Andrés García Belaunde advierte que oposición radical busca debilitar al gobierno con censura a canciller Eda Rivas, en momentos que se necesita fortalecer la unidad y buscar aliados con miras a un escenario post La Haya.

| 17 octubre 2013 08:10 AM | Política | 2.9k Lecturas
Congresista García Belaunde rechaza censura a canciller Eda Rivas
El objetivo es golpear a Humala
2929

Mientras en el Congreso los promotores de la censura a la canciller Eda Rivas buscan votos para lograr su censura, es decir su destitución, se escuchan voces como las del parlamentario Víctor Andrés García Belaunde, quien considera que se trata de una maniobra política para perjudicar no a la canciller sino al presidente Ollanta Humala y recuerda que durante su mandato expresidentes que lideran grupos que hoy piden la censura usaron a su antojo los permisos de viaje recibidos y en el Congreso nunca se pidió la censura del canciller de turno.

—¿Hay en el pedido de censura un afán revanchista del fujimorismo con el apoyo de algunas bancadas de oposición?

—Evidentemente la moción de censura siempre tiene un ropaje político que, en este caso, más que contra la ministra, va directamente contra el Presidente de la República. No es casualidad que sean fuerzas radicalmente opositoras al actual gobierno las que promueven la censura por una visita no comunicada al presidente de la República Francesa, la quinta economía del mundo.

—¿Algunos expresidentes, cuyas bancadas hoy apoyan la censura, hicieron lo mismo en su gestión?

—Hemos visto en el pasado reciente cómo otros jefes de Estado hacían escalas técnicas y visitas insignificantes y frívolas y el Congreso las aceptaba como naturales. La historia de esos expresidentes es conocida.

—¿En aquellas épocas se hizo algún pedido de censura?

—Antes no hubo pedido de censura ni de los miembros del gobierno ni de la oposición, no ha existido en la historia del Perú un canciller censurado y sería absurdo hacerlo ahora por una visita no programada pero que puede ser de suma utilidad para el país.

—¿Se cometió una infracción a la Constitución?

—Lo cierto es que los objetivos de los viajes presidenciales deben cumplirse a cabalidad y requieren permiso del Congreso para que la Nación sepa y conozca cuándo se va el Presidente, a qué y para qué viaja, pero básicamente saber cuándo va a regresar y ese objetivo se cumplió. No es fácil que dos presidentes se reúnan, sobre todo con un jefe de Estado tan importante como el de Francia.

—Algunos parlamentarios que apoyan la censura han manifestado que se ha faltado el respeto al Congreso.

—El Congreso de la República tiene que hacerse respetar de otra manera y la mejor forma es actuando internamente con absoluta honestidad y transparencia. Se hará respetar en base a su propia conducta y la conducta de sus miembros, pero no podemos endosarle la falta de respeto de la población ni la mala imagen del Parlamento ante la opinión pública, a través de una censura.

—¿Estamos ante una oposición irracional, que se opone sin fundamento?

—La oposición tiene que hacerse sentir en el Congreso y ejercer ampliamente sus facultades fiscalizando al gobierno. Es mejor tener un gobierno con excesiva fiscalización que un gobierno sin fiscalización. Es un mecanismo de las minorías que se suele aplicar pero hay que aplicarlas oportunamente y adecuadamente.

—¿Considera que no es pertinente el pedido de censura?

—En este caso no es oportuno, porque estamos en un momento en que se necesita la unidad y el Perú busca socios y amigos en el terreno económico y político a través de los Tratados de Libre Comercio, en el caso de Francia con la Unión Europea, y apoyo en nuestras legítimas demandas en el tema de La Haya, no pensando en la sentencia sino en el periodo post Haya.

—¿Nos afecta internacionalmente?

—Este tipo de censura y debates desconciertan al gobierno y pueblo francés porque se ve envuelto en un escandalete por el solo hecho de haber recibido una visita de cortesía del Presidente del Perú.

—¿El fujimorismo logrará reunir los votos necesarios para la censura?

—Va ser difícil obtener los 67 votos, pero evidentemente esto va ser una llamada de atención hacia la canciller.

—¿Hay argumentos sostenibles para la censura o es un tema netamente político?

—Es un tema básicamente político, se utiliza una excusa para plantear la censura al canciller, cuando se sabe que el jefe de la política exterior es el propio Presidente de la República, quien guía los lineamientos de la misma y dirige el programa de sus propios viajes presidenciales.

—¿Le sorprendió alguna adhesión a este pedido de censura?

—Yo creo que sorprende que se plieguen a la censura bancadas o partidos políticos que han tenido experiencia de gobierno.

GARCÍA, FUJIMORI Y TOLEDO HICIERON LO MISMO Y NUNCA SE PIDIÓ CENSURA DE UN CANCILLER

La paja en el ojo ajeno

Los líderes de los partidos que tienen que ver con la censura, han protagonizado durante sus gobiernos viajes al exterior con desvíos que fueron puestos al descubierto por la prensa, pero en ningún caso se planteó la censura del canciller de turno.

EL TURISTA

Durante su primer gobierno el expresidente García realizó dos viajes que en la época merecieron la atención de la prensa. El primero fue en 1986 cuando salió del Perú rumbo a Zimbabwe, pero apareció en Luxor, ciudad del norte de Egipto. Se informó que García aprovechó el desvío para pasear por el río Nilo, a bordo del yate del traficante de armas Abdul Rhaman el Assir.

Tres años después, en 1989, cuando el gobierno de García se caía en pedazos por el mal manejo a nivel general, el Congreso le autorizó viajar a Belgrado, París, Roma y Madrid. Pero García Pérez terminó en Varsovia, Polonia.

LA RENUNCIA

El caso más emblemático por la forma en que terminó, sin duda, fue protagonizado por Alberto Fujimori, el expresidente que hoy se encuentra preso en la Diroes. Tras anunciar que en julio del 2001 dejaría el gobierno por el escándalo de los “vladivideos”, en noviembre del 2000 Fujimori se embarcó rumbo a Brunei para participar en la Cumbre del APEC.

Fujimori salió rumbo a Japón desde donde renunció a la presidencia vía fax. Escape con alevosía, premeditación y ventaja para no dar la cara ante la corrupción de su gobierno.

LA “PARRANDA”

La dirigencia de Perú Posible y el propio Alejandro Toledo debatían al cierre de esta edición su posición ante la censura a la canciller Rivas, es preciso recordar el viaje que, en mayo del 2006, el presidente Toledo hizo a Viena, Austria, con el objetivo de participar en la cumbre de la Unión Europea y América Latina.

El avión debía pasar por Madrid, pero se desvió a Málaga, para recoger a algunos parientes de la congresista Doris Sánchez. La comitiva de ese avión pasó a la historia pues se descubrió que durante el viaje los pasajeros se pasaron de copas y quedó inmortalizado como el “avión parrandero”.

Henry Cotos


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

1.22691202164