Conflicto minero en Kañaris

Al menos 27 heridos, cuatro de ellos de gravedad, fue el saldo del desalojo efectuado por la Policía Nacional, en la vía de trocha que conduce a la mina Cañariaco, cerca a la localidad de Marayhuaca, del distrito de Incahuasi, en la serranía de la provincia de Ferreñafe, región Lambayeque.

| 26 enero 2013 12:01 AM | Política | 1.8k Lecturas
Conflicto minero en Kañaris
Comunidades campesinas de Kañaris en huelga indefinida.
Policía desaloja violentamente vía de trocha que conduce a la mina Cañariaco. Enfrentamientos dejan 27 heridos.
1800

Esta vía permaneció ocupada por varios días por pobladores provenientes de Kañaris y de lugares aledaños que protestan contra la minera Candente Cooper, y que tomaron esta medida para pedir un diálogo con el gobierno. LA PRIMERA fue el único medio de comunicación que estuvo presente en el lugar de los hechos.

La tensión comenzó a las 10 y 20 de la mañana, cuando los manifestantes advirtieron la presencia de varios efectivos policiales cerca de la zona del bloqueo. Inmediatamente, se acercaron al lugar con envases que contenían agua y sus varas, para impedir el paso de las fuerzas del orden que llegaron para despejar la zona.

Minutos más tarde, llegaron más efectivos desde el otro lado de la vía, proveniente de Uyurpampa, localidad de Incahuasi. Con ellos llegó el fiscal de Jaén, identificado como José Antonio Alvarado Culuche, quien durante hora y media trató de persuadir a los manifestantes para que se retiren de la carretera.

En respuesta, los comuneros aseguraron que podrían hacerlo si es que en la asamblea de hoy, en la que también participarían pobladores de otras comunidades cercanas e incluso estaban invitadas autoridades locales, se tomaba un acuerdo. El fiscal insistió en que lo hicieran en ese momento, pero la negativa fue reiterada. Incluso uno de los manifestantes le increpó ser una autoridad de Cajamarca, y no de la región Lambayeque.

Ante esto, el fiscal Alvarado Culuche afirmó que pasaría junto al contingente policial, faltando cinco minutos para las dos de la tarde. Durante el diálogo con los comuneros, la autoridad afirmó que hacía esto porque “recibía órdenes de Lima”: pero cuando LA PRIMERA le preguntó de quién recibía órdenes, al momento de retirarse para proceder con el desalojo, negó haber manifestado esto, y dijo que ingresaría en su camioneta oficial.

Acto seguido, los policías provenientes de Uyurpampa avanzaron y lanzaron la primera bomba lacrimógena. Los manifestantes respondieron lanzando algunas piedras, pero no pudieron impedir el avance de los efectivos del orden, quienes siguieron arrojando bombas lacrimógenas, y en cinco minutos llegaron a la zona del bloqueo, donde había rocas grandes y ramas de árboles.

Mientras seguían avanzando, los policías apostados al otro lado de la vía lanzaron disparos, que dejaron varios heridos en las piernas, espalda, brazos y hasta en la cara. Una vez que los campesinos se retiraron del lugar, la zona fue despejada horas más tarde.

Al mismo tiempo, los manifestantes comenzaron a llevar a los heridos de bala hacia la posta de Uyurpampa, y a los de más gravedad hasta Chiclayo.

VLADIMIRO HUÁROC
Hablan las autoridades
El jefe de la Oficina de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Vladimiro Huároc, acusó a un sector minoritario opuesto a la actividad minera de haber radicalizado su protesta antiminera. A pesar de ello, dijo que la PCM también mantiene contacto con estos dirigentes al punto que ha acordado con ellos una reunión para mañana (domingo), a fin de acercar posiciones para incorporarlos a la Mesa de Desarrollo para resolver el conflicto con la minera Candente Cooper.

POLICÍA
Culpa a los comuneros
El jefe de la Dirtepol-Lambayeque, coronel Jorge Linares, ratificó que el conflicto entre la Policía y los comuneros se produjo cuando estos últimos se negaron a desbloquear pacíficamente un camino, pese a precisarles que estaban incurriendo en un delito. “Por el contrario, empezaron a agredir y lanzaron objetos contundentes contra el Fiscal y la Policía. Nosotros solo empleamos gas lacrimógeno y perdigones de goma. No se ha utilizado armas de fuego”, enfatizó.


Víctor Liza / Javier Quispe
Enviados especiales


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD