Confirman un aproximado de 50 mil inquilinos morosos en todo el Perú

Carlos Chueca García, gerente general de Inquilinos Morosos S.A.C., una empresa de abogados especializados en casos de arrendatarios incumplidos, dijo que el índice de inquilinos morosos ha aumentado en Lima Metropolitana y especialmente en los distritos de Miraflores y Barranco. Sostuvo que “Ley de los Inquilinos” ayudará poco a poco a disminuir el índice de morosidad.

| 29 abril 2014 12:04 PM | Política | 2.1k Lecturas
Confirman un aproximado de 50 mil inquilinos morosos en todo el Perú
Hay 50 mil inquilinos morosos en todo el país
Miraflores y Barranco son los distritos donde el número más ha crecido en el último año, dice experto en el tema.

Más datos

No cree que Ley de los Inquilinos resuelva de golpe el problema.
2134

—¿Cuántos inquilinos morosos hay en el país y cuál es la magnitud del problema en Lima?

—La base de datos que manejamos de inquilinos morosos indica que existen más de 50 mil reportados a nivel nacional y eso va en aumento. En Lima Metropolitana hay distritos que tienen una mayor morosidad que otros. Hasta marzo del 2014, con relación al año pasado, Miraflores y Barranco habrían elevado su morosidad en 17% y eso es alarmante; en San Isidro y Lince aumentaron los inquilinos morosos en un 11%; en Surco, San Borja, Breña y Ate subieron en 8%. Los distritos con más desalojos por esta causa son La Victoria, Breña, Jesús María, Surco y San Borja.

—¿Por qué se observa ese nivel de morosidad en esos distritos con niveles socioeconómicos A y B?

—Muchos ciudadanos asumen responsabilidades de pago que no van a cumplir. Son personas que simplemente no les da la gana de pagar y no quieren desocupar el lugar por un tema de status o porque quieren estar bien ubicados. Este caso se da en San Isidro. Hay mucha gente que alarga el proceso porque le gusta vivir gratis.

—¿Cuál es el nivel de inquilinos morosos a nivel nacional?

—Lima concentra la mayor cantidad de deudores de alquiler seguida de Arequipa, Cusco, Huánuco, Moquegua y el norte del país. La ley actual es pro-inquilino y el propietario tiene que invertir mucho tiempo y un gasto entre 3 mil y 5 mil soles por todo el proceso de desalojo.

—¿De qué manera beneficiará a los propietarios la llamada “Ley de los Inquilinos”?

—Esta ley solo va a beneficiar a los propietarios en el factor tiempo, es decir, que aparentemente será un proceso mucho más rápido en donde se estipula la figura del allanamiento voluntario que es la propuesta que ha dado el congresista Mariano Portugal. Esperemos que con esta ley se reduzca en algo el nivel de morosidad. Considero que esta ley tiene muy buenas intenciones pero el reglamento deberá ser bastante claro a la hora de poder delimitar las facultades con relación a esta cláusula de allanamiento. Es muy importante que no se vulneren derechos tanto del inquilino como del propietario porque de lo contrario la aplicación de esa ley podría llevar a procesos nulos.

—¿Qué debería aclararse en la norma?

—Por ejemplo se tiene que notificar al inquilino sobre el proceso judicial que se le inicia y luego pueda responder. Se debe tomar en cuenta también la doble instancia y el derecho a la legítima defensa. Todos esos derechos que tienen constitucionalmente todas las personas deben respetarse. Hay que acelerar los procesos porque hoy en día los propietarios son los más perjudicados en relación al arrendamiento.

—¿Cuál es el nuevo proceso que se seguirá con esta ley?

—Una vez que salga el reglamento se aclarará esto. Por lo que hemos leído la norma podemos señalar que el objetivo es que el propietario pueda recuperar su inmueble en el más corto tiempo posible, después de tres meses impagos, con un proceso corto de quince días.

—¿Con esta ley se evita un proceso judicial largo entre el propietario y el inquilino?

—Aparentemente sí, pues se crearán juzgados especializados en donde el propietario podrá hacer la demanda para resolver rápido. Hay que ver primero el procedimiento que se ejecutará. No ganamos nada creando instituciones o juzgados si no hay un procedimiento claro a seguir para que el proceso sea rápido.

—¿Qué pasará con los procesos judiciales que los propietarios están siguiendo contra inquilinos morosos?

—No podrán ser afectados porque esta ley no es retroactiva. Es una buena iniciativa que se aplicará a los inquilinos que no cumplan con pagar pero que hayan firmado contratos con la cláusula de allanamiento voluntario y avalados en una notaría.

—¿De qué manera ayudará este Registro Nacional de Inquilinos Morosos que se propone en la ley?

—No creemos que sea de gran ayuda porque este registro ya existe y se encuentra en la página web www.inquilinosmorosos.com, que se da a nivel nacional y donde uno puede saber qué inquilino moroso ha sido reportado por un propietario, si ha sido sometido a un desalojo o si tiene una deuda pendiente. El registro ya existe. Si el Estado está intentando copiar este registro que ya existe, que lo haga.

—¿Cómo es el proceso judicial actual que se sigue sin esta nueva ley?

—Antes de demandar se tiene que ir a un centro de conciliación, invitar al inquilino a conciliar en una primera y segunda citación. Ese proceso es una pérdida de tiempo porque el 90% de inquilinos no va a la conciliación. Ese proceso hace perder dos meses más de alquiler impago a los propietarios sumando a los tres meses que el inquilino debía al principio. Cinco meses son los que se pierden antes de interponer la demanda judicial. También existe una demora en las notificaciones y la astucia que tiene el inquilino para alargar el proceso. Otros pueden poner recursos de nulidad y de amparo o de revisión. Los procesos actuales demoran de uno a cinco años.

Nuevo proceso contra el inquilino moroso

EXPLICA PORTUGAL

Nuevo proceso contra el inquilino moroso

El congresista de Mariano Portugal dijo que, con la nueva ley, el propietario podrá presentar una demanda ante el juez de paz de su distrito y entregar la documentación que acredite que su inquilino no paga alquiler desde hace tres meses.

El contrato de alquiler debe estar legalizado ante un notario público y tener una cláusula de allanamiento a futuro del arrendatario. Después el juez le da un plazo de seis días como máximo para que demuestre la vigencia del contrato de alquiler o la cancelación del arrendamiento adeudado.

Vencido el plazo establecido por el juez y si el denunciado no ha presentado sus descargos o documentación correspondiente, se procederá a ordenar el desalojo del inmueble en un plazo de 15 días, como máximo, para que el inquilino moroso abandone el inmueble.

Javier Solís

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital