Condenan amenazas a madre de procurador

Los activistas de derechos humanos Francisco Soberón y Rocío Silva Santisteban condenaron ayer las amenazas que recibe la madre del procurador anticorrupción Julio Arbizu, supuestamente de parte de los condenados por actos de corrupción durante la época fujimontesinista.

Por Diario La Primera | 13 ago 2012 |    
Condenan amenazas a madre de procurador
Arbizu está firme en la lucha anticorrupción.
CENSURAN COBARDÍA ANTE LUCHA ANTICORRUPCIÓN

Más datos

COBARDÍA

Arbizu dijo a este diario que su madre recibió amenazas en los últimos días, e indicó que estos hechos provienen de sectores relacionados con aquellos personajes que tienen pendiente el cumplimiento de pagos de reparaciones civiles por haber sido condenados por actos de corrupción. “En distintos momentosha ocurrido que han llamado a mi madre y la han amenazado. Esto es un acto de cobardía, porque quienes estamos investigando y participando de las diligencias (de embargos a sentenciados) a todo nivel somos nosotros, no nuestros familiares”, dijo.

Soberón manifestó que las amenazas son una prueba de que la Procuradoría está trabajando de manera adecuada en la lucha contra los corruptos.

Señaló que las amenazas saldrían de los condenados que están nerviosos porque la lucha contra la corrupción está dando sus resultados. “Obviamente surge la sospecha de que las amenazas salen de quienes están vinculados a los sectores de las mafias que operaron en regímenes pasados”, dijo.

“Es condenable todo tipo de hostigamiento y amenazas a quienes cumplen su función de manera adecuada. Esperamos que el Estado le brinde todas las garantías y seguridades para que continúen las investigaciones a fin de acabar con la impunidad. Nuestra solidaridad con el procurador anticorrupción Julio Arbizu y su madre; y con los que alguna vez puedan estar bajo hostigamientos y amenazas”, acotó Soberón.

Por su parte, Silva Santisteban sostuvo que las amenazas deben parar y que el Estado debe darle garantías a los que están luchando contra la corrupción. “La mafia sigue viva, a las personas que trabajan en temas anticorrupción deben tenerlas alertas”, sostuvo.

“A quienes trabajamos en derechos humanos, anticorrupción y justicia siempre nos van a llamar, porque esa gente siempre quiere amedrentar. Arbizu es alguien no grato para ese tipo de gente. Hay que ser valientes para meterse en anticorrupción”, agregó.

Ambos activistas recordaron que, en distintas épocas, fueron objeto de amenazas. “Recibí medidas cautelares de la Corte Interamericana de Derechos Humanos durante el régimen fujimorista y vigilaron las oficinas de Aprodeh (por las amenazas). Nos llegó una ofrenda floral y recibí amenazas telefónicas”, recordó Soberón.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.