Concurso para Graña

El actual gobierno es corrupto, pero además es torpemente corrupto. Lo prueba que el Tribunal Constitucional le haya tenido que corregir la plana en uno de sus más importantes proyectos, al demostrarle que no otorgaron un trato equivalente a los diferentes postores que se presentaron a la licitación de los terrenos del aeródromo de Collique.

| 08 julio 2009 12:07 AM | Política | 351 Lecturas
Enfoque
351

El proyecto de vivienda de Collique estaba diseñado como un hermoso regalo de dinero al cotizar el valor del terreno como si se tratara de tierra eriaza, al promover como base del concurso el precio final de venta de los diferentes tipos de vivienda (el que ofrecía el mejor precio era el ganador), y al ocultar la parte del león del negocio que era la construcción de un gran centro comercial sobre el área concesionada.

Parece evidente que una propuesta de estas características tenía, como se dice, un ganador en la cabeza, aún antes de licitarse. Es por eso que ocurre lo que finalmente ha sancionado el TC, que ante el incumplimiento del Consorcio Graña y Montero-Besco, en presentar en la fecha fijada la carta de compromiso de financiamiento (el banco asegura que financiará la obra), Proinversión con toda inocencia le llama la atención para que “precisen el alcance de su compromiso”, cuando debería haberlos descalificado.

Pero el abuso fue más lejos. En el momento de apertura de sobres los magos de Proinversión y el Ministerio de Vivienda encontraron que en el caso de las viviendas Tipo I (Techo Propio) la mejor oferta era la de Graña que ganaba con una oferta que era 52 millones de soles más barata que la de DH Mont (para todo el paquete de viviendas); pero en las de Tipo II (Programa Mi Vivienda) la propuesta de Graña-Besco tenía un costo total de 347 millones, mientras la de su rival de sólo 200 millones. En el balance final la mejor oferta era la de DH Mont por 95 millones de soles.

Eso produjo un visible cortocircuito (todo está filmado) y se resolvió de manera increíble. Trajeron otra computadora e indicaron que el aparente ganador en realidad estaba eliminado, porque el precio que ofertaban era demasiado bajo (cuando el concurso consistía en bajar las ofertas). Pero la mesa dio por acabado el concurso y le negó la posibilidad de apelación al malamente vencido.

Luego vino el festejo de Alan García en el CADE, cuando desde la mesa saludó a su amigo Pepe Graña y la monumental obra que le había encargado, mientras se burlaba de los críticos del aerodromicidio: “¿Qué prefieren ustedes?, hay una avioneta allí, una avioneta, ¿prefieren ustedes vivienda para 100 mil personas…o mantener una pista ociosa para una avioneta?”.

Ahora el problema es que Pepe Graña ya hizo un fuerte desembolso, pero el tribunal lo ha dejado fuera del concurso, y DH Mont ha sido restituido en carrera pero el proyecto se ha tornado irrealizable no sólo por la oposición que suscita, sino porque viola principios constitucionales. Y el problema no es de Mont ni de Graña, sino de García que ni la corrupción la hace eficientemente.

Por Raúl Wiener

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD