Con saludo fascista García inaugura Cristo del Pacífico

En medio de una andanada de críticas, a las cuales pasó por alto, e invocando el grito fascista ¡Viva Cristo Rey! que utilizaron las falanges franquistas españolas, el presidente Alan García inauguró ayer el polémico “Cristo del Pacífico”, efigie ubicada en el Morro Solar, en Chorrillos.

 

Por Diario La Primera | 30 jun 2011 |    
Con saludo fascista García inaugura Cristo del Pacífico
Gritó: “¡Viva Cristo Rey!”, frase que usaron las falanges franquistas españolas.
Portátil fujimorista aprovechó evento para pedir la libertad de Alberto Fujimori.

Más datos

DETALLE

La imagen, equipada con un moderno sistema de luces que permitirán apreciarla desde diferentes puntos de la ciudad, recibió también la bendición del Nuncio Apostólico, Bruno Busaró, quien lo hizo en nombre del Papa Benedicto XVI.

Durante la ceremonia participaron varios integrantes de su gabinete ministerial, así como el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Miguel Cabrejos, invitados especiales y decenas de ciudadanos entre los que figuraban apristas y fujimoristas.

En sus trece
En su discurso de orden, García pretendió justificar la construcción del monumento de 37 metros de altura con la intención de que esta estatua, similar a la del Cristo del Corcovado, en Brasil, genere esperanza en la población creyente del Perú.

García agradeció a los “amigos y empresarios” que ayudaron económicamente a levantar esta obra que durante las últimas semanas generó una serie de controversias entre diversas personalidades, entre ellas la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, así como de urbanistas y arquitectos.

En su mensaje, el presidente pidió a la imagen de Cristo protección para el pueblo peruano, así como que derrame sus bendiciones para que el país continúe en su “camino de concordia, perdón y reconciliación”.

Fujimori, libertad
Cuando dijo estas palabras, entre el público presente, un nutrido grupo de personas pedían a viva voz el indulto al expresidente Alberto Fujimori. “Alan, libertad para Fujimori”, gritaban.

Llamó la atención que junto a los ministros de Estado, las autoridades eclesiásticas y demás invitados asistentes, estén presentes las congresistas fujimoristas, Luisa María Cuculiza y Martha Moyano, esta última especialista en movilizar portátiles.

En otro momento de su discurso, Alan García tomó la Biblia y leyó el Sermón de la Montaña, en la que, como si se tratara de un mensaje cifrado, pidió no caer en venganzas ni persecuciones judiciales, así como tener la voluntad de perdón.

“Para eso se ha levantado este Cristo, para que se vea desde todo Lima y recuerde a padres, hijos, hermanos, pobres y ricos que son solo seres humanos pasajeros que deben perdonarse y amarse. Viva Cristo Rey, viva el Perú”, culminó.


Helio Ramos
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.