Comisión de Ética se ha politizado

La Comisión de Ética del Parlamento se ha politizado y están realizando una persecución política e ideológica en el caso del legislador Javier Diez Canseco, consideró ayer el miembro de este grupo de trabajo, Jaime Valencia, de Gana Perú.

| 22 octubre 2012 12:10 AM | Política | 1.8k Lecturas
Comisión de Ética se ha politizado
Pretenden castigar a Diez Canseco por razones políticas.
“Han convertido la comisión en la Santa Inquisición y no actúan de forma objetiva en algunos casos”, dijo Valencia.
1831

“Han convertido la comisión en la Santa Inquisición y no actúan de forma objetiva, la verdad que lamento lo que sucede”, remarcó.

Sostuvo que debe evitarse darle un uso político a la comisión y que no se trata de a cuántos fujimoristas o de cuántos de Gana Perú hay que tumbarse en el Congreso, sino de actuar con responsabilidad.

Valencia rechazó de que hubo presiones para firmar el dictamen de la comisión que declara infundado al pedido de suspensión por 90 días contra el conocido hombre de izquierda.

El parlamentario consideró que en determinados casos algunos de los miembros de la Comisión de Ética actúan por intereses partidarios y contra quienes consideran sus opositores políticos, sin mediar las consecuencias a la imagen de este grupo.

El pasado lunes la Comisión de Ética recomendó al Pleno suspender por 90 días a Diez Canseco por supuestamente favorecer a su exesposa e hija con un proyecto de ley gracias a los votos de los parlamentario Mauricio Mulder, del Apra; Juan José Díaz Dios, del fujimorismo, y Michael Urtecho, de Solidaridad Nacional.

Valencia que junto a su correligionario Sergio Tejada y el congresista de Perú Posible, Juan Castagnino, firmaron el dictamen en minoría, contrario a la suspensión, salió frente a las acusaciones lanzadas por el peruposibilista, que aseguró que Diez Canseco semanas antes de la emisión del informe sobre su caso le presentó un documento para que lo firmara “pero jamás me mencionó que era en minoría”. Castagnino dijo que pensó que el documento que suscribió era el informe final.

“Nosotros no somos niños y leemos antes de firmar”, acotó el parlamentario de Gana Perú, luego de aclarar desconoce lo sucedido con Castagnino, pero reiteró que no existió ningún tipo de coacción a los firmantes del dictamen en rechazo al pedido de sanción contra Diez Canseco.

“Nadie nos puso una pistola para firmarlo”, repitió antes de agregar que solo Castagnino en su conciencia sabe por qué decidió retirar su firma.

Valencia aclaró que firmó dicho documento con responsabilidad y en coherencia a sus principios. En este sentido, reiteró que, de acuerdo al propio Código de Ética del Congreso, el parlamentario de izquierda no incurrió en falta a la ética, pues nunca se produjo un debate del proyecto en el Pleno que presentó sobre la compra de acciones y por lo tanto él no pudo aclarar si favorecía o no a su exesposa e hija.

Al respecto, Valencia dijo que este proyecto no busca beneficiar a un pequeño grupo, sino a grandes grupos y recordó que el mismo fue presentado antes por lo menos doce veces.

También trajo a colación que la propia Secretaría Técnica de la comisión declaró infundada la denuncia contra el parlamentario izquierdista.


Vilma Escalante
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario