Cipriani se pronuncia contra el aborto en el Sermón de Viernes Santo

Durante su explicación de la séptima palabra que pronunció Jesucristo en la cruz, el cardenal Juan Luis Cipriani aprovechó para arremeter una vez más contra cualquier forma de aborto, frente a demandas de que se ponga en vigencia una ley que autoriza el terapéutico y se despenalice la interrupción de embarazos producto de violación.

| 19 abril 2014 10:04 AM | Política | 1.5k Lecturas
Cipriani se pronuncia contra el aborto en el Sermón de Viernes Santo
Se pronuncia contra el aborto
1507

Ante la atenta audiencia de los miles de fieles que colmaron desde tempranas horas la Basílica Catedral de Lima, el Monseñor Cipriani reiteró su posición contra esta iniciativa y aseveró que está dispuesto a defender con su propia vida la vida de las criaturas desde el primer instante de su concepción. Sostuvo, además, que no se puede tratar este tema en base a las encuestas o mediciones de popularidad.

Cuando quieren que me calle y no diga nada sobre el aborto o matar a una criatura, yo solo digo: defiendo la vida de ese pequeño con mi propia vida. Estoy dispuesto a entregar mi vida por la de ese pequeño en el vientre de su madre. No hay excusas, no hay mayorías ni minorías para matar a una criatura”, apuntó el cardenal.

Precisó, asimismo, que sus pronunciamientos no son respecto al ámbito político sino únicamente en defensa de la vida, aunque sus palabras presionan sobre las decisiones de los parlamentarios frente a un proyecto de ley de despenalización del aborto en casos de mujeres embarazadas por violación.

Yo no hablo de política, hablo de la vida y defender la vida. El primer derecho humano, el derecho a vivir, el que no vive no tiene ningún derecho porque no existe. Por eso defendemos la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural”, añadió.

AMOR

El arzobispo de Lima también aprovechó el Sermón de las Siete Palabras para invocar a las familias peruanas a darse más muestras de afecto y respeto entre todos sus miembros.

Vivimos la época de la soledad. Hay mucha comunicación, pero tenemos el corazón solo y frío. Mamá, aprende a darle un beso a tus hijos. Hijas e hijos, denle un abrazo con ternura a los papás. No sean fríos. ¿Por qué no regresar a ese hogar cariñoso donde se lloraba y se reía? ¿Cuántos problemas podríamos resolver con un poquito de cariño y dulzura?”, señaló.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

1.01248407364