Cipriani sabotea el diálogo

Pone en duda utilidad de conversaciones y niega autoridad a facilitadores. También cuestiona a quienes pidieron la intermediación de la Iglesia Católica y ataca a dirigentes cajamarquinos.

Por Diario La Primera | 08 jul 2012 |    
Cipriani sabotea el diálogo
El cardenal Cipriani cuestionó el diálogo sobre Conga cuando aún no se inician las conversaciones.

Más datos

NO IMPONER

Tras señalar que se necesita “actores dispuestos a conversar” para encontrar una salida a las diferencias en torno al proyecto minero Conga, rechazó que el Ejecutivo pretenda imponerse sobre nadie ya que -anotó- lo que se requiere es acercar posiciones.

El cardenal Juan Luis Cipriani se lanzó ayer sorpresivamente a cuestionar el diálogo sobre el conflicto Conga y hasta intentó negar representatividad al obispo Miguel Cabrejos como facilitador, pese a que éste cuenta con el aval de la Conferencia Episcopal, máxima representación de la Iglesia Católica nacional.

“Todo el mundo está contento de esta facilitación, intermediación, negociación (...) Todas esas frases son muy bonitas, pero yo diría abrir los espacios a la verdad, porque si no hay verdad no va a haber entendimiento, me parece que este esquema que se viene utilizando en Cajamarca es un esquema conocido, de violencia y destrucción”, afirmó.

El arzobispo de Lima pretendió sembrar dudas sobre los resultados del diálogo, pues manifestó que “veo muy difícil y compleja la situación, y creo que no se trata de decir ‘ojalá que tengan suerte’; sino que se trata de decir ‘ojalá que el estado de derecho y ojala que el respeto a las leyes se plasme en el país’, porque lamentablemente el lenguaje y los modos usados por las autoridades en Cajamarca ha sido desafiante”.

Incluso hizo alusión a sus críticos, de quienes dijo que “tantas veces le han dicho a la Iglesia que se calle, a mi me lo han dicho tantas veces”. “Ahora se ve que acuden de una manera impresionante, ¿no será que están buscando un sector político más que una presencia de la Iglesia?”, sostuvo.

“No hace falta un diálogo para que yo pueda caminar por la calle, para que se respete mi planteamiento personal; se tiene que decir que el marco de un estado de derecho se atropella, y entonces estamos acercándonos a una violencia institucional que no quiere aceptar el juego de la democracia”, agregó.

Sobre el pedido de intermediación de representantes de la Iglesia Católica, Cipriani manifestó que “no le pidamos tampoco a la Iglesia (que participe), la Iglesia trae la salvación, trae la ayuda a ese pueblo, procura anunciar los valores que trajo Jesucristo, los valores de la verdad, es imposible llegar a la paz si no hay verdad”.

Pese a estas declaraciones, Cipriani bendijo “la presencia del monseñor Cabrejos en esa búsqueda de la verdad y de la dignidad de la persona humana, ojalá que veamos una luz después de unos días”.

Respecto a la participación como facilitadores del monseñor Miguel Cabrejos y el sacerdote Gastón Garatea, Cipriani adujo que ambos no tendrían la representatividad de la Conferencia Episcopal, pese a que el primero pidió y obtuvo la aprobación de esa instancia, que representa a la Iglesia católica peruana.

En su programa radial “Diálogos de fe”, en el que hizo estas declaraciones, Cipriani omitió mencionar siquiera al sacerdote Gastón Garatea, a quien retiró la licencia sacerdotal, lo que equivale a una suspensión de sus funciones ministeriales.

SE LANZA CONTRA ARANA
Cipriani manifestó que tanto Marco Arana como las autoridades y dirigentes sociales que lideran las protestas contra el proyecto minero Conga “deben pedir perdón” al país y la población peruana “por haber desafiado el Estado de derecho”.

“Yo pienso que es una mentira bastante organizada la que han impuesto (los opositores al proyecto Conga). Pero quiero decir, con toda franqueza, que el tema es muy complejo. Aquí hay intereses, no solamente de dos partes, sino que hay muchas ONGs de afuera haciendo daño al país. Y hasta ahora no se aclara. Pienso que hay un juego de empresas que no quieren que esa compañía que está ahora ahí sea la que explote ese recurso”, anotó.



CONFERENCIA EPISCOPAL
La aceptación de la mediación de la Iglesia por el gobierno se produjo luego que la Conferencia Episcopal Peruana invocase a todos los actores en conflicto, en un comunicado del 4 de julio, a dialogar y “a dejar los discursos que incitan a la violencia”, así como “medir la fuerza con que se aplica el control de los enfrentamientos”.

En tal sentido, los invitó a “reflexionar juntos sobre las soluciones concertadas y de modo especial para desistir de la violencia como una manera de lograr los objetivos de una comunidad o de un pueblo”.

Asimismo, los obispos del Perú insistieron en defender la vida como un valor supremo que, en cualquier circunstancia, “debe ser protegida y privilegiada, tanto la de nuestras comunidades campesinas, como las que quienes, en cumplimiento de su deber constitucional, procuran el restablecimiento del orden”.

Tras acompañar el dolor de las familias de los cinco fallecidos en los enfrentamientos de los últimos días en las provincias de Celendín y Hualgayoc, la Conferencia Episcopal exhortó a las comunidades de Cajamarca “a la serenidad” y a “cesar el enfrentamiento entre compatriotas” y “reiniciar, en el más breve plazo, el canal del diálogo”.

MAÑANA ARRANCA
Entretanto, en la sede del gobierno regional de Cajamarca todo ha quedado listo para recibir mañana a las 10:30 horas al arzobispo de Trujillo, monseñor Miguel Cabrejos, (facilitador propuesto por el presidente Ollanta Humala), y al sacerdote Gastón Garatea (propuesto por el defensor del Pueblo interino, Eduardo Vega, y por el gobierno regional

Al respecto, el analista político Carlos Reyna dijo a LA PRIMERA que el diálogo entre el Ejecutivo y las autoridades y organizaciones sociales de Cajamarca, debe incluir a la empresa minera Yanacocha y abordar los temas que están en el núcleo del conflicto, principalmente el destino de las cuatro lagunas involucradas.

Consideró muy complicada la tarea de los facilitadores del Diálogo en Cajamarca, habida cuenta que será muy difícil “pretender una solución que simplemente haga caso omiso de lo que la población quiere”.

“Entonces, lo que el diálogo debe resolver es cómo hacemos para que esas cuatro lagunas no sean tocadas. El mismo presidente ollanta Humala ya pidió a Yanacocha que no toque dos de ellas”, recordó.

Según Reyna, de no llegarse a ningún acuerdo sobre la preservación de las lagunas, un referéndum que decida si se lleva adelante o no el proyecto Conga sería la única salida posible que evite una confrontación violenta que acabe por desestabilizar el país.

GOBIERNO
Por su parte, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, consideró que la violencia en Cajamarca es producto de la presencia de muchos liderazgos que no hablan entre sí, divididos y con diferentes opciones.

Tras estimar que los líderes democráticamente elegidos en Cajamarca deben asumir a cabalidad su papel y promover el diálogo, Pulgar-Vidal sostuvo que desde noviembre del 2011 el Ejecutivo ha puesto atención a las demandas de la región.

De otro lado, la vicepresidenta Marisol Espinoza dijo esperar que la voluntad del Gobierno de “tender un puente” de diálogo, con la designación de monseñor Cabrejos como facilitador, sea correspondida por las autoridades de la región Cajamarca.


Javier Soto
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.