Cien millones se hicieron agua en Sedapal aprista

Durante el último gobierno aprista habría ocurrido una sobrevaloración por cien millones de soles en la adquisición sin licitación e instalación de medidores que no cumplen con las normas técnicas peruanas en un proceso a cargo de la empresa Sedapal, el cual es investigado por la Megacomisión, según documentos obtenidos por LA PRIMERA.

Por Diario La Primera | 20 ago 2012 |    
Cien millones se hicieron agua en Sedapal aprista
Tremendo robo al Estado.
MEGACOMISIÓN INVESTIGA TREMENDO FAENÓN

Más datos

HASTA EL AIRE

El Servicio Nacional de Metrología del Indecopi constató que Sedapal cobra a varios usuarios hasta por el aire que se filtra en sus conexiones, lo que hace incrementar considerablemente los montos en los recibos de los clientes por el agua que llega a sus casas, sobre todo en los distritos más pobres de la capital.

El legislador y miembro de este grupo investigador Yonhy Lescano, evitando entrar en detalles, confirmó a este diario que existen poderosas sospechosas de que en todo el sistema de Agua y Alcantarillado implementado, a través del Sistema Integral de Actividades Comerciales (SIAC), creado por la gestión aprista, habría una sobrevaloración de 100 millones de soles.

Precisó que solo la compra de medidores significó un gasto de 117 millones de soles los que sumados a los servicios anexos da un monto de 538 millones de soles, la cual “estaría sobrevalorada en cien millones de soles”.

Dijo que posiblemente estas decisiones, que involucran considerables sumas de dinero, implicarían a personajes del más alto rango del gobierno, pues consideró que los funcionarios de Sedapal no pudieron actuar solos.

PREPARARON TERRENO
Las indagaciones realizadas por este grupo especial, determinaron que desde antes del segundo gobierno de Alan García, representantes del Apra colocados en puestos claves habrían preparado el terreno para este cuestionable hecho.

Entre ellos salta el nombre del entonces secretario general de Sedapal, Julio Herrera Pumayauli, quien se opuso insistentemente a que el gobierno de Alejandro Toledo adquiera medidores en el marco de la ley.

Para impedirlo, Herrera Pumayauli adujo que en la adquisición no participaban trabajadores de Sedapal o que había detrás una intención de privatizar o tercerizar los servicios de esta empresa. Para entonces tenía como asesor a Hernán Garrido Lecca, quien luego sería ministro de Vivienda del gobierno aprista.

Con el gobierno aprista y con Herrera Pumayauli como congresista y Garrido Lecca en el Ministerio de Vivienda, mediante el concurso público 035 del año 2009, la administración aprista de Sedapal crea el “Sistema Integral de Actividades Comerciales” (SIAC).

A través del SIAC, Sedapal instaló y gestionó 1 millón 104,191 medidores de agua. Al respecto, el presidente de la Megacomisión, Sergio Tejada, comentó que con Herrera Pumayauli como congresista “el gobierno aprista le dio un interés especial al tema de los medidores”.

Tejada remarcó que al parecer la compra fue producto de un trabajo de varios años realizado por la gestión aprista para evaluar de qué forma sacarían adelante el SIAC. “Recién en el 2010 se pasa al Sistema Integral de Actividades Comerciales (SIAC) que tiene otros montos que el anterior”, precisó.

Sostuvo que existen elementos que llaman la atención, “por ejemplo, Sedapal no contaba con el presupuesto que requirió el SIAC, sino solo con 44 millones de soles”.

Añadió que durante el proceso muchos montos crecían y que algunos funcionarios observaron el presupuesto y los costos-beneficios, pero igual se siguió con el SIAC.

SIN LICITACIÓN
Por la cantidad de medidores, 1 millón 104,191 medidores, dicha adquisición ameritaba una licitación a fin de obtener los mejores precios. Sin embargo, se hizo mediante un Concurso de Servicios que incluía la Implantación, la Gestión y actividades complementarias de los medidores y el suministro de los mismos.

Como este concurso requería contar con un monto de valor referencial, Sedapal pidió a empresas del rubro enviar sus cotizaciones, pero solo se tomó en cuenta las remitidas por las empresas Aguaazul Bogotá S.A. y COM S.A., las que, coincidentemente, utilizaban porcentajes de costos indirectos demasiados elevados. Estas dos empresas fueron las que finalmente se impusieron en dicho concurso.

MONTOS INFLADOS
Por una supuesta mejora de facturación entre gastos generales, utilidades y bonificaciones se consideró en promedio 60% más sobre los costos directos por estos conceptos, cuando lo usual para estos casos es de un 25%.

Este 60% más sobre los costos directos no solo fue aplicado en los servicios, sino también a los materiales suministrados, cuando, por ser una prestación de servicios, solo se tenía que rembolsar los materiales suministrados.

Es decir, los contratistas compraban medidores de los proveedores muchas veces más caros y se los proporcionan a Sedapal, pero a 60% más de valor. “Eso nos llamó la atención y hemos solicitado qué criterios se siguieron para ir por encima de los valores referenciales”, sostuvo Tejada.


Vilma Escalante
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.